REGÍSTRATE | SUSCRIBETE | english


Philadelphia - Pennsylvania

De Lancaster a Philadelphia con el trío ubetense. Sobre una cesta, una camisa y una cama de matrimonio (y un oso de peluche gigante). Seguimos la gira de Guadalupe Plata en su blog Ecos del Pantano.

 
Gracias a

Por:  Toni Anguiano
 Enviar a un amigo Cerrar X 

¡Corre la voz!

  *Email de tu amigo:
  *Tu nombre:
  Mensaje personal (opcional):
250 carácteres máximo.
 
No guardamos ni utilizamos estos datos para ningun otro uso aparte de mandar un enlace a este artículo a tu amigo.

SimpleViewer requires Macromedia Flash. Get Macromedia Flash.
This is a WPSimpleViewerGallery


Antes de dirigirnos a Philadelphia, nos pasamos por la casa de la fiesta de Lancaster para recoger un objeto perdido: la “barja” de Paco Luis, una cesta de mimbre elaborada artesanalmente por sus ancestros y utilizada a lo largo de varias generaciones para guardar alimentos o cables de bajo, en este caso. Vamos, que como se perdiera nos mataba. Al llegar a la casa nadie atendía nuestra llamada, pero como en Lancaster son confiados la puerta estaba abierta y pudimos recuperarla tranquilamente y seguir nuestro camino.

Después de unas horas en carretera llegamos a nuestro destino: la galería Danger Danger de Philadelphia, donde había concierto con Little Master, Casual Viking y Chimera. En lugar de cenar antes, pasamos más de una hora en una tienda de segunda mano que había al lado, donde Jimena encontró la chupa y camisa que le acompañarían el resto de la gira. También allí nos pasaron el contacto de un tipo de Austin que vendía el mismo modelo de guitarra con el que tocaba Hound Dog Taylor, aunque finalmente nunca llegamos a llamarle.

El concierto se dió muy bien y conseguimos algo de pasta a través de donaciones que hacía el público y venta de merchandising, por lo que teníamos casi cubiertas las dietas y gasolina hasta llegar a Austin. Para terminar la noche, la expedición se dividió en dos partes: Pedro, que iba a jugársela a ver dónde se quedaba a dormir, y el resto, que nos decantamos por irnos a un hotel de las afueras y descansar en condiciones. Nos tuvimos que joder, porque mientras en el hotel nos decían que teníamos que dormir los cuatro en una cama de matrimonio, Perico se estaba poniendo agusto en el porche de una casa del centro acompañado de Mike, de los Little Master, y de un oso de peluche gigante. La casa, emplazada en una calle que en verano se llenaba de conciertos y gente privando, estaba completamente invadida de objetos de lo más bizarro. Uno de ellos, una guitar-box, causó tal impacto en Pedro que el dueño de la casa decidió regalársela. Pero no piensen que es un cabrón con suerte, les ruego sigan atentos a este blog. En los próximos capítulos perderá la maleta en el aeropuerto.

Sigue la gira de Guadalupe Plata en su blog Ecos del Pantano en Tertulia Andaluza.

Enlaces





0 comentarios.


Comenta este artículo :

A tener en cuenta: Los comentarios fuera de tono o inapropiados serán editados o borrados. Las direcciones de correo nunca serán publicadas. Ten también en cuenta que los campos marcados con * son obligatorios.







Buscar 
bar

 

pregúntanos

A dónde ir, qué ver, qué comer... PREGÚNTANOS.
ayuda

 

AGENDA
CULTURA
NEGOCIOS
EXPLORA
SOCIEDAD
SERVICIOS
Tertulia Andaluza S.L. 2020 © Todos los derechos reservados. Aviso Legal. Tertulia Andaluza Web Design