REGÍSTRATE | SUSCRIBETE | english


Reseña: Cosmopoética 2011

“Que el poema nos tome por sorpresa”, proclaman desde las páginas del Cosmoperiódico, y casi sin tiempo a preguntarte cómo, ves a Mercedes absolutamente sorprendida porque su posavasos esconde un maravilloso poema de Manuel Rivas: “Puedo estar orgulloso. Se cae la casa pero mis hijos huyeron al bosque con la cabeza llena de pájaros”. Anécdotas del Festival Cosmopoética 2011.


Por:  Roberto Castiñeira
 Enviar a un amigo Cerrar X 

¡Corre la voz!

  *Email de tu amigo:
  *Tu nombre:
  Mensaje personal (opcional):
250 carácteres máximo.
 
No guardamos ni utilizamos estos datos para ningun otro uso aparte de mandar un enlace a este artículo a tu amigo.

Artista: Andrés Neuman, Pilar Paz Pasamar, Coral Bracho, Charles Simic, Baricco, Fabián Casas, Blanca Andreu…
Género: poesía
Ubicación: Córdoba
Fecha: 14/03 - 08/04

“Presentación de libros de la colección Cosmopoética (Poesía internacional)” dice el programa y allí nos espera Elena Medel para hacer que desees tener esos y todos los demás libros de la editorial cordobesa La Bella Varsovia, y sobre todo Dejar atrás el agua. Nueve nuevos poetas cubanos para volver a vivir la infinita tristeza del poema Animados soviéticos que Karel Bofill nos acaba de leer, o de adentrarte en el particular mundo de Uljana Wolf y sus Fronteras del lenguaje. Una antología de su obra traducida por el físico valenciano Vladimir García Morales, para quien “tanto la física como la poesía hablan de principios universales”. (Esther tiene suerte: ha ganado esos dos libros en el concurso de Tertulia).

SimpleViewer requires Macromedia Flash. Get Macromedia Flash.
This is a WPSimpleViewerGallery


Pero lo que el programa no decía, y de lo que nadie nos advirtió, es que el acto contaría con la activa presencia de los pájaros cordobeses que, enfebrecidos de primavera, hacían casi imposible que no los consideráramos poetas, en esos patios de Rey Heredia dominado por el azul, en sus sillas, en sus mesas, en sus macetas. Un blu dipinto di blu para volare hacia la capitalidad de 2016.

Conciertos de trasnoche en la Sala Orive y los ojos se van hacia la grieta de la pared posterior, iluminada, resaltada, glorificada para recordarnos que en Lisboa en 1755 o en Japón en 2011 la fuerza de la naturaleza nos acecha, que el tiempo es veloz y la vida fugaz, que somos una raya trazada en el mar, un juguete frágil, y que sin embargo, no podemos dejar de preguntarnos quiénes somos, a dónde vamos, de soñar con un mundo mejor, de crear y disfrutar del arte.

Domingo de sol en la Posada del Potro. En un patio abarrotado, con los jóvenes poetas encaramados en la galería de la primera planta, unos zapatos sobresalen de la barandilla (¿los del argentino/granadino Andrés Neuman?) y Fatena al-Gurra no lee sino que interpreta, siente y vive sus poemas. La musicalidad de su voz, el vuelo de sus manos, la sonoridad de su obra nos transporta a un mundo mitológico, a un tiempo pasado que queremos creer mejor, a un paraíso perdido del que somos expulsados para volver a la realidad, al convulso mundo de hoy que requiere de un minuto de silencio por los mártires de los sueños inacabados de la (pen)última revolución.

En esa misma Posada del Potro y bajo ese mismo sol, Walter Hugo Mae nos demuestra que la melancolía portuguesa tiene menos certezas cuando se ha nacido en Angola y se tiene un grupo musical. Así, él puede sentir su corazón lleno de muertitos, comerse a Cupido como si fuera un pollo, y mostrarse preocupado por un huesito que ni siquiera llega a cartílago y que sin embargo, lleva obsesionando a los hombres desde siempre. Todo sin olvidar la secreta esperanza de algunos portugueses en el regreso de Don Sebastiao y la hipotética utilidad de una máquina para transformar portugueses en españoles, visto lo mal que parecen ir las cosas a ambos lados de la frontera.

Blanca Andreu y Fabián Casas cierran el acto definiendo a la perfección qué es Cosmopoética. La poetisa gallega con un poema escrito en Grecia, en la Casa de la Palabra, que habla de “guerreros, marineros, escritores, traductores y poetas”. Dedicado a los lectores: el círculo se cierra. Y Casas, depresivo confeso, reflexiona sobre la insoportable levedad de su felicidad, de lo raro que es asistir a un encuentro en el que los creadores dejan de lado su ego para escuchar con atención la obra de sus colegas, de vivir durante unos días en una ciudad entregada a la poesía, de la magnifica organización del encuentro. Todo le parece tan perfecto que espera que, como en El show de Truman, un foco caiga desde el techo y revele que todo es un gigantesco decorado, una ensoñación.

Alcazar de los Reyes Católicos, lectura de clausura. Un pájaro vuela dentro de la sala de los mosaicos, tal vez siguiendo la recomendación de alguno de sus congéneres, o tal vez sea él uno de los pájaros de Rey Heredia deseoso de repetir la cita del día anterior. Se impacienta con el barroquismo arcaico de Coral Bracho y se apacigua con el profundo dolor de los versos de Charles Simic. Vuelve a alborotarse con el clasicismo de Pilar Paz Pasamar y se serena con la maravillosa obra de Cees Noteboom, el gran viajero que nos lee en su particular español versos que hablan de continentes del espíritu, de arquitectura octogonal, de caminantes y de un Dios que sueña en soledad y medita en holandés. Y Caballero Bonald…

Estos son sólo 5 o 6 de las 64 páginas del Cosmoperiódico, dos días y tres noches incompletas, en las que como en la poesía en prosa de Baricco es más lo que debemos imaginar que los que nos cuentan, o – en estas líneas- lo que hemos podido transmitir. Volvemos de Córdoba, un año más, con la sensación de haber disfrutado de la ciudad y de su cita poética, con el corazón pleno de metáforas, con la cabeza llena de interrogantes, con la mochila llena de libros y versos, con la certeza de que muchos de ellos están escritos directamente para ti. En mi caso, los clásicos de Cervantes: “Yo que siempre me afano y me desvelo/ por parecer que tengo de poeta/ los dones que no quiso darme el cielo.”

Enlaces






4 comentarios

Pon tu propia imagen con Gravatar
El 27 Abril 2011 a las 10:15, capitán trueno dijo...

Guapa reseña, dan ganas de poemar las ciudades, los países, el mundo… después de encerrar a los bandidos que dominan desde el mal en mazmorras de
un cuento cierto ¡por Córdoba, capital cultural!


Pon tu propia imagen con Gravatar
El 28 Abril 2011 a las 13:46, la cale dijo...

un brindis por ese texto que nos pasea por la poesia viva en Cordoba sin tiempos y sin limites, mundana como debe ser la cultura


Pon tu propia imagen con Gravatar
El 30 Abril 2011 a las 3:15, Sergio C. Fanjul dijo...

buena crónica! yo creo que estaba arriba en los potros, Sergio C. Fanjul de babelia, te vi ahi. comentando. me costó quitarme del asunto despues de tanta (y tan gorda) poesía. Mi madre decía: hablame en prosa, condenado!


Pon tu propia imagen con Gravatar
El 22 Enero 2015 a las 2:13, Morris dijo...

reopening@munroe.teats” rel=”nofollow”>.…

ñïàñèáî çà èíôó….



Comenta este artículo :

A tener en cuenta: Los comentarios fuera de tono o inapropiados serán editados o borrados. Las direcciones de correo nunca serán publicadas. Ten también en cuenta que los campos marcados con * son obligatorios.







Buscar 
bar

 

pregúntanos

A dónde ir, qué ver, qué comer... PREGÚNTANOS.
ayuda

 

AGENDA
CULTURA
NEGOCIOS
EXPLORA
SOCIEDAD
SERVICIOS
Tertulia Andaluza S.L. 2017 © Todos los derechos reservados. Aviso Legal. Tertulia Andaluza Web Design