Tertulia Andaluza Versión para imprimir print Imprimir

Cádiz: Guía del Viajero

Si quieres descubrir dónde se esconde la alegría de Andalucía sólo tienes que dejarte llevar por esta guía que hemos preparado para ti. Podrás remover la tacita gaditana con cucharilla de plata. Contágiate de Cádiz y conviértete en Viajero con Tertulia Andaluza.

Por: Lorenzo

Esencial: una puesta de sol en La Caleta, comer pescaíto, las tascas populares y colgarse de las azoteas
El Tiempo:

El surrealismo y la guasa ronda las esquinas de Cádiz, pero hay que aguzar los oídos. Y esencial es también abrir muy bien los ojos para que los pequeños detalles no se esfumen. El primer consejo es muy claro: pasear por los barrios de Santa María, la Viña, el Pópulo, y recorrer el Campo del Sur mientras las olas rompen contra las rocas. Asomarse al interior del Teatro Falla (Plaza del Falla, s/n) y al exterior de las ruinas del Teatro Romano (Campo del Sur, s/n). Y rodear el casco antiguo, para recrearse por el balneario de la Caleta. Si acompaña la luz y la mar en calma, el paisaje es radiante. Y continuar por los castillos de San Sebastián y Santa Catalina. La parada obligada a mediodía, debe ser en la barra del Restaurante El Faro [1] (C/ San Félix, 15, 902211068) para saborear el pescaíto de la Bahía .

Sin embargo, también hay monumentos tangibles y más sencillos de captar: la Torre Tavira (Marqués del Real Tesoro, 10, torretavira.com [2]) es una torre vigía emblemática con una cámara oscura para contemplar la ciudad a vista de pájaro, en un ángulo de 360 grados. Para palpar la historia de Cádiz, hay que pasear sobre Puerta Tierra, la antigua entrada de la ciudad. En el paseo de callejuelas del centro, merece un descanso la Plaza Mina, donde se puede uno asomar al Museo de Cádiz (956203368, juntadeandalucia.es [3]) para bucear el pasado fenicio de la Tacita de plata. Más plazas imprescindibles: San Antonio, San Juan de Dios, Plaza de España… y la de la Catedral (Pza de la catedral, s/n), construida sobre la antigua catedral gótica y finalizada en 1838. Si de noche aún quedan fuerzas, una copa en el Café Teatro Pay pay (C/ Silencio, 1, 956252543, cafeteatropaypay.com [4]).