REGÍSTRATE | SUSCRIBETE | english


Introducción al flamenco

“Cuando canto a gusto me sabe la boca a sangre” decía Tía Anica la Piriñaca. Sólo por esta tremenda cita el flamenco merece nuestra atención para responder a quienes no conocen este arte y a quienes dominándolo, buscan descubrir algo nuevo sobre él. Somos conscientes del reto.


Por:  Lakshmi I. Aguirre
 Enviar a un amigo Cerrar X 

¡Corre la voz!

  *Email de tu amigo:
  *Tu nombre:
  Mensaje personal (opcional):
250 carácteres máximo.
 
No guardamos ni utilizamos estos datos para ningun otro uso aparte de mandar un enlace a este artículo a tu amigo.

Nació: hace 200 años
Ubicación: Andalucía, Madrid, Cataluña…
Destaca por: cantaores clásicos como Antonio Mairena, Niña de los peines, Bernarda de Utrera, Paco de Lucía
¿Sabías que? sus nuevas promesas son Estrella Morente, Miguel Poveda, Marina Heredia, Pitingo, Arcángel

Llegar hasta el momento exacto en el que se originó el flamenco es algo impensable. Habría que recorrer tortuosos caminos que ni siquiera los más grandes flamencólogos han conseguido vislumbrar. No existen textos escritos que atestigüen sus inicios, lo que deja un vacío histórico considerable. Pero es un arte vivo que dispara directamente a los sentidos y a través de ellos se puede intuir su antigüedad. Tanta emoción, tanta pasión en cada acorde y cada quejío, no se consiguen transmitir de la noche a la mañana.

Existen cientos de teorías al respecto de su origen, pero ninguna concluyente. Algunas lo sitúan en Oriente, en algún lugar entre Pakistán e India. Otras abogan por el flamenco como fruto del mestizaje entre andaluces y moriscos en la Baja Andalucía, producto del que después se apropió la etnia gitana. En la tercera vía el elemento gitano es el creador y forjador de este tipo de cante.

Lo que sí está claro es que el flamenco nace de la necesidad de expresión de un pueblo. Sus miserias y alegrías brotan en esos sonidos y gritos telúricos que confieren a este arte intuitivo el poder de la autenticidad. Y esta verdad que es el cante, sus melodías –palos-, el baile… nos narran, con poderosa luz, la historia de un pueblo nómada que se asienta en Andalucía. La historia del flamenco se conoce escuchando sus cantes y a sus cantaores. Ahí está su vida y su memoria.

Así respondía un viejo cantaor gitano cuando le preguntaban por qué cantaba: “Porque me acuerdo de lo que he vivido”. La fascinante afirmación de Manolito el de María -con esa mágica sencillez flamenca- nos golpea y ofrece una visión única de este arte ancestral: cuando Manolito el de María canta lo hace su pasado. En palabras de Félix Grande: “Cuando rompe a cantar resume la historia de los gitanos españoles”.

El flamenco nace, crece y se reproduce en la pobreza y la ignorancia. “El flamenco –en palabras de Ricardo Molina- no es sino desesperación, abatimiento, lamento, renuncia, expansión biográfica, superstición, imprecación, magia, alma herida, confesión dura de una raza doliente”. Sus coplas, transmitidas de forma oral, son sus señas de identidad; una identidad forjada bajo el yugo de la opresión. Un pueblo que sueña su pasado a través de la expresión de un arte que le es propio. Descifrar este lenguaje -corporal y verbal- ancestral es tarea compleja. Para ello utilizamos palabras como quejío, temple, pellizco, compás o duende. El quejío es la esencia de ese cante, el sollozo último, el resplandor del dolor y “el duende –para Félix Grande- es el disfraz de las musas del hambre y la pobreza”. El duende no se aprende, se ha sufrido. Sin esa fuerza intangible y májica, como diría Juan Ramón, hablaríamos de otra música y de otra forma de mirar el mundo.

El romanticismo del flamenco atraviesa la historia de nuestro país erigiéndose en una de las expresiones artísticas más complejas e importantes. Relegada, siempre, por la injusticia de una sociedad clasista, el flamenco llega al siglo XXI como un arte respetado y admirado en todo el mundo.

Música tan de verdad
que las estrellas se callan
para poderla escuchar.

José Bergamín


Bibliografía


Estos títulos relacionados con Introducción al flamenco pueden interesarte.
  • GRANDE, Félix. Memoria del flamenco. Galaxia Gutenberg, Barcelona, 1995.
  • • GAMBOA, José Manuel. La historia del flamenco. Ed. Espasa-Calpe, Madrid, 2005.
  • • CABALLERO BONALD, José Manuel y COLITA. Luces y sombras del flamenco. Fundación José Manuel Lara, Sevilla, 2006.
  • • NEVILLE, Edgar. Flamenco y cante jondo. Editorial Rey Lear, Madrid, 2006.
  • • SAVAL, Lorenzo. La poesía del flamenco. Revista Litoral nº 238. Ediciones Litoral, Málaga, 2004.

Discografía


Estos discos relacionados con Introducción al flamenco pueden interesarte.

Enlaces






5 comentarios

Pon tu propia imagen con Gravatar
El 14 Febrero 2008 a las 21:58, Alguien dijo...

¡IMPRESIONANTE!Así es esta introducción al Flamenco.Igual de impresionate que es este arte tan ancestral.Inigualable,único,esencial para entender la música española del siglo XX y porsupuesto de estos comienzos del XXI…
Gracias por esas palabras de elogio a una música y cultura todavia por descubrir…


Pon tu propia imagen con Gravatar
El 8 Enero 2010 a las 9:27, Raúl Comba dijo...

El artículo reboza buena voluntad, pero tiene un error que se debe corregir cuanto antes: En el destacado, ponéis a Sabicas como cantaor. La verdad es, que fue un magnifico guitarrista, por favor corregirlo. Otra cosa como podeis limitarlo a un minimo puñado de nombres, ¿con que autoridad se ningunea a un buen puñado de artistas?, demasiado convencional la lista.


Pon tu propia imagen con Gravatar
El 11 Enero 2010 a las 14:05, Lakshmi I. Aguirre dijo...

Hola Raúl:

Efectivamente, Sabicas era guitarrista. Ya lo hemos corregido y gracias por llamarnos la atención sobre ello.

Por supuesto, faltan cientos de nombres en este artículo, pero como su propio nombre indica es sólo una mera introducción al inmenso mundo del flamenco. Y claro, lo hacemos desde la más absoluta humildad. Nos encantaría recibir ayuda y si quieres añadir nombres a la lista, estamos abiertos a escuchar tus opiniones. Muchas gracias por tu comentario.


Pon tu propia imagen con Gravatar
El 23 Noviembre 2012 a las 9:52, Bacín dijo...

Me encanta el artículo. Pero, con todo el cariño del mundo, hay una falta que me ha “dao” en los ojos: “Sin esa fuerza intangible y májica”. Yo pondría “mágica”. ;) (borren mi comentario cuando lo hayan solucionado).Saludos.


Pon tu propia imagen con Gravatar
El 27 Noviembre 2012 a las 10:30, Irene dijo...

Juan Ramón Jiménez tenía su propia ortografía. Uno de sus libros se llama “Poemas májicos y dolientes”. En sus obras se puede leer Jiralda, virjen, jente. Siempre escribía «j» en vez de «g» antes de «e, i». Puedes leer más sobre el tema en:
http://centros.educacion.navarra.es/iesocintruenigo/joomla/images/stories/imagenesieso/R%20A%20F%20A/actividadesytextos/laortografiadejrjdos.pdf



Comenta este artículo :

A tener en cuenta: Los comentarios fuera de tono o inapropiados serán editados o borrados. Las direcciones de correo nunca serán publicadas. Ten también en cuenta que los campos marcados con * son obligatorios.







Buscar 
bar

 

pregúntanos

A dónde ir, qué ver, qué comer... PREGÚNTANOS.
ayuda

 

AGENDA
CULTURA
NEGOCIOS
EXPLORA
SOCIEDAD
SERVICIOS
Tertulia Andaluza S.L. 2014 © Todos los derechos reservados. Aviso Legal. Tertulia Andaluza Web Design