REGÍSTRATE | SUSCRIBETE | english


Reseña: Solas

No es sólo el mejor film de su director, el lebrijano Benito Zambrano, sino también la última gran película del cine español. Emoción en estado puro.


Por:  Lakshmi I. Aguirre
 Enviar a un amigo Cerrar X 

¡Corre la voz!

  *Email de tu amigo:
  *Tu nombre:
  Mensaje personal (opcional):
250 carácteres máximo.
 
No guardamos ni utilizamos estos datos para ningun otro uso aparte de mandar un enlace a este artículo a tu amigo.

Director: Benito Zambrano
Productora: Maestranza Films
Intérpretes: Ana Fernández, María Galiana, Carlos Álvarez-Novoa
Año: 1999
Nacionalidad: España
Género: Drama
¿Sabías que? Se rodó en Carmona y Sevilla

En una copa de coñac el hielo se derrite y las cenizas se deshacen. Las lágrimas se mezclan con el aguardiente y desaparecen también. Una piedra sólo se hunde, se queda en el fondo ámbar viendo a través del licor a quien la mira desde fuera. No se disuelve, ni se funde, ni se licua. Permanece en la copa hasta que alguien decide vaciarla. Y entonces el coñac no ha servido para nada porque la piedra, que es la bofetada en la cara, el golpe en el pecho –vacío-, sigue ahí.

Después del trabajo o antes, es lo mismo, al acostarse y al despertar, María (Ana Fernández) se empecina en llenar un vaso de coñac para ver el mundo distinto, o para no verlo. Pero la piedrita continúa en el fondo y en todo lo que mira. Va a hacer falta que vuelva a ser hija de una madre con mayúsculas (María Galiana) para desprenderse de ella. La enfermedad de su padre obliga a que reciba a esta mujer (casi una desconocida ya) en su casa. Afloran rencores enquistados y viejas heridas. Cada escena que comparten se convierte en un descubrimiento que la una hace de la otra y a su vez, de ellas mismas. Y es que Solas en una suma de soledades compartidas.

SimpleViewer requires Macromedia Flash. Get Macromedia Flash.
This is a WPSimpleViewerGallery


Con esta película su director, Benito Zambrano, reflexiona sobre la edad, sobre los valores perdidos y reencontrados, sobre conceptos tan esquivos como la felicidad y la lealtad, y sobre otros más ostensibles como la hombría. Nos plantea una pregunta con una respuesta bien clara: no es más hombre el viril, el fuerte o el poderoso. De entre los personajes masculinos destaca sobre los demás el melancólico, el débil, el que se nos muestra desnudo y como un niño, el único que en vez de ser un animal, convive con uno. De él recibe el personaje de María Galiana las palabras que nunca ha escuchado: “En los pocos días que me queden de vida y en las muchas horas que me queden de soledad, usted será un recuerdo muy grato para mí”. “Sus palabras me llegan muy dentro” responde ella. Él es el hombre.

Zambrano volvió a su Sevilla natal después de licenciarse en Guión y dirección en Cuba con la semilla ya germinada de la película. Las calles de Carmona y de la capital andaluza fueron las elegidas para rodarla y el elenco se formó a partir de la elección de actores desconocidos: Ana Fernández era la chica del tiempo de Canal Sur con la que Zambrano coincidió en la televisión cuando ejercía de cámara; María Galiana, profesora de Historia del arte en un instituto de Sevilla, se convirtió en uno de los personajes más admirables de los últimos años; Carlos Álvarez-Novoa, un asturiano que ya había hecho sus pinitos en la interpretación, dio vida al hombre que, sin quererlo, acompaña a las dos mujeres en ese imprescindible soltar lastre.

El director lebrijano presentó en 1999 la que es la última gran película del cine español. Galardonada con cinco Premios Goya –mejor dirección novel, mejor guión original, mejor actriz de reparto y mejor actor y actriz revelación-, no sólo triunfó en el mercado español sino que obtuvo el Premio del Público en el Festival de Berlín y en el de Tokio, y se hizo con varios trofeos a lo largo y ancho de toda Europa y Latinoamérica. Alejada de maniqueísmos, sin aderezos y con honestidad, Solas es el testimonio del cambio generacional, de la reconquista de la esperanza y un rotundo homenaje a la mujer. Un film que sangra en cada fotograma y desangra a quien la ve.

Vídeo



Filmografía


Estas películas relacionadas con Reseña: Solas pueden interesarte.

Enlaces






5 comentarios

Pon tu propia imagen con Gravatar
El 15 Enero 2008 a las 15:08, Maria dijo...

Esta pelicula fue colosal… recuerdo el papelon que hizo la madre, y el señor con el perro, barbaras… “hueles a macho”, uf!


Pon tu propia imagen con Gravatar
El 18 Enero 2008 a las 16:55, Lorenzo dijo...

De acuerdo en que es película GRANDE. Me gusto mucho. De hecho Zambrano no ha podido superarse luego. Pero no es la última gran película del cine español. Luego hemos visto cintas de la misma o más calidad, si cabe, como Te doy mis ojos, de Iciar Bollain. Desde 1999 ha llovido un poco.

Cuidado con exagerar, que es un vicio muy andaluz. A veces simpático, pero impreciso.


Pon tu propia imagen con Gravatar
El 7 Febrero 2008 a las 12:53, druva dijo...

¿Quien es esa Lakshmi I. Agirre?¿Cuál es su primer apellido?Me encantan tus articulos y lo prolífica que eres. Te auguro un futuro maravilloso…


Pon tu propia imagen con Gravatar
El 27 Febrero 2008 a las 21:13, Miguel dijo...

Bello artículo…como bella fue y es la película de la que habla. No por tener muchos años las películas deben quedar en el olvido o ser superadas por otras…Ni que decir tiene la actuación de María Galiana…

Simplemente GRANDE Lakshmi!


Pon tu propia imagen con Gravatar
El 30 Abril 2008 a las 22:24, LA VECINA dijo...

Lakshmi!! Tu “vieja” vecina del 3º, alucina viendo lo que haces, y cómo lo haces. Eres muy buena!! Bea



Comenta este artículo :

A tener en cuenta: Los comentarios fuera de tono o inapropiados serán editados o borrados. Las direcciones de correo nunca serán publicadas. Ten también en cuenta que los campos marcados con * son obligatorios.







Buscar 
bar

 

pregúntanos

A dónde ir, qué ver, qué comer... PREGÚNTANOS.
ayuda

 

AGENDA
CULTURA
NEGOCIOS
EXPLORA
SOCIEDAD
SERVICIOS
Tertulia Andaluza S.L. 2019 © Todos los derechos reservados. Aviso Legal. Tertulia Andaluza Web Design