REGÍSTRATE | SUSCRIBETE | english


Reseña: Hades Nebula

Ya ha llegado la última y tercera parte de la criatura literaria del escritor malagueño Carlos Sisí. Clímax místico para una saga convertida en mítica. Como Dios manda… y el Padre Isidro dispone.


Por:  Danny Lloret
 Enviar a un amigo Cerrar X 

¡Corre la voz!

  *Email de tu amigo:
  *Tu nombre:
  Mensaje personal (opcional):
250 carácteres máximo.
 
No guardamos ni utilizamos estos datos para ningun otro uso aparte de mandar un enlace a este artículo a tu amigo.

Última parte de la trilogía de Los caminantes
Autor: Carlos Sisí
Editorial: Minotauro
Año: 2011
¿Sabías que? sorteamos tres ejemplares en nuestros concursos

“Qué pena, penita, pena / Que la espera se convirtió en agua / las hojas pasan como el viento,/ el texto de Carlos, / sólido como la tierra, / que provoca un fuego dentro”. Desde 2009 nos lleva regalando una de las mejores historias sobre esta posible imposibilidad: la devastación de la humanidad por humanos muertos y que, sin embargo, caminan.

Los caminantes de Carlos caminan, devoran, horrorizan y espeluznan. Pero sobretodo, obligan a los pocos supervivientes convertidos en protagonistas a vivir al día, durante estas tres entregas, de una manera creíble. En el inicio vivimos el primer intento de asentamiento por parte de Aranda y su grupo, frustrado en primera instancia por uno de los mejores antagonistas de la historia. Ese Padre Isidro cáustico y cínico, perdido en su visión alterada de Dios, como el autor mismo describe, en la nueva inquisición de una Iglesia muerta, y ese final abierto con el descubrimiento de la vacuna para el Necrosum.

SimpleViewer requires Macromedia Flash. Get Macromedia Flash.
This is a WPSimpleViewerGallery


No se podía presagiar, al terminar el libro, lo difícil que aún podían ser las cosas para el grupo de Carranque en la segunda parte, Necrópolis. La vileza humana hace acto de presencia con más virulencia que los propios resucitados: el grupo de caza termina con la idea de un lugar seguro donde reposar de los muertos. El Apocalipsis zombie es, por necesidad, móvil. El agua, cuando se estanca, se pudre. La mente humana siempre intenta aferrarse a aquello que le da seguridad, pero el universo es tozudo, como los caminantes, y siempre nos muestra cómo nada permanece demasiado en el tiempo ni en la forma. El campamento cae definitivamente en esa segunda entrega y nuestros protagonistas divididos y mermados se enfrentan a una nueva situación: la Alhambra de Granada permanece segura bajo las órdenes de un destacamento militar. Así comienza la última novela de los Caminantes: Hades Nebula.

La idea de un Apocalipsis es la criba y aniquilación de lo malogrado. No ocurre así en los libros de Carlos, y pronto, en la tercera entrega, vamos a comprobar cómo el alma humana, a pesar de la diezma mundial, demuestra una y otra vez, estar aún en pañales evolutivos, dejándose llevar por el individualismo y separación del otro. Allá donde quede un hombre (o mujer) existe la posibilidad de la corrupción moral. Carlos maneja esta lamentable cualidad humana con maestría, conduciéndonos a través de varias historias paralelas y emergentes por los recovecos del corazón mortal. Desde la situación de una vieja granja reconvertida en un macabro entretenimiento hispano, hasta los misteriosos planes del grupo TRAUMA con los que el autor juega a desorientarnos hasta el final.

Siempre me ha sorprendido la capacidad del escritor por empaparse y sacar provecho de materias que no necesariamente domina, convirtiéndose cuando es necesario en un experto conocedor de los entresijos de una comisaría, el funcionamiento de un submarino o hasta del día a día de un triste fontanero, si el relato así lo requiere. No es Carlos una excepción. Nos ha regalado durante sus otras entregas detalles a este respecto y para la tercera parte otra tanda de ejemplos que enriquecen la lectura y nos deleitan a la par que horrorizan. Baste comentar la situación de los civiles en la antigua fortificación (¿de verdad se puede hacer una nutritiva sopa con tierra?). Sabe acentuar aquello que ha de ser acentuado, y aligerar la lectura cuando así lo pide el relato. Los pasajes con más profundidad de algunos personajes se complementan con la acción más directa y visceral, incluidas algunas escenas en las que se nos regala una nueva muestra de esa agobiante sensación de acoso que, al fin y al cabo, es de las emociones más importantes que nos atrapan de los relatos de temática zombie: la carrera del Darro ya nunca será la misma cuesta tranquila al lado del río.

Es Hades Nebula un relato cautivador como los anteriores, que va desmadejándose poco a poco a un ritmo creciente, con esos detalles y profundidad emocional a los que estamos acostumbrados por sus hermanos, hasta el último tercio donde la acción se desborda y la vida y la muerte de cualquiera de los personajes está tan poco definida y clara como la de los propios muertos que caminan. Todo puede pasar, y de hecho, pasa. Sigue la línea marcada por su primera novela: dentro de un evento fantástico (que los muertos resuciten) se intenta ser lo mas realista y coherente posible. Es esta una gran baza bien jugada para engancharnos como nos ha enganchado a lo largo de estas más de mil páginas que componen la saga.

El primero me cautivó por su realismo, el segundo por la trama. Y este tercero por su factor místico, espacio que Sisí se ha sabido reservar, como un buen mago; ese que te hace mirar para otro lado, mientras su truco de magia se va desplegando ante tus ojos, sin intuirlo, con giro de trama incluido. Es así desde el principio hasta su final y epílogo, que, cierra y encierra de alguna manera, la esencia del conjunto de su trilogía, y de paso, de la vida misma: el destino.

Como el hobbit que se convierte en el Señor de los Anillos, Sisí ha sabido enlazar lo que en un principio eran historias para su propio entretenimiento y el de gente asidua a los foros, en una magnifica, coherente y rotunda saga donde parece que todo estaba pensado desde el origen. ¡Ay qu´w penita! Es la hora de cerrar el círculo, completada esta trilogía pata negra española, una copla al horror de bandera nacional. Habrá que esperar a las nuevas entregas de este joven y prometedor autor made in spain, y, con un mar de lágrimas, decir adiós (por el momento) a los espectros que tanto retorcido placer, en lo podrido, nos ha dado. Querido Carlos, te leo pronto.

Vídeo



Bibliografía


Estos títulos relacionados con Reseña: Hades Nebula pueden interesarte.

Enlaces






3 comentarios

Pon tu propia imagen con Gravatar
El 7 Diciembre 2011 a las 12:50, Pepa Sánchez dijo...

Tengo muchas ganas de leerlo. ¡Que pena que no gané en el último concurso! Lo he pedido y estoy a la espera de recibirlo. Enhorabuena a Carlos Sisí.



Comenta este artículo :

A tener en cuenta: Los comentarios fuera de tono o inapropiados serán editados o borrados. Las direcciones de correo nunca serán publicadas. Ten también en cuenta que los campos marcados con * son obligatorios.







Buscar 
bar

 

pregúntanos

A dónde ir, qué ver, qué comer... PREGÚNTANOS.
ayuda

 

AGENDA
CULTURA
NEGOCIOS
EXPLORA
SOCIEDAD
SERVICIOS
Tertulia Andaluza S.L. 2019 © Todos los derechos reservados. Aviso Legal. Tertulia Andaluza Web Design