REGÍSTRATE | SUSCRIBETE | english


Mañana

Cristóbal Colom pasa mucho tiempo frente al ordenador y no es muy feriante, así que le citamos en el ConTenedor, en nuestras Tertulias, para robarle un rato en plena Semana Grande de Sevilla. Eso sí: dejamos a un lado el flamenco y hablamos de su grupo, los Mañana, de ultra sonidos poperos. Se encuentra en plena promoción de su segundo y último disco: Se acabó la rabia.


Por:  Marta Nocete Aguilar
 Enviar a un amigo Cerrar X 

¡Corre la voz!

  *Email de tu amigo:
  *Tu nombre:
  Mensaje personal (opcional):
250 carácteres máximo.
 
No guardamos ni utilizamos estos datos para ningun otro uso aparte de mandar un enlace a este artículo a tu amigo.

Grupo de música
Nació: en 2007
Ubicación: Sevilla
Destaca por: su pop desnudo

Natural de Sanlúcar de Barrameda, Cristóbal lleva ocho años viviendo en Sevilla y aquí ha formado su banda. Tus músicos hicieron un buen fichaje…

R. Bueno, no sé si ellos me ficharon a mí o al revés. Yo tocaba la guitarra con otro grupo que se disolvió, y como tenía algunas canciones propias pensé en organizar mi propia banda y hacer una primera maqueta. A finales de 2008 hicimos otra maqueta y el primer disco salió en febrero de 2010.

SimpleViewer requires Macromedia Flash. Get Macromedia Flash.
This is a WPSimpleViewerGallery


P. Fuisteis Grupo Revelación Nacional en 2010, os definieron así: “Canciones en castellano que condensan intensidad y melodrama, acercándose a un pop desnudo, con sonidos que tienden al folk rock”. ¿Os identificáis con esto?

R. Vale, me gusta (risas).

P. ¿Qué cambios sufre un grupo joven en su camino a la consolidación?

R. En nuestro caso, al principio, como el grupo era idea mía, yo llegaba con las canciones listas al local de ensayo y el resto del grupo metía arreglos o ritmos sobre mis canciones. Mientras que el último disco, aunque siguen siendo mis canciones, ya no las llevaba cerradas, sino que hacía cuatro melodías, sin estribillos, y entre todos las íbamos haciendo. Ese cambio se nota del primer al segundo disco.

P. En vuestra página se puede comprar el disco o descargarlo gratuitamente. ¿Cómo van las ventas?

R. Pues a pesar de que este disco está teniendo más éxito que el primero, se nota que la situación es mucho peor. Lo notamos tanto en las ventas como en los conciertos, sobre todo en los festivales donde los cachés han caído y casi no tienen patrocinadores. Grupos como nosotros sobrevivimos por los festivales, porque los conciertos en salas, con todos los gastos que conllevan, casi no dan beneficios. Este disco, por ejemplo, no nos ha costado dinero: lo hemos financiado con lo que fuimos ahorrando de la gira anterior. Creo que al 80% de los grupos españoles nos cuesta dinero sacar discos: lo que ganas lo reinviertes.

P. Ya vemos que no es fácil vivir de la música.

R. Afortunadamente, tengo otro trabajo. Para mí esto es un hobby en el que casi gasto dinero. En cuanto a la idea de la descarga gratuita, se trataba de que quien quisiera escuchar las canciones lo pudiera hacer fácilmente. A nosotros lo que nos interesa es que la gente nos conozca, y que si vamos a tocar a Galicia la gente haya podido escuchar el disco y vaya al concierto. Por otra parte, quien quiere bajarse el disco, lo va a encontrar. Preferimos facilitarlo. Qué te voy a contar, soy de una generación que ha crecido con un módem y si no hubiera podido acceder a toda esa música, supongo que no tendría tantos conocimientos musicales. Ahora cualquier chaval tiene a solo un clic toda la historia del rock.

P. Nos has convencido, esto es por vocación. Y, ya que no es el dinero, ¿qué satisfacciones te da la música?

R. Todas las demás: me da satisfacción personal, artística, creativa, intelectual… La música me da amor, cariño, diversión ¡todo lo que no es dinero!

P. Hablemos sobre el origen del nombre del disco: Se acabó la rabia. ¿Cómo empezó esa rabia y cuándo terminó?

R. Mmmm, no sé, es una canción del disco (silencio y mueca pícara). Nos cuesta mucho poner nombres, se nos da muy mal, así que buscamos entre las letras y esto sonaba bien. Luego nos dimos cuenta de que es un relato de Benedetti y nos gustó más. Encontramos nuestra coartada intelectual (ríe). Son esas coincidencias que surgen a posteriori, y que me encantan.

P. ¿Qué te inspira a la hora de escribir tus letras?

R. Sobre todo frases sueltas que escucho o se me ocurren, a partir de las cuales desarrollo una idea. En el caso de este disco sí quería mostrar un poco el pesimismo generacional que sufro, tanto yo como todos mis amigos. Hay mucha gente preparada y con estudios que no puede hacer nada, no puede realizarse profesionalmente, ni trabajar de lo que les gusta o de lo que saben. Eso en el fondo te crea una frustración interna. Desde hace un año más o menos, cada vez que me encuentro con un amigo todo son contarnos las penas. Quería que el disco hablara de eso, no con letras directamente sobre esos temas, pero sí que tuviera ese sentimiento de desengaño, como la imposibilidad de poder hacer planes a medio plazo, solo vivir el presente. A mí me gusta mi carrera y me encantaría poder ejercerla, pero no puede ser. Necesito esperar algo más de la vida.

P. Bueno, a parte de la coyuntura actual, en general tus letras no son la alegría de la huerta. Os vemos en la línea del estilo indie

R. Sí, hacemos música pop. El primer disco tuvo un toque más country, más folk en algunas canciones, y este al revés, no queríamos repetir. Este es un disco con más atmósfera, más ambiente, está más arreglado. El primero se hizo muy rápido, los primeros acordes que quedaban bien eran los definitivos. Después te pones a hacer un disco más elaborado y la gente dice: ¡pues el primero sonaba más fresco!

P. Venías escuchando tu iPod. ¿Cuál es tu último descubrimiento musical?

R. Pues venía escuchando a una chica estadounidense que se llama St. Vicent: es un pop raro. Como referentes españoles, me gustan mucho Nacho Vega, Cristina Rosenvigne o Standstill, y este año he descubierto Nueva Vulcano, más punky, pero con unas letras geniales.

En cuanto llegamos a casa escuchamos algunas de las recomendaciones, y nos gustan. Cristóbal acepta nuestra recomendación de ir a comer al ConTenedor: le ha encantado el sitio y no tiene el gusto de conocer sus deliciosos platos. Se despide y nos dice tímidamente que a ver cómo queda la entrevista: “No ha sido una entrevista típica, ha sido más bien una charla entre amigos”. Así son nuestras Tertulias en El ConTenedor.

Vídeo


Enlaces






1 comentario

Pon tu propia imagen con Gravatar
El 21 Noviembre 2014 a las 9:21, mathew dijo...

lilacs@reichenberg.commodore” rel=”nofollow”>.…

áëàãîäàðñòâóþ!!…



Comenta este artículo :

A tener en cuenta: Los comentarios fuera de tono o inapropiados serán editados o borrados. Las direcciones de correo nunca serán publicadas. Ten también en cuenta que los campos marcados con * son obligatorios.







Buscar 
bar

 

pregúntanos

A dónde ir, qué ver, qué comer... PREGÚNTANOS.
ayuda

 

AGENDA
CULTURA
NEGOCIOS
EXPLORA
SOCIEDAD
SERVICIOS
Tertulia Andaluza S.L. 2014 © Todos los derechos reservados. Aviso Legal. Tertulia Andaluza Web Design