REGÍSTRATE | SUSCRIBETE | english


Reseña: Carne de neón

Dos chulos con corazón, una puta con alzheimer y un turco encabronado hilan la trama del último largometraje del genial Paco Cabezas. Un trepidante vistazo a los suburbios con sabor a RocknRolla y a algo más.


Por:  Cristina Dorador
 Enviar a un amigo Cerrar X 

¡Corre la voz!

  *Email de tu amigo:
  *Tu nombre:
  Mensaje personal (opcional):
250 carácteres máximo.
 
No guardamos ni utilizamos estos datos para ningun otro uso aparte de mandar un enlace a este artículo a tu amigo.

Director: Paco Cabezas
Intérpretes: Mario Casas, Vicente Romero, Ángela Molina, Macarena Gómez, Blanca Suárez, Antonio de la Torre
Año: 2010
Nacionalidad: española
¿Sabías que?: fue una de las películas más aplaudidas del festival de cine de Sitges

Desde que Carne de Neón se presentara en el Festival de Sitges, las comparaciones de la crítica con el trabajo de Guy Ritchie o Danny Boyle han copado casi todas las publicaciones especializadas. Paco Cabezas se cambia de género y aparca el thriller de Aparecidos para crear un film desordenado, complejo y cercano a películas como Rocknrolla o Trainspotting. La oscuridad de la sala de cine envuelve todos los sentidos del espectador para hacerlo comprender el producto final de un guión que una vez fue corto y que ahora se estira y largometriza en un complicado salto de escena a escena. El sevillano ha triunfado entre profesionales. 2011 decidirá si el público también queda prendado de este violento vistazo a los suburbios.

El círculo de la vida de Ricky (Mario Casas) se abre y cierra con la espera de una bala perdida. El niño abandonado en las calles es ahora un maleante con un sueño: abrir un burdel para que su madre pueda regentarlo cuando salga de la cárcel. Ricky tiene corazón. Su socio, Angelito (Vicente Romero), acompañará a su amigo por los rincones más oscuros de los bajos fondos a la caza de un sueño aún sin cumplir.

SimpleViewer requires Macromedia Flash. Get Macromedia Flash.
This is a WPSimpleViewerGallery


Cabezas nos enseña en clave de humor los detalles más decadentes del proxenetismo. La trata de blancas, la extorsión y la violencia gratuita son las claves de esta red de personajes sin lógica tradicional, regidos por una cruda realidad barriobajera. Sin juzgar los límites del bien y el mal, el cielo y el infierno se funden en un sólo elemento que mezcla amor y sangre con descaro. Pocos directores son capaces de anestesiar al público para que se ría de escenas dañinas para la conciencia de un ser racional.

Marios Casas y su peculiar cuadrilla de rocknrollas cañís enrolan al espectador en una historia con tantos brazos como personajes, pegándolo a la butaca como si no hubiese mundo más allá de la ocuridad de los 113 minutos de cine.

La notable personalidad del director presencia cada escena de la película, en la que la absurdez cómica se apodera de gran parte del argumento. Cabezas endulza las acciones de los personajes y los dirige a objetivos, sentimentales al fin y al cabo, bajo la histeria colectiva y sangrienta por obtener lo que cada uno desea.

En definitiva, cine cómico, ácido y muy recomendable. Una opotunidad para presenciar la agudeza de un director que escribía sus guiones desde el mostrador de un videoclub y que ahora pasea los productos de su imaginario por la alfombra roja del Festival de Cine de Sitges.

Vídeo


Enlaces






1 comentario

Pon tu propia imagen con Gravatar
El 23 Noviembre 2010 a las 13:14, crisolé dijo...

Poco a poco me está causando esta película grandes espectativas.

He visto diversas críticas de diferentes festivales y la ponen muy bien.



Comenta este artículo :

A tener en cuenta: Los comentarios fuera de tono o inapropiados serán editados o borrados. Las direcciones de correo nunca serán publicadas. Ten también en cuenta que los campos marcados con * son obligatorios.







Buscar 
bar

 

pregúntanos

A dónde ir, qué ver, qué comer... PREGÚNTANOS.
ayuda

 

AGENDA
CULTURA
NEGOCIOS
EXPLORA
SOCIEDAD
SERVICIOS
Tertulia Andaluza S.L. 2020 © Todos los derechos reservados. Aviso Legal. Tertulia Andaluza Web Design