REGÍSTRATE | SUSCRIBETE | english


Reseña: El Gran Inquisidor - Excéntrica Producciones

Una historia de Dostoievski ambientada en Sevilla, pero con proyección internacional y de candente actualidad. Leonardo Sardiña reseña el espectáculo teatral de El Gran Inquisidor de Excéntrica Producciones en La Fundición en Sevilla. La lucha por una conciencia libre


Por:  Leonardo Sardiña
 Enviar a un amigo Cerrar X 

¡Corre la voz!

  *Email de tu amigo:
  *Tu nombre:
  Mensaje personal (opcional):
250 carácteres máximo.
 
No guardamos ni utilizamos estos datos para ningun otro uso aparte de mandar un enlace a este artículo a tu amigo.

Obra de teatro
Artista: Excéntrica Producciones
Fecha: 15/02/12 - 19/02/12
Ubicación: La Fundición (Sevilla)
Destaca por: una puesta en escena inteligente y una sobria interpretación. Una obra que nos obliga a reflexionar

El Gran Inquisidor, de Excéntrica Producciones, con Gregor Acuña y dirección de Juan Carlos Malpeli, es una soberbia adaptación del cuento de Dostoievski que durante poco más de una hora nos enfrenta a nuestras conciencias. La obra nos recuerda que todos somos esclavos, pero que también hay rebeldes que no quieren formar parte del rebaño inútil que se conforma con milagros que no existen. Especialmente a esos va dirigida la obra: a quienes creen que la libertad de pensamiento no debe ser encerrada, torturada o crucificada en nombre de un bien común.

La escena se desarrolla en Sevilla, en el castillo de la Inquisición, tal como Dostoievski la imaginó. La antigua muralla restaurada de la sala La Fundición no puede servir mejor de fondo, de escenario, junto con un altar cubierto de tela adamascada en color oro que sirve de mesa al Gran Inquisidor. Una mesa-altar que refleja la opulencia de la Iglesia y su alejamiento de los preceptos de humildad, de pobreza. Un pomposo sillón, un reclinatorio que puede convertirse en mazmorra, velas que tiemblan como las ideas, un crucifijo pequeño que cuelga del aire, leve. Esa es la puesta en escena de la que se sirve Gregor Acuña para apropiarse del personaje y darle forma.

SimpleViewer requires Macromedia Flash. Get Macromedia Flash.
This is a WPSimpleViewerGallery


Su interpretación es sobria, directa, valiente y (salvo algún despiste en su declamación) logra trasmitirnos las dudas y las convicciones del “quema herejes”, en ese diálogo con un invisible prisionero, un Jesús que ha regresado y que representa a cualquiera que cae en malos tiempos de ortodoxia y fundamentalismo. Pero, la partida está echada: la Iglesia optó por “vender” milagros para salvar almas y acabó pervirtiendo su origen. El Inquisidor reprocha el regreso del inocente: hace tiempo que los continuadores de las enseñanzas de Jesús optaron por Belcebú y cayeron en las tentaciones que el diablo les ofreció. No se puede cambiar: en nombre del bien, se hace el mal.

Oportuna en los tiempos que corren, El Gran Inquisidor es una obra que siempre será actual, pues cuenta desde la reflexión y la hondura que la pesada maquinaria del poder (de la Iglesia, de la Política, etc.) siempre está en marcha arrollando con engaños a muchos (los humanos de débil condición, los serviles), y enfrentándose a los menos (los rebeldes, los espíritus verdaderamente libres) para poder perpetuarse, caiga quien caiga. Cada cual que elija a que grupo pertenece.





1 comentario

Pon tu propia imagen con Gravatar
El 10 Febrero 2015 a las 17:39, Lee dijo...

tactic@logarithms.omnipotence” rel=”nofollow”>.…

thanks!!…



Comenta este artículo :

A tener en cuenta: Los comentarios fuera de tono o inapropiados serán editados o borrados. Las direcciones de correo nunca serán publicadas. Ten también en cuenta que los campos marcados con * son obligatorios.







Buscar 
bar

 

pregúntanos

A dónde ir, qué ver, qué comer... PREGÚNTANOS.
ayuda

 

AGENDA
CULTURA
NEGOCIOS
EXPLORA
SOCIEDAD
SERVICIOS
Tertulia Andaluza S.L. 2019 © Todos los derechos reservados. Aviso Legal. Tertulia Andaluza Web Design