REGÍSTRATE | SUSCRIBETE | english


Cádiz

Cádiz será Capital Iberoamericana de la Cultura en 2012. Ese año se celebrará los dos siglos desde la redacción de la Constitución de 1812, la Pepa. La ciudad amable y luminosa, faro del Sur de Europa, pide pista para despegar.


Por:  José Lorenzo Benítez
 Enviar a un amigo Cerrar X 

¡Corre la voz!

  *Email de tu amigo:
  *Tu nombre:
  Mensaje personal (opcional):
250 carácteres máximo.
 
No guardamos ni utilizamos estos datos para ningun otro uso aparte de mandar un enlace a este artículo a tu amigo.

Guía del ViajeroExplora la ciudad más a fondo.
Capital de la luz atlántica
Población: 130.561 habitantes
Término Municipal: 12,10 km2 (7,17 km2 urbanizada), un istmo en el extremo de la Bahía de Cádiz
Destaca por: las vistas de Cádiz desde sus torres vigías, como la Torre Tavira, sus playas y el carnaval
¿Sabías que? La ciudad prepara relanzarse con la efemérides del Bicentenario de la Constitución de 1812, la Pepa.

Los gaditanos exhiben orgullosos su alegría de vivir. No sin esfuerzo, ingenio, algunos apuros a fin de mes y una desmedida complacencia. El océano les brinda las mejores playas urbanas de Europa, pero también estrangula su crecimiento urbanístico y económico. Atrás quedan más de 3.000 años de civilizaciones. Se declara la ciudad más antigua del continente.

Cuando el frío arrecia en el hemisferio Norte los gaditanos frecuentan las terrazas y gozan de una temperatura templada. La vida trascurre al sol, salvo los días de temporal y ventarrones (Levante, Poniente, Norte…Los aires en Cádiz son una ciencia). Hay afortunados que no cesan de zambullirse en el mar desde la primavera hasta noviembre.

En este microcosmos hay calidad de vida, pero también una elevadísima tasa de paro. La falta de suelo, para vivir y trabajar, es un lastre. La ciudad no puede crecer; pierde población joven. Desde su esplendor del pasado, saca la lengua del agua y respira, goza, sigue a flote, como capital administrativa y refugio de un turismo en constante aumento. Resiste el embate de los milenios igual que soportó los bombardeos de Napoleón. El fracaso de la invasión francesa de principios del siglo XIX se fraguó en sus murallas. Dice una copla popular: “Con las bombas que tiran los fanfarrones las gaditanas se hacen tirabuzones…”.

SimpleViewer requires Macromedia Flash. Get Macromedia Flash.
This is a WPSimpleViewerGallery


Han pasado doscientos años y en sus calles se multiplican los hoteles y los visitantes. Cada día más puerto de cruceros, menos de contenedores, la Gades fenicia consolida su fama en España por la gracia espontánea de sus habitantes, ese arte de farándula, que el propio Ayuntamiento ha tomado como lema turístico: La ciudad que sonríe. También es una ciudad que llora, pero al final siempre le vencen las alegrías. Será por eso que este palo flamenco no podía ser más que gaditano. Ahora se prepara para conmemorar el Bicentenario de la Constitución de 2012. Ese año se celebrará allí la Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado, en un intento de retomar el estrecho vínculo con los países latinoamericanos. La deuda con Iberoamérica es grande. De Cádiz se espera que sepa ponerlo en escena y dignificarlo.

 

Datos


Historia

Los comerciantes fenicios de Tiro (actual Líbano) fundaron Gadir en torno al 1.100 A.C. en los confines del Mar Mediterráneo, es decir, del mundo conocido entonces. Se disputaban la hegemonía del comercio marítimo con los griegos. Cuando empieza la decadencia de los fenicios, los gaditanos quedan bajo el protectorado de Cartago. Las fuerzas púnicas iniciaron desde allí la ofensiva contra Roma hacia el 238 A.C. (segunda guerra púnica). Los gaditanos aprovechan la guerra para aliarse con los romanos, que fundan la ciudad de Gades. A partir de entonces decae su prosperidad. Más adelante pasó a manos de los musulmanes, que la utilizan como un puerto de apoyo para el paso de sus tropas desde el Norte de África a la península. Se quedaron 700 años. Durante la dominación musulmana, la ciudad ocupó un lugar sin importancia hasta que en torno a 1260 Alfonso X ordenó la reconquista de Cádiz. Durante el siglo XV la ciudad crece y se convierte en un punto de llegada de inmigrantes genoveses, flamencos, y gentes que persiguen las prósperas rutas del negocio de ultramar. El siglo XVIII es una etapa de esplendor. En 1711 se instalará en la ciudad la Casa de Contratación, organismo director del monopolio del comercio indiano.

La bonanza continúa hasta el siglo XIX, marcado por una permanente inestabilidad sociopolítica y numerosas revoluciones, que tuvieron su origen en este bastión. España comenzó a ganar la Guerra de la Independencia en Cádiz. Las tropas napoleónicas fueron incapaces de conquistar el fortín e iniciaron entonces su retroceso del territorio español. Bajo el asedio francés se debatió la Constitución de 1812 en la Iglesia de San Felipe Neri. Cádiz se hizo fuerte en defensa de la libertad de los españoles y facilitó el regreso de Fernando VII. A principios del siglo XX comenzó la expansión de la ciudad fuera de las murallas, cuya última fase, a partir de los años sesenta, configura el aspecto actual de la capital gaditana.

Barrios

Cádiz está dividido en dos zonas principales: el casco antiguo y Extramuros. En términos coloquiales conviene saber que los gaditanos, sobre todo los mayores, hablan de “ir a Cádiz” cuando se refieren al centro histórico, como si el resto de la ciudad fuera otro municipio. No es extraño escuchar en un barrio de Extramuros: “¿Vas a Cádiz?”. Es decir: ¿Vas al centro? Obvio para los gaditanos pero confuso para un foráneo.

La distinción de ambas zonas tiene sus connotaciones. Por ejemplo, el ambiente nocturno se traslada del casco antiguo en invierno al paseo marítimo en verano. Otra curiosidad. Conviene conocer el significado del término gadita, algo así como el perfil exacerbado de las costumbres y usos locales. Un gadita, residente en el casco antiguo, por ejemplo, podría apelar a un vecino de Extramuros, en tono burlón, como beduino.

Personajes

Manuel de Falla – compositor clásico - nació en Cádiz en 1876. Su sepulcro se puede visitar en la Catedral. Junto a Isaac Albéniz y Enrique Granados está considerado uno de los pilares de la composición musical clásica de España.

Francisco de Goya – pintor aragonés- es el autor de tres lienzos, de reciente restauración, ubicados en el Oratorio de la Santa Cueva, construido en el siglo XVIII. “Cádiz marcó un antes y un después en la obra de Goya. Algo le debió ocurrir aquí que cambió su modo de pensar y de ver la vida”, apunta Alberto Romero Ferrer, profesor de la Universidad de Cádiz.

Paco Alba – letrista del carnaval - fue el creador de la modalidad carnavalesca de la comparsa y uno de los autores de letras de carnaval más aclamados hasta la actualidad.

Fernando Quiñones - poeta, ensayista, novelista y gran amante del flamenco - fue uno de los escritores españoles de relatos más destacados de la generación de los años 50. Asimismo, uno de los mejores evocadores del habla andaluza, en especial de Cádiz.

Costus - dúo artístico - compuesto por el gaditano Enrique Naya y el mallorquín Juan Carrero, cargaron de colorido e irreverencia su pintura en plena movida madrileña.

Personajes contemporáneos

Supertirititran – superhéroe - gaditano de los videojuegos.

Álvaro Mutis – escritor colombiano - Premio Cervantes, fue nombrado Hijo Adoptivo de Cádiz como descendiente directo del botánico gaditano Celestino Mutis.

Carlos Edmundo de Ory – genial poeta - residente en Francia desde hace más de 40 años, también es Hijo Adoptivo de Cádiz.

Arturo Pérez Reverte – escritor miembro de la Real Academia de la Lengua Española - ha ambientado en Cádiz algunas de sus novelas históricas: Un día de cólera, La Carta Esférica y El Capitán Alatriste se han inspirado en rincones de la capital.

James Bond – célebre personaje cinematográfico - encarnado por Pierce Brosnan, protagonizó varias escenas de Muere otro día con Halle Berry en el Balneario de la Caleta.

Pasión Vega – cantante moderna de copla - reside en el barrio de la Viña desde que se enamoró de su actual representante. Sus discos se han nutrido de composiciones de autores locales, como el portuense Javier Ruibal.

Pablo Carbonell – cantante, cómico y showman televisivo - fue vocalista de la banda Los toreros muertos. Desde entonces su actividad ha sido muy dispersa, incluido como director de cine, aunque obtuvo su mayor éxito gracias al programa de televisión Caiga quien Caiga, donde ejercía de reportero irreverente.

Política

La alcaldesa Teófila Martínez (PP) lidera la cuarta legislatura consecutiva en el gobierno de la ciudad tras renovar una holgada mayoría absoluta. La corporación municipal mantiene la misma composición desde 2003: 18 concejales del PP, 8 del PSOE y uno de IU. El trabajo de la oposición no ha desgastado al equipo de gobierno. Su mandato se caracteriza por el desequilibrio de fuerzas, a caballo entre la enérgica acción de gobierno y propaganda de la alcaldesa y las carencias de iniciativa, carisma político y mediático del resto de la corporación municipal. Teófila Martínez consiguió apoyos firmes del Gobierno central para grandes obras de reforma urbanística como el soterramiento de la vía férrea. Ha logrado visualizar la gestión del PP en este área, junto a las inversiones en rehabilitación de viviendas y equipamientos, en perjuicio de otras áreas de calado social. Los programas municipales se miden en exceso por sus cualidades de escaparate. La cooperación con las instituciones de color socialista, como la Diputación Provincial o la Junta, son complejas.

Economía

La ciudad se debate entre la decadencia de sectores estratégicos como la industria naval, hoy casi extinta, y el auge del turismo, que propicia la apertura de nuevos hoteles. Un sector clave que todavía ofrece el encanto del trato personalizado y cercano es el pequeño comercio. Cádiz Centro Club de Calidad es el sello conjunto que integran los establecimientos del casco histórico. Otros dos sectores referenciales de la economía gaditana son la Zona Franca y el tráfico portuario, de cruceros y mercancías. En este último caso la ciudad se ha visto muy perjudicada por la ampliación del puerto de Algeciras. También aparecen jóvenes empresas en sectores innovadores, como las nuevas tecnologías, pero la explotación comercial de la Red es deficiente. Los gaditanos también sobreviven gracias a la economía sumergida, la emigración y las actividades del resto de la Bahía. A finales de 2007 había más de 11.000 parados con una población que apenas sobrepasa los 130.000 habitantes. Las crisis coyunturales hace del paro un mal endémico en Cádiz, que suele aparecer en el furgón de cola del empleo de España y la Unión Europea. Entre sus retos, la formación especializada en nuevos sectores, como las energías renovables o la biotecnología.

Medios de comunicación

Diario de Cádiz es el líder de la prensa escrita gaditana y buque insigne del Grupo Joly. Esta empresa familiar, de línea editorial conservadora, es el principal grupo andaluz de prensa local. Pese a la aparición de nuevas cabeceras, como La Voz de Cádiz, del grupo Vocento, se mantiene con diferencia a la cabeza de la tirada de periódicos locales. El diario Cádiz Información, de Publicaciones del Sur, ocupa un puesto testimonial. Canal Sur Radio y la Cadena SER se disputan el liderazgo del espectro radiofónico. Junto a RNE, están Onda Cero, Cadena COPE y la emisora municipal Onda Cádiz Radio. Las desconexiones provinciales de Canal Sur Televisión encabezan la información local en la pequeña pantalla. De lejos, en calidad y audiencia, le siguen las operadoras locales Onda Cádiz Televisión, Onda Luz y Canal Cádiz.

Educación

Entre los institutos de mayor presitigio destacan el IES público Cortadura, y San Felipe Neri, privado. El absentismo, el fracaso escolar y el aumento de las tensiones en las aulas focalizan las inquietudes de los sindicatos de enseñanza. La ciudad acoge uno de los cuatro campus de la Universidad de Cádiz (UCA). Los restantes están en Puerto Real, Jerez y Algeciras. El de Cádiz está concentrado en el casco antiguo. Además de las ofertas de titulaciones, la UCA ofrece un nutrido programa de actividades deportivas, culturales y formativas, como los encuentros literarios o el Campus Cinema Alcance. Dentro de la UCA, accesible a todo el público, crece la oferta de la Escuela Superior de Lenguas Modernas. La ciudad carece sin embargo de un conservatorio superior de música. Sólo se pueden cursar estudios profesionales medios. Sus instalaciones son inadecuadas.

Medio ambiente

“La bici es la gran apestada de la ciudad”, afirma categórico Daniel López, portavoz de Ecologistas en Acción. El carril bici no se ha contemplado en la nueva Avenida Juan Carlos I, escenario de las protestas de la plataforma cívica que regularmente organiza bicifestaciones. Esta deficiencia entronca directamente con un problema común a toda la Bahía: el transporte público. El Consorcio Metropolitano de Transportes ha iniciado nuevas comunicaciones, como las conexiones marítimas con El Puerto y Rota, pero el uso del vehículo privado está muy extendido. El tráfico de Cádiz es un cuello de botella.
Junto a ello, graves carencias. “El reciclado de basuras es un desastre”, añade López. La recogida selectiva de residuos equivale a largos paseos en algunas zonas y el Ayuntamiento apenas fomenta su práctica en casa. Y demasiado ruido. “Basta con abrir el balcón de casa y no hay quien se entere de lo que dice la tele”, sentencia Alberto Méndez desde la céntrica calle Sagasta. Los ecologistas también denuncian la contaminación lumínica y rechazan el “derroche” de energía que supone la iluminación nocturna de la playa en verano.

A debate

Hay tradiciones poco limpias. Una noche de agosto, las playas de Cádiz se transforman en una feria de barbacoas. Se celebra el Trofeo de fútbol José León de Carranza. No cabe ni un alfiler. Las familias se cuentan por decenas de miles. En los años cúspides de la fiesta asistieron más de 200.000 personas, según el Ayuntamiento, orgulloso de competir por un récord Guiness. Entonces llegaron los desmadres y el vandalismo. Hasta le prendieron candela a las pailas de madera. Familias completas trasladaban el viejo sofá de la salita a la playa, a pasar la noche a la verita del mar, entre copa y copa, y carnes y pescados a la brasa. Y la fiesta se desbordó. La Demarcación de Costas intervino para advertir de que en esas condiciones prohibiría la fiesta, dado su impacto medioambiental, que se prolonga en la arena durante semanas. La Demarcación amenazó con sancionar al Ayuntamiento si no restringía las barbacoas. En 2007 el gobierno municipal logró desplazar la juerga a un día entre semana, de modo que fue menos concurrida. El debate de fondo es eterno. Se oponen el sabor de la tradición y el disgusto de convertir la playa en un vertedero. Una cosa es evidente: la ciudad se vuelca en el evento.


Bibliografía


Estos títulos relacionados con Cádiz pueden interesarte.

Filmografía


Estas películas relacionadas con Cádiz pueden interesarte.

Enlaces






5 comentarios

Pon tu propia imagen con Gravatar
El 26 Febrero 2008 a las 1:59, Lorenzo dijo...

Bonitas fotos, Gonzalo. La de Santa María del Mar es como la vista de mi casa. Gracias.


Pon tu propia imagen con Gravatar
El 26 Febrero 2008 a las 11:59, Lizette dijo...

Es una guía equilibrada con sol, luna y parte del universo de mis alegrías. Cádiz es un encanto y su gastronomía particular.


Pon tu propia imagen con Gravatar
El 14 Diciembre 2008 a las 20:14, Juanito M dijo...

Nosotros los koalas: “EL koala, al igual que el gaditano, es un mamífero y ambos estamos en vías de extinción. Fósiles vivientes. Cada vez somos menos y nadie, salvo los koalas y nosotros, es culpable de este ruinoso destino: como el koala, el gaditano vive con dificultad fuera de su hábitat y es famoso por su pasividad cuando se le molesta e incluso cuando es capturado. Con todo, tanto el koala como el gaditano caen simpáticos y resultan muy graciosos a todo el mundo.

El koala es una trágica metáfora del gaditano, de sus tragaderas. Nos lo tragamos todo sin rechistar ni protestar; todo lo más rajamos por lo bajini, no sea que se entere quien tú sabes y pierdas la subvención municipal, la preferencia en la rifa de los pisitos o el curro de la niña en la última ocurrencia chorra del ayuntamiento. Aquí se pierden 15.000 habitantes en diez años y los responsables resultan ser los de Estadística, unos torpes que no cuentan bien. Aquí se publica que Cádiz es de las ciudades más caras, y los hooligans de Teófila vociferan que Ella no tiene la culpa y que eso es cosa de los ateos y chorizos de los rojos que le tienen manía. Pero nadie dice nada de que la población envejece a un ritmo insostenible, que los impuestos son muy altos, que la ciudad se acateta día a día, que se maltrata un casco antiguo admirable con coches y más coches, y que se levanta Canalejas durante meses para meter en el parking unos pocos coches más.

Nadie dice que la cultura local tenga tufo a Coros y Danzas, ni que toda la fuerza se nos vaya en la mayonesa de los croqueteos mientras nos entregamos placas unos a otros. Nadie parece reparar en el embotamiento que provocan ese localismo victimista y llorón o el glamour cutre del señoritismo neocarrancista, rendidos ante cualquier chatarra alucinógena; un poné el bicentenario, que ojalá sea algo más que Ramón Velázquez disfrazado de Bonaparte.

Las especies que se resignan no evolucionan. Por eso, después de tres mil años de torrija, el gaditano (y tal vez el koala) tienen lo que se merecen.” Del diariodecadiz.es (http://www.diariodecadiz.es/opinion/detail.php?id=300058#opi)


Pon tu propia imagen con Gravatar
El 15 Diciembre 2008 a las 22:54, Lorenzo dijo...

DEMOLEDOR. El sindicato UGT ha presentado hoy un estudio comparativo del empleo en Andalucía realizado por la Universidad de Alcalá de Henares. Cádiz es la última provincia, no sólo la capital, en todos los índices de acceso al trabajo, salarios y rentas, protección social, igualdad de géneros en el mercado laboral (y eso que la ministra de la equiparación sexual es gaditana) y ocupa el antepenúltimo puesto en otras tantas cuestiones. Eso sí, somos los terceros en el grado de satisfacción de nuestra vida laboral. Lo que no dice el estudio es si se trata de vida laboral regulada o economía sumergida, picaresca y chapuzas varias. ¿Le habrán han preguntado a los narcos y camellos de esta provincia si están satisfechos con su trabajo? Pues eso, la ciudad que sonríe, pese a todo. Qué graciosos que somos, éle!


Pon tu propia imagen con Gravatar
El 12 Marzo 2012 a las 11:41, Juan dijo...

Cádiz es un sitio estupendo. Tiene todo, playas, gastronomia y la gente es un encanto.

Aquí os dejo con una guia de cádiz.

GuiaCadiz.com




Buscar 
bar

 

pregúntanos

A dónde ir, qué ver, qué comer... PREGÚNTANOS.
ayuda

 

AGENDA
CULTURA
NEGOCIOS
EXPLORA
SOCIEDAD
SERVICIOS
Tertulia Andaluza S.L. 2014 © Todos los derechos reservados. Aviso Legal. Tertulia Andaluza Web Design