REGÍSTRATE | SUSCRIBETE | english


Reseña: Adicto - Paco Cifuentes

Un ritmo imposible de evitar seguir con la punta del zapato. El cantautor sevillano Paco Cifuentes lanza su disco Adicto. A las palabras, a los acordes de su guitarra zurda, a las rimas sin ripios.


Por:  Manolo M-A
 Enviar a un amigo Cerrar X 

¡Corre la voz!

  *Email de tu amigo:
  *Tu nombre:
  Mensaje personal (opcional):
250 carácteres máximo.
 
No guardamos ni utilizamos estos datos para ningun otro uso aparte de mandar un enlace a este artículo a tu amigo.

Artista: Paco Cifuentes
Género: cantautor
Nació: 2006
Discográfica: Sello Autor
¿Necesario? Porque viste las canciones de domingo con su voz rasgada

Exprime canciones con oficio. Las viste de domingo, las peina con un violín si hace falta, las perfuma con su voz rasgada, les pone bien los cuellos para aguantar las notas agudas que desgarran y tanto gustan. Paco Cifuentes las deja salir a pasear acompañadas del piano de Alejandro Martínez o la enigmática voz de Carlos Chaouen. Y después… ¡nada de misa de 12! Suelta las canciones a caminar por las calles hasta que el cuerpo aguante. En su nuevo trabajo todas las canciones salen de su puño y letra, las adorna, las mima y se las cree.

Las manos en la boca de la portada quizás oculten muchas cosas que aún no le ha dado tiempo a decir, cosas que se han quedado en el tintero. Es un cd con un diseño sencillo y desaliñado, sin grandes pretensiones, pero con una maquetación y unas fotos atractivas –aunque nada del otro mundo- que nos intentan descubrir al personaje en cuestión, al mismo tiempo que juegan con el tópico “lo importante está en el interior”.

SimpleViewer requires Macromedia Flash. Get Macromedia Flash.
This is a WPSimpleViewerGallery


Es la primera vez que lo vemos detrás de un proyecto tan serio y elaborado como éste. Bajo el sello Deaquelia y grabado en Madrid, pero sin haber olvidado nunca sus raíces: aquella ciudad tan jodida para los artistas: Sevilla. Por eso las canta sin miedo a los dejes ni a esos ritmos frescos y cercanos al flamenco. Desde el Guadalquivir hasta las entrañas de los escuchantes, cuales quiera que seáis, de donde vengáis y en cualquier lugar. Te valen dos oídos y sobre todo, mucho corazón.

Con arreglos musicales realmente espectaculares, emotivos, y elaborados, va desgranando este trabajo cargado de buenas intenciones, sin pretensiones ni pesadez. Dinámicos y pegadizos, los temas románticos no inciden en motivos superficiales. Cada instrumento nos quiere contar su propia película, la de interpretar a Paco, esa maraña de ideas y vivencias. Que no es poco.

Tiene el sevillano una carta de presentación envidiable, trabajada a lo largo de muchos encuentros en bares, garitos, tascas, festivales, televisiones, viajes, pueblos, ciudades, países y muchas salas. Infinitas. En ellas es donde se ha visto el directo y se ha olido la madera de su guitarra y las tablas de un artista de gran talla. Quizás en el cd se eche en falta esa frescura que desprende su directo, pero este disco es de los que te puedes llevar a un rinconcillo pequeño y disfrutarlo sin ningún ajetreo, ni ruidos, ni nadie que te eche el humo a la cara. Salvo Paco.

Poseen algunas canciones cierto aire de pesimismo romántico, inevitable cuando hablamos de cantautores españoles, pero que intenta matizar suavemente con vientos del Sur que pegan como ráfagas sencillas y tan agradables…

Se suma la producción sólida de un maestro: Javier Monforte (Luz Casal, Aute, Antonio Vega…) moldeando notas, sonidos y hasta ruidos que te hacen esbozar una sonrisa nada más empezar. Temas como Vigas de madera”o el clásico (en su repertorio) Belle de Jour dan que hablar o por lo menos, conversar, que de eso se trata.

De rama en rama, va jugando con los matices y les gana la partida a las metáforas y a las frases que huelen a estación, a noche y a colchón. No hace falta decir que Paco está en la calle, aguantando el tirón del difícil mundo de la canción y del mercado. Abriendo hueco y buscando sitio en algún lugar, pero ¿qué lugar?

Se nota que Paco Cifuentes está hecho de vaivenes, de vientos de Bolonia y aire seco de Madrid. Llevó a cabo su particular pacto de mantener una voz sutil y jonda por mucho tiempo. Desde La Carbonería sevillana hasta el Libertad 8 ha pasado mucho tiempo, ha subido y bajado mucho de los escenarios, se ha empapado de los clásicos cantantes, pero mama de las grandes bandas del rock nacional y su siglo es el XXI. Se demuestra en cada composición.

Su intención era declararse ‘adicto’ a muchas cosas: a las palabras, a los acordes de su guitarra zurda, a las rimas sin ripios, y si nos ponemos, al grito desesperado de aquel que tiene muchas cosas y casas por delante.

Paco canta con el invierno asomándose por la ventana de una gran ciudad, aunque nos demos cuenta de que cambian las estaciones con su voz, con los matices. Lo mismo es verano y nos gusta la humedad, que te anuncia la primavera con un ritmo imposible de evitar seguir con la punta del zapato.


Discografía


Estos discos relacionados con Reseña: Adicto - Paco Cifuentes pueden interesarte.

Enlaces





0 comentarios.


Comenta este artículo :

A tener en cuenta: Los comentarios fuera de tono o inapropiados serán editados o borrados. Las direcciones de correo nunca serán publicadas. Ten también en cuenta que los campos marcados con * son obligatorios.







Buscar 
bar

 

pregúntanos

A dónde ir, qué ver, qué comer... PREGÚNTANOS.
ayuda

 

AGENDA
CULTURA
NEGOCIOS
EXPLORA
SOCIEDAD
SERVICIOS
Tertulia Andaluza S.L. 2019 © Todos los derechos reservados. Aviso Legal. Tertulia Andaluza Web Design