REGÍSTRATE | SUSCRIBETE | english


José Luis Puche

“Alguien me dijo que mi obra era muy dura. Le respondí que en esa misma pared estaba colgado un Cristo crucificado y que no era tan diferente. Era otra manera de ver la muerte”, explica este malagueño que utiliza el arte para encauzar su crítica a lo que le rodea.


Por:  Lakshmi I. Aguirre
 Enviar a un amigo Cerrar X 

¡Corre la voz!

  *Email de tu amigo:
  *Tu nombre:
  Mensaje personal (opcional):
250 carácteres máximo.
 
No guardamos ni utilizamos estos datos para ningun otro uso aparte de mandar un enlace a este artículo a tu amigo.

Artista plástico
Nació: en 1976 (Málaga)
Ubicación: Málaga
Destaca por: la actitud crítica plasmada en su obra
¿Sabías que? ha sido galardonado con más de diez premios a lo largo de Andalucía

Miguel Ángel, Caravaggio, Duchamp, Magritte o de Chirico son las influencias clásicas y contemporáneas que admite este malagueño que en 2008 se hizo internacional con su exposición Next stop de Birmingham. Comenzó a dedicarse profesionalmente a la pintura en 2005, aunque cuando aún podía contar su edad con los dedos de sus dos manos, ya había llamado la atención de sus profesores con sus tempranas imitaciones al Guernica de Picasso.

Estudió Historia del Arte en vez de Bellas Artes más por una cuestión familiar que por decisión propia, pero nunca se ha arrepentido de ello: “Bellas Artes está basada en un sistema excesivamente académico y anquilosado. La historia me enseñó el concepto de ‘arte’”. Y de ahí a Roma a realizar un doctorado: “Roma me ayudó a consumir todo el exceso de clasicismo de mi pintura. Interioricé demasiado un tratado de Leonardo en el que decía que el artista debía dedicar solamente a dibujar ocho años de su vida, nada de pintar. Así que estuve ocho años dibujando exclusivamente. Fueron ocho años de aprendizaje que me permitieron avanzar hacia el arte contemporáneo”.

SimpleViewer requires Macromedia Flash. Get Macromedia Flash.
This is a WPSimpleViewerGallery


Maria Regla García-Bernal, tras ver su trabajo en exposiciones colectivas realizadas ya en Málaga, le propuso el proyecto de Birmingham, para el que trabajó durante dos años. La Saint Martin’s Church de Birgmingham fue el curioso marco elegido para la reflexión sobre la muerte de Puche: una iglesia anglicana que expone arte contemporáneo y que al mismo tiempo no cesa su actividad eclesiástica: “En España sería algo impensable”, admite Puche, “allí existía un respeto mutuo entre los que iban a recibir misa y a ver la exposición”.

En Next stop José Luis Puche nos enfrenta a la muerte en un ansia de desdramatizar el fin. “Cuando vi la escultura Galata moribundo por primera vez, me asombró su parsimonia”, explicar el artista, “hay que afrontar la muerte desde un punto de vista natural, no como algo dramático”. Aún así, su reflexión en la exposición de Birmingham culmina con la obra llamada Brutalismo: cinco cuerpos cuelgan sobre el espacio rodeados de tubos. Está basada en una fotografía de prensa sobre una ejecución pública en una plaza de Irak. “Me pareció espeluznante: los cadáveres colgados y una plaza repleta de gente sacándose fotos con los muertos”, relata Puche, “para trabajar con ella tuve que apartarla de mi vista en varias ocasiones”.

El fondo no le interesa, ni los colores cálidos: “me interesa la escena, la esencia, porque la ausencia de esos elementos hacen que el personaje trascienda”. ¿Los tubos? “Son el nexo de unión entre lo que eres y lo que te permite serlo. En La hora de la más corta sombra el personaje está unido a la máquina, depende de ella y ella es la que la acaba mantando”, esclarece el autor. “Alguien me dijo que mi obra era muy dura. Le respondí que en esa misma pared estaba colgado un Cristo crucificado y que no era tan diferente. Era otra manera de ver la muerte”, explica este malagueño que utiliza el arte para encauzar su crítica a lo que le rodea. “No puedo apartarla de mí. Hay muchas cosas que mejorar y el arte es un buen cauce para ello” comentar Puche. Lo ha hecho con Next stop y lo hizo en su momento con Etiquetas por un tubo, una colección creada en 2007 en contra de la obsesión por etiquetar a las personas: “terminé la exposición con un tendedero que se llama Undersun, el reciclaje: me lavo, me seco y me pongo a hacer otra cosa, otra etiqueta de diferente”.

Tras la responsabilidad de protagonizar su propia exposición individual, Puche trabaja en su próxima colección y en poder encontrar la manera de vivir de su talento: “en Inglaterra te pagan por exponer, aquí tienes que dar la gracias porque te dejen hacerlo”. Aún así, admite que las iniciativas institucionales como MálagaCrea o Iniciarte en las que ha sido premiado le han ayudado a hacerse un hueco: “si no es a través de premios poca gente te hace caso”, concluye el pintor.

Promete ser más atrevido con el color en el futuro y nos adelanta que la Iglesia está en su punto de mira: “en pleno siglo XXI sigue ostentando un poder que no le pertenece y quitándole la libertad a las personas”. Tendremos que estar pendientes de los próximos trazos de Jose Luis Puche, un joven malagueño que sorprenderá al público con su arte y no sólo con su deslumbrante sonrisa.

Enlaces






3 comentarios

Pon tu propia imagen con Gravatar
El 26 Febrero 2009 a las 21:12, Margaret dijo...

Is it really that much better to show your work in England rather than in Spain? I think it’s pretty tough in both. I’m married to a young artist who is trying to make his way. Aside from MálagaCrea and Iniciarte I would love to hear more ideas about to get funding and managing to exhibit work here. José Luis - Your work is stunning. Congratulations.


Pon tu propia imagen con Gravatar
El 27 Febrero 2009 a las 14:22, Isabel dijo...

Here you have some sites to ask about helps for artists based in Andalucía:
http://www.juntadeandalucia.es/cultura/web/publico/index.jsp

http://www.juntadeandalucia.es/cultura/caac/inf/frame.htm

http://www.dpm-cultura.org/


Pon tu propia imagen con Gravatar
El 3 Marzo 2009 a las 17:12, alis dijo...

La obra de Luis es un grito a la vida y a cómo vivimos y morimos. Por supuesto que es dura, ¿acaso no lo es vivir? ¿y morir?. Manda narices que un chavalin de apenas 30 años, con su bici, sus botas, su gorro y su sonrisa permanente nos plasme en su lienzo una crudeza y una madurez tal que te deja noqueado/a, porque te da donde más duele: en los tabús. ¡Bravo Puche! ¿para cuando el siguiente asalto?



Comenta este artículo :

A tener en cuenta: Los comentarios fuera de tono o inapropiados serán editados o borrados. Las direcciones de correo nunca serán publicadas. Ten también en cuenta que los campos marcados con * son obligatorios.







Buscar 
bar

 

pregúntanos

A dónde ir, qué ver, qué comer... PREGÚNTANOS.
ayuda

 

AGENDA
CULTURA
NEGOCIOS
EXPLORA
SOCIEDAD
SERVICIOS
Tertulia Andaluza S.L. 2019 © Todos los derechos reservados. Aviso Legal. Tertulia Andaluza Web Design