REGÍSTRATE | SUSCRIBETE | english


Isabel Vázquez

Forma parte de ese grupo de personas que se apasionan por lo que hacen y que consiguen transmitir esa emoción al público. Lo hace a través de su cuerpo, del movimiento, de la acción, de ese hilo conductor que es la danza contemporánea, que nos lo promete, existe en Andalucía. Le creemos y seguimos sus pasos hasta darnos de bruces con un panorama en constante lucha por ser reconocido. Isabel Vázquez es una de sus guerreras más activas y presenta en Sevilla InFame o el placer de lo efímero.


Por:  Lakshmi I. Aguirre
 Enviar a un amigo Cerrar X 

¡Corre la voz!

  *Email de tu amigo:
  *Tu nombre:
  Mensaje personal (opcional):
250 carácteres máximo.
 
No guardamos ni utilizamos estos datos para ningun otro uso aparte de mandar un enlace a este artículo a tu amigo.

Bailarina e intérprete
Nació: en 1964
Ubicación: Sevilla
Destaca por: su esfuerzo por el reconocimiento de su profesión

Si de algo puede hacer gala Andalucía es de la capacidad de sorprender al más incrédulo. Basta con mirar tras una rama, tras una pequeña puerta, tras la sombra de un teatro para que surjan decenas de creativos e idearios con nombre propio y espíritu común: el de conseguir trabajar en lo que a uno le nace de las entrañas.

Contra viento y marea, esta sevillana de nombre corriente pero de talento excepcional ha conseguido reivindicar un lenguaje que le es propio y vivir de él. “En Andalucía todavía mucha gente piensa que la danza no es una profesión”, cuenta Isabel Vázquez. Para ella no fue un impedimento: dio el salto de la Licenciatura de Historia del Arte a los escenarios y hoy ya cuenta con una escuela de artes escénicas -Centro de Artes Escénicas- y una productora -Excéntrica Producciones-, además de una dilatada carrera a nivel nacional.

SimpleViewer requires Macromedia Flash. Get Macromedia Flash.
This is a WPSimpleViewerGallery


“La creatividad y las ganas eran las mismas ahora que hace 20 años”, explica la artista, “lo único que ha cambiado es la proyección de los trabajos que se hacen en Andalucía”. Parece no ser suficiente. A los espectáculos de danza que se gestan en la región les cuesta entrar en el mercado nacional y ésta, para Vázquez, es una de las mayores carencias del sector: “Cuando vamos fuera todo el mundo se sorprende de la calidad de las obras, porque piensan que aquí no hay nada. Como si fuera un desierto: ¿Y sois de Sevilla? Pues sí. Somos de Sevilla”.

Un día decidió coger al toro por los cuernos y ponerse al frente de su propia productora. Lo hizo “por pura necesidad: había tenido un hijo y abierto la escuela, nadie me llamaba para trabajar, como si me hubiera jubilado”. Creó Excéntrica Producciones en 2008 junto con Gregor Acuña e Ignasi Vidal y nació Yo Cocino y él Friega los platos, una obra que reflexionaba sobre las relaciones humanas. En 2009 estrenó InFame o el placer de lo efímero, un espectáculo que tilda de “inclasificable” y que muestra “de lo que uno es capaz para conseguir estar donde quiere estar”. Con ambas, Isabel Vázquez y su equipo han demostrado que la danza puede abarcar lo cotidiano con total naturalidad.

La Dolce Vita (Federico Fellini, 1960), El Ángel Exterminador (Luis Buñuel, 1962), El Guateque (Blake Edwards, 1968) fueron las películas que inspiraron la mente de la bailarina sevillana. Ellas y los reality shows: “una de las cosas que más me ponen los pelos de punta es ver hasta dónde se expone la gente y hasta dónde somos capaces de ver, de aguantar, los espectadores”. Con el reconocido coreógrafo y bailarín Rob Tannion a la dirección, la obra conjuga teatro, danza, música y performance con el fin de hacer reflexionar al público sobre lo banal de las apariencias a través de unos personajes esperpénticos llevados al extremo. ¿Lo efímero? “Todo lo precioso dura poco. Evidentemente el éxito entra ahí. Todos estamos enganchados a esa sensación de fantasía que realmente no dura”.

El Festival Internacional de Danza Itálica, el Mes de la Danza de Sevilla son iniciativas privadas que se las ven y las desean para poder continuar su andadura. De hecho, el Mes de la Danza de Sevilla lleva varios años sufriendo el riesgo de no celebrarse, una lucha que se vio reconocida en 2009 con el Premio Max de la Crítica. “El público tiene mucha más sensibilidad de lo que los programadores y los políticos creen. El verdadero enemigo de la danza contemporánea en esta comunidad es el programador y el político”, concluye Isabel Vázquez.

Siguiendo su rastro encontramos a Alberto Huetos, a Guillermo Weickert, a Juan Luis Matilla, a Blanca Li, artistas que perseveran porque a la danza contemporánea se le reconozca su lugar en la cultura andaluza. Todos realizan un esfuerzo titánico no por formar parte de esa fama placentera pero efímera que ronda los escenarios, sino por defender un arte que tiene vida, y mucha, en Andalucía. Desde luego, pocas luchas pueden presumir de tanta belleza.

Vídeo


Enlaces





0 comentarios.


Comenta este artículo :

A tener en cuenta: Los comentarios fuera de tono o inapropiados serán editados o borrados. Las direcciones de correo nunca serán publicadas. Ten también en cuenta que los campos marcados con * son obligatorios.







Buscar 
bar

 

pregúntanos

A dónde ir, qué ver, qué comer... PREGÚNTANOS.
ayuda

 

AGENDA
CULTURA
NEGOCIOS
EXPLORA
SOCIEDAD
SERVICIOS
Tertulia Andaluza S.L. 2019 © Todos los derechos reservados. Aviso Legal. Tertulia Andaluza Web Design