REGÍSTRATE | SUSCRIBETE | english


Reseña: Qasida - Rosario La Tremendita & Mohammad Motamedi

La noche puede ser mágica si la temperatura es adecuada, la luna clarea las tinieblas, los jazmines perfuman levemente el aire, la fuente refresca el sonido y dos voces se encuentran en la melodía del cante a pesar de que su geografía original esté a miles de kilómetros. Una verdadera perla en la Bienal de Flamenco de Sevilla.


Por:  Leonardo Sardiña
 Enviar a un amigo Cerrar X 

¡Corre la voz!

  *Email de tu amigo:
  *Tu nombre:
  Mensaje personal (opcional):
250 carácteres máximo.
 
No guardamos ni utilizamos estos datos para ningun otro uso aparte de mandar un enlace a este artículo a tu amigo.

Artistas: Rosario La Tremendita & Mohammad Motamedi
Fecha: 10/09/12
Ubicación: Convento Santa Clara (Sevilla)

Voces que se encuentran, sin sorpresa, y se quieren y se enlazan, y suben hasta las estrellas dejando atónitos a los testigos. Rosario La Tremendita y Mohammad Motamedi fueron esas voces en el Convento de Santa Clara.

La fusión del flamenco y el cante persa que La Tremendita y Motamedi han traído a la Bienal sevillana es una producción que germinó en la Flamenco Biennale Holanda del año pasado. El feliz encuentro fructifica en esta Qasida, nombre que evoca poesías arábigas y persas de tiempos en los que Al-Ándalus era una patria a la que llegaban alforjas llenas de cultura en las caravanas de camellos que partían desde Bagdad.

SimpleViewer requires Macromedia Flash. Get Macromedia Flash.
This is a WPSimpleViewerGallery


El diálogo poético se anuncia y se demuestra desde el arranque de la trianera, que demuestra su casta flamenca pura, su estirpe. Su cante jondo da paso al clasicismo envolvente del iraní. La Tremendita, poderoso torrente, desgarra la noche que Motamedi cose con una voz que nace de femenino terciopelo para ir trasformándose en viril plegaria del desierto. A la par, la guitarra de Salvador Gutiérrez y el daf de Habib Meftah Boushehri también matrimonian rasgueo y percusión bajo los arcos del claustro. Un tema sucede a otro y el tiempo se paraliza.

Rosario agradece los aplausos de reconocimiento en su nombre y en el de Mohammad, del que nos dice no habla en otra lengua que no sea la persa. Y nos parece mentira, y nos parece mágico (la palabra magia viene del persa, qué casualidad) y misterioso, que la lengua de las palabras haya encontrado un significado nuevo en la música de esta noche en la que solo hemos oído un idioma. Un idioma adornado por los colores del violín kemache persa y el palmeo rítmico del Guadalquivir. Se sale del convento de madrugada, flotando, dejando una historia de amor y música en el claustro que albergara siglos atrás viejas historias de romances prohibidos de príncipes y reinas, reyes crueles y abadesas nobles. Cosas de la Bienal.

Enlaces






3 comentarios

Pon tu propia imagen con Gravatar
El 1 Octubre 2012 a las 12:26, Irene dijo...

Magia pura. De los mejores momentos de la Bienal.



Comenta este artículo :

A tener en cuenta: Los comentarios fuera de tono o inapropiados serán editados o borrados. Las direcciones de correo nunca serán publicadas. Ten también en cuenta que los campos marcados con * son obligatorios.







Buscar 
bar

 

pregúntanos

A dónde ir, qué ver, qué comer... PREGÚNTANOS.
ayuda

 

AGENDA
CULTURA
NEGOCIOS
EXPLORA
SOCIEDAD
SERVICIOS
Tertulia Andaluza S.L. 2019 © Todos los derechos reservados. Aviso Legal. Tertulia Andaluza Web Design