REGÍSTRATE | SUSCRIBETE | english


Fundación Antonio Gala

“Pone Me Ut Signaculum Super Cor Tuum” (Ponme como un sello sobre tu corazón). Éste es el lema que el escritor cordobés Antonio Gala eligió para la fundación que lleva su nombre y que cada año renueva su compromiso con el arte y con los jóvenes creadores. Un voto de confianza a quienes comienzan su andadura en un mundo menos romántico de lo que pudiera parecer.

 
Gracias a

Por:  T. de la Rosa
 Enviar a un amigo Cerrar X 

¡Corre la voz!

  *Email de tu amigo:
  *Tu nombre:
  Mensaje personal (opcional):
250 carácteres máximo.
 
No guardamos ni utilizamos estos datos para ningun otro uso aparte de mandar un enlace a este artículo a tu amigo.

Fundación para jóvenes creadores
Nació: en 2001
Fundado por: Antonio Gala
Dirigido por: José María Gala
Ubicación: Córdoba
Destaca por: ser una de las pocas residencias creativas de España totalmente gratuitas
¿Sabías que? cada año recibe más de 1.500 solicitudes

En este mundo donde sobran ideas y faltan acciones y viceversa, el ser joven y tener talento no asegura el éxito ni a corto ni a largo plazo. “Es cuestión de tiempo, de trabajar duro, de experimentar”, dicen, mientras cierran la puerta a las nuevas generaciones, casi siempre por falta de presupuesto o por temer una inversión fallida. En lo que muchas instituciones tanto públicas como privadas yerran es en la falta de confianza en las ganas y en los sueños aún vívidos de los que comienzan ahora a dar sus primeros pasos. Esa confianza es la mayor virtud de la Fundación Antonio Gala, un espacio abierto a la creación joven que no espera nada a cambio más que los artistas den vida a sus instalaciones.

En 2001 abrió sus puertas en el antiguo Convento del Corpus Christi del siglo XVII de Córdoba, y por ellas entraron 15 alumnos de distintas disciplinas -música, literatura y artes plásticas- para desarrollar los proyectos por los que fueron elegidos entre las más de 1.500 solicitudes anuales que recibe la fundación. Este proyecto personal del escritor cordobés Antonio Gala pone cada año en manos de una veintena de jóvenes las instalaciones, el material y la supervisión de algunos de los artistas más reconocidos, para que trabajen de manera independiente desde la calle Ambrosio de Morales.

SimpleViewer requires Macromedia Flash. Get Macromedia Flash.
This is a WPSimpleViewerGallery


José María Gala, sobrino del escritor y director de la fundación, explica cómo su tío no tuvo la oportunidad, en su juventud, “de conocer lo que hacía un pintor, un escultor, o cómo los demás escritores se enfrentaban a la página en blanco”. Y es que el objetivo último de esta reconocida institución no es sólo que los jóvenes artistas desarrollen su obra, sino que “los jóvenes creadores aprendan de otros y les enseñen a otros a través de la convivencia, independientemente del área creativa en la que trabaje cada uno”.

Las condiciones de entrada: tener entre 18 y 25 años, ser hispanohablante y “de esas personas que están tocadas un poco por el destino para dedicarse a la creación”, apunta el director. Antonio Gala es quien selecciona a los escritores, Antón García Abril a los músicos y José Guirao, antiguo director del Museo Reina Sofía de Madrid y actual gerente de La Casa Encendida, el encargado de los artistas plásticos. “Ellos realizan una gran criba y proponen los proyectos más interesantes a un segundo jurado que realiza una entrevista personal a los elegidos, de la que saldrá la selección definitiva”, explica Gala. A las disciplinas clásicas poco a poco se les van sumando la fotografía artística, la videocreación, una “adaptación natural a las nuevas formas de expresión”, según el director.

Una vez dentro, la libertad es una de las máximas de la fundación. Los alumnos dispondrán de los materiales y las instalaciones que necesiten para desarrollar sus proyectos. Después de cada jornada de trabajo realizarán una reunión para compartir sus avances, problemas, y de vez en cuando recibirán la visita de algunos nombres reconocidos de las artes y las letras españolas, “personas que les pueden aconsejar, empezando por el propio Antonio Gala, al que le gusta mucho venir aquí a pasar algunos días y aprovechar para leer y ver las obras de los residentes”, comenta el director. “Trabajas a tu aire, tienes libertad absoluta casi todo el tiempo”, comenta David Leo García, becado de la promoción de 2006. “Conocer a artistas de disciplinas muy diferentes a la tuya es muy beneficioso, te das cuenta de qué tienen en común todas las artes, lo que subyace a todas: esa inventiva, esa forma de ver algo más allá de lo que hay”.

¿Un sueño hecho realidad? Al cabo de nueve meses, el becado tiene que abrir los ojos y estallar la burbuja en la que ha estado inmerso. Tras las puertas de este edificio centenario se encuentra la calle, el asfalto con el que probablemente se dé de bruces. Para José María Gala, el paso por la fundación, más que un sello de calidad, “es un sello desde el punto de vista emocional: significa que alguien ya ha confiado en ellos para darles una oportunidad, y esperamos que esas oportunidades las sigan encontrando en su camino, pero ya no depende de nosotros”.

David Leo García regresó a la Universidad de Málaga para concluir sus estudios de Filología Hispánica y reconoce que le costó adaptarse a los horarios y al ritmo de la ciudad tras haber estado nueve meses en la fundación. Además de buenas amistades, logró desarrollar parte de un libro, la continuación de su galardonado Urbi et Orbi, para el que ya tiene varias propuestas editoriales. Paloma Montes, miembro de la sexta promoción de la fundación, recibió la Mención de Honor en el IV Concurso Nacional de Artes. El artista plástico David Calderón, miembro de la cuarta promoción, fue premiado en el XII Certamen Nacional de Jóvenes Creadores de Socuéllamos (Ciudad Real). Verónica Aranda se llevó el IV Premio Internacional de Poesía Margarita Hierro. José Pablo Polo estrenó en mayo de 2009 su obra Re-c (imágenes de la memoria) para flauta, saxo, arpa y piano en el Auditorio Nacional de la Música de Madrid. “Supone una satisfacción enorme tener noticias suyas porque han vivido aquí durante 9 meses, hemos convivido con ellos, y hemos confiado en su capacidad para desarrollar esas obras”, reconoce Gala, “en definitiva somos como una familia que va creciendo año a año”.


¿Cómo llegar?


Fundación Antonio Gala
C/ Ambrosio de Morales, 20
Córdoba
957487395


Ver Tertulia Andaluza en un mapa más grande

Enlaces






1 comentario

Pon tu propia imagen con Gravatar
El 27 Octubre 2009 a las 12:39, Ana Valle dijo...

De todas las iniciativas a las que pueden echar mano aquellas personas que se saben dotadas de alguna manera para la expresión artística, esta es probablemente de las mejores que conozco. Lástima que sólo sea para jóvenes.



Comenta este artículo :

A tener en cuenta: Los comentarios fuera de tono o inapropiados serán editados o borrados. Las direcciones de correo nunca serán publicadas. Ten también en cuenta que los campos marcados con * son obligatorios.







Buscar 
bar

 

pregúntanos

A dónde ir, qué ver, qué comer... PREGÚNTANOS.
ayuda

 

AGENDA
CULTURA
NEGOCIOS
EXPLORA
SOCIEDAD
SERVICIOS
Tertulia Andaluza S.L. 2014 © Todos los derechos reservados. Aviso Legal. Tertulia Andaluza Web Design