REGÍSTRATE | SUSCRIBETE | english


Reseña: Flor de Frontera - El Gueto con Botas

Uno de los pequeños placeres de casi cualquier aficionado a la música con inquietud es descubrir debuts brillantes, de esos que hacen mantener la confianza en la música actual y renegar de tópicos como “todo tiempo pasado fue mejor” y demás frases hechas por el estilo.


Por:  Abel Guerola
 Enviar a un amigo Cerrar X 

¡Corre la voz!

  *Email de tu amigo:
  *Tu nombre:
  Mensaje personal (opcional):
250 carácteres máximo.
 
No guardamos ni utilizamos estos datos para ningun otro uso aparte de mandar un enlace a este artículo a tu amigo.

Artista: El Gueto con Botas
Año: 2010
Género: folk “mestizo”

Flor de Frontera, la opera prima de El Gueto con Botas es, sin duda, de ese tipo de álbumes. Los once temas incluidos en el disco derrochan no sólo talento, sino también una personalidad, una sabiduría y un saber hacer casi impropios de una banda primeriza. En este sentido, una parte del mérito es sin duda de Rubén Díez, flautista de los enormes e infravalorados Rare Folk, que ha ejercido una gran labor como productor del disco.  

SimpleViewer requires Macromedia Flash. Get Macromedia Flash.
This is a WPSimpleViewerGallery


A pesar de que el propio grupo define su música como “folk mestizo”, está claro que esta etiqueta se queda pequeña y corta ante una propuesta tan original como poco aficionada a tocar esos terrenos comunes típicos del mestizaje más manido. Aunque resulta evidente que estilos como la música celta, el ska o el reggae son influencias muy importantes en esta grabación, Flor de Frontera encierra mucho más que eso. De hecho, en la música de los sevillanos podemos encontrar avenencias árabes y de casi cualquier música étnica; ritmos de drum and bass; riffs de puro rock y trallazos como La Guerra no Espera o El Amo de las Bestias (un servidor recomienda prestar atención a los textos de las canciones cantadas, que son excelentes) intercalados con instrumentales de gran nivel como Leprechaun Jig. Por haber hay incluso hasta una versión de un clásico de la música tradicional sefardí, el Para qué quiero yo más vivir.

Toda esta variedad de estilos está aderezada con unos arreglos tan concienzudos como elaborados y que demuestran que, aunque David Ruiz, percusionista y voz masculina del grupo, firme ocho de las canciones, en Flor de frontera hay un gran trabajo colectivo y de banda detrás. A este respecto, a lo largo de los cincuenta minutos que dura la obra hay casi de todo: una base rítmica potente, multitud de instrumentos de percusión, guitarras que recuerdan al mejor Morricone o incluso a los Allman Brothers Band, flautas, saxos, gaitas, violonchelos, dos voces que se complementan muy bien… Afortunadamente, lo que podría haber acabado en un caos sonoro es, por el contrario, un trabajo prácticamente coral, en el que cada melodía y cada instrumento acaba encontrando su espacio. 

En definitiva, Flor de Frontera no es sólo un grandísimo debut, sino también uno de los mejores álbumes que el que esto firma ha escuchado en bastantes semanas.

Vídeo


Enlaces





0 comentarios.


Comenta este artículo :

A tener en cuenta: Los comentarios fuera de tono o inapropiados serán editados o borrados. Las direcciones de correo nunca serán publicadas. Ten también en cuenta que los campos marcados con * son obligatorios.







Buscar 
bar

 

pregúntanos

A dónde ir, qué ver, qué comer... PREGÚNTANOS.
ayuda

 

AGENDA
CULTURA
NEGOCIOS
EXPLORA
SOCIEDAD
SERVICIOS
Tertulia Andaluza S.L. 2020 © Todos los derechos reservados. Aviso Legal. Tertulia Andaluza Web Design