Tertulia Andaluza Versión para imprimir print Imprimir

Danza Mobile

Los bailarines de esta compañía de danza sevillana bailan y no descansan. Tienen discapacidad intelectual, pero también un gran talento para las artes escénicas, lo que se demuestra cada año en el Festival Escenamobile de Sevilla. ¿Fronteras? Ninguna. Los límites se quedan en el camerino.

Por: Tertulia Andaluza

Compañía de danza
Escenamobile 2013
Nació: en 1996
Ubicación: Sevilla
Destaca por: ser el primer centro de artes escénicas en la ciudad para discapacitados
¿Sabías que? algunos miembros de la compañía son contratados para bailar en obras internacionales

Que el arte no entiende ni de fronteras ni de limitaciones queda claro cuando uno visita la compañía de danza para discapacitados Danza Mobile de Sevilla [1]. “Siempre que hablas de discapacidad parece que hablas de un producto de tercera. Y parece que la discapacidad sólo se puede abordar desde la bondad, la caridad, el paternalismo… Nunca se tiene en consideración”, apunta Esmeralda Valderrama, su directora. Por eso, y para demostrarlo de puertas para afuera, lanzó en 2007 Escenamobile, un festival internacional que sube a los discapacitados al escenario del Teatro Lope de Vega [2] con “espectáculos profesionales y de la más alta calidad”.

P. ¿Cómo empezó Danza Mobile?

R. Es una asociación que se fundó hace 15 años. Yo trabajaba antes en el psicoballet de Maite León y vine a Sevilla para montar una delegación parecida con Fernando Coronado. Al final montamos un centro de artes escénicas para discapacitados.

P. ¿Cómo se arranca ese proyecto?

R. Los comienzos fueron un tanto difíciles. Al principio íbamos a tratar con cualquier tipo de discapacidad, pero luego nos decantamos por la intelectual porque venía más gente. Estuvimos un montón de tiempo sin encajarnos entre Bienestar Social y Cultura hasta que Bienestar Social se decidió con un tipo de subvención. Y estuvimos en varios locales y nos pusimos a trabajar muy duro. Porque esto, hasta que no se ve, no se cree.

P. ¿Y funcionó?

R. Claro. Vimos que había gente con muy buenas aptitudes para la danza. Y nos planteamos dar una formación intensiva en esta disciplina porque ellos no tienen cabida en el Conservatorio. Por eso fuimos a Educación a ver si podíamos hacer un aula de integración en el Conservatorio de Danza y dijeron que era buena idea, pero que no había presupuesto. Así que decidimos hacer un centro de arte por nuestra cuenta y empezamos a hacer talleres. Necesitábamos además profesores profesionales, pero eso costaba mucho dinero. Así que le dimos forma de centro ocupacional en el que tenemos a 20 personas discapacitadas, de los que se nutre la compañía de danza.

P. ¿Qué más actividades tenéis?

R. Talleres de fotografía, de lengua de signos, de masajes, de teatro, de autonomía. Ahora hay veinte alumnos por la mañana de formación intensiva, y hasta sesenta en los talleres de por la tarde.

P. ¿Y quién puede asistir?

R. Cualquiera. Sólo tiene que haber plaza. Ahora vienen muchos pequeños, desde tres años, pero también hay para adultos. Y siempre hay un profesor o dos con ellos. Por la tarde es un centro de empleo. Las que trabajan son personas con discapacidad.

P. ¿Cómo surge la idea del Festival Escenamobile?

R. Nació en el año 2000. Queríamos traer a Sevilla compañías realmente profesionales pero que llevasen muchos años trabajando fuera para ir cambiando la idea que la gente tiene de las personas con discapacidad. Fue muy bien, hubo mucho público, pero también problemas económicos.

P. Y decidisteis pararlo. ¿Cuándo renació?

R. En 2006 nombraron director del Teatro Lope de Vega de Sevilla a Antonio Álamo. Nos conocimos en un curso y me dijo que le gustaría mucho meter dentro de la programación normal del teatro compañías en las que en el elenco hubiese artistas, bailarines o actores que tuvieran algún tipo de discapacidad. Es en el único sitio de Europa en el que se ha metido en la programación normal del teatro. En otros sitios se hacen eventos de mucho prestigio, pero siempre aparte de las programaciones.

P. Os vino bien esta fórmula…

R. Sí, así es fantástico. Nosotros nos encargamos de la producción, viajes, alojamientos, dietas, la publicidad… pero el teatro paga el caché y garantiza un teatro con todos los medios. Y es una parte muy importante.

P. ¿Cómo está funcionando el festival?

R. Viene muchísimo público. La de 2010 ha sido maravillosa, preciosa. Ha habido una energía increíble. Me acaba de escribir una compañía invitada diciéndome que es el mejor festival en el que han estado.

P. ¿Qué tipo de público soléis tener?

R. Hay mucho que está ya sensibilizado o familiarizado con la discapacidad. Pero ahora se está abriendo. Es de lo que se trata. De llegar a todos los públicos y que sepan valorar lo que están viendo.

P. ¿Se pueden introducir definitivamente estas producciones en circuitos normalizados?

R. Sí. De hecho, una compañía suiza actuará allí, en el festival de danza contemporánea más importante de Suiza.

P. Sin sello.

R. Un festival sin sello. Pero también hay que entender una cosa: tienes que presentar productos de calidad y eso es en lo que a veces, las personas que trabajamos con discapacidad, metemos la pata.

P. Perdéis la perspectiva…

R. Exacto. Tú ves tanto logro que piensas que el producto es bueno. Pero nosotros mismos tenemos que ser más objetivos para ver qué tipo de producto estamos ofreciendo. Porque claro, nosotros hacemos una cosa y vemos de dónde partimos y a dónde hemos llegado, y observamos un gran logro. Pero hay que percatarse de que quizás no es profesional. Entonces tenemos que ser muy exigentes y tomarlo muy en serio.

P. Pero hay gente con mucho talento…

R. Por supuesto. Pero si no tienes un centro de formación, ¿cómo vas a desarrollar todo ese talento?

P. ¿Qué habilidad tiene un discapacitado que le falte a una persona que no lo es?

R. Cuando se suben a un escenario, es mucho más fácil que te lleguen. Hay una forma de comunicación más directa. También tienen muchísima concentración y motivación. En la media hora de descanso, siempre se quedan trabajando.

P. Alternáis actores con y sin discapacidad…

R. Sí, a mí eso es lo que me gusta. Además ésa es la tendencia. En Europa se tiende a compañías de danza integradas porque enriquece mucho.

P. ¿Por qué trabajas con discapacitados?

R. Porque me gustan los cuerpos diferentes, porque creo que un cuerpo diferente entrenado aporta mucho; porque tiene otra dinámica, otra energía, otra presencia. Es un personaje en sí mismo. Me parece un camino de investigación maravilloso y llevo 20 años haciéndolo.


Enlaces dentro del artículo


[1] Sevilla: http://www.tertuliaandaluza.com/explora/sevilla/sevilla-guia-del-viajero/

[2] Teatro Lope de Vega: http://www.tertuliaandaluza.com/explora/teatro-lope-de-vega-sevilla/

URL: http://www.tertuliaandaluza.com/explora/sevilla/danza-mobile/

http://www.tertuliaandaluza.com/explora/sevilla/danza-mobile/ - tertuliaandaluza.com © Tertulia Andaluza S.L. 2009