REGÍSTRATE | SUSCRIBETE | english


Proyecto Avanti

Un grito sobrecogedor. Lágrimas a todo volumen. Desde otra habitación, se escucha el lloro. No hay que lamentar daños, es un drama de escenario, una clase de actuación en el Teatro Avanti de Córdoba. Tras seis años de trabajo, este espacio suma a la programación de montajes y la organización de eventos, una escuela. Tras el chillido, aplausos. “Será que lo está haciendo bien”, opina desde la otra aula su director Julián Molina. “Ofrecemos un modelo innovador de gestión cultural, viable para el municipio y con respuesta social”.


Por:  Elsa Cabria
 Enviar a un amigo Cerrar X 

¡Corre la voz!

  *Email de tu amigo:
  *Tu nombre:
  Mensaje personal (opcional):
250 carácteres máximo.
 
No guardamos ni utilizamos estos datos para ningun otro uso aparte de mandar un enlace a este artículo a tu amigo.

Guía del ViajeroExplora la ciudad más a fondo.
AgendaNo te pierdas su día a día.
Teatro, escuela de teatro y centro de gestión cultural
Nació: en 2005
Dirigido por: Julián Molina
Ubicación: Córdoba
Destaca por: conseguir sacar adelante un teatro de manera autosuficiente
¿Sabías que? sus fundadores se convierten en payasos en el Hospital Reina Sofía de Córdoba

El entusiasmo ubica al Proyecto Avanti. Desde la calle Realejo, se ve a unos niños que botan en unas escaleras al final de la larga calle María Auxiliadora, canturrean a grito pelado, inconscientes de que ejercen de coordenadas físicas del teatro. En el interior, sobre el escenario, un círculo de adultos se echa a llorar. La actuación, la eterna farsa que pretende ser creíble, ha comenzado. Esta escuela es la última iniciativa de una panda de payasos. Los mismos que se convierten en Los Wilson para hacer reír a niños hospitalizados, han montado un centro no reglado en el que 120 personas, de 5 a 50 años, aprenden a ser ficción.

La escuela, que termina ahora su primer curso, es el último proyecto de Julián Molina, Daniel Ceballos y Paco Santofímia, promotores culturales que programan, gestionan espacios escénicos y eventos varios, y producen animación y teatro. Es el Proyecto Avanti. Una iniciativa que arrancó en 2005 porque, aunque “Córdoba tenía un espacio oficial que llevaba 20 años funcionando”, Molina y sus compañeros creyeron que necesitaba otro. Una alternativa que crece.

SimpleViewer requires Macromedia Flash. Get Macromedia Flash.
This is a WPSimpleViewerGallery


El Avanti es un servicio público gestionado por una entidad privada, ubicado en un edificio propiedad del colegio Salesianos. Esa es la diferencia respecto a una institución cultural oficial. “Al carecer de soporte financiero para mantener un espacio propio, se aplica un modelo distinto”. Molina dirige el teatro y afirma que así se gana en eficacia y calidad: “El ahorro de costes es máximo para el municipio y sirve para desarrollar nuestro proyecto y muchos otro”. Para él, esta es la verdadera innovación. “Muchas veces el sector público dice que hace falta dinero, pero la I de I+D+I no es cuestión de dinero”. Ellos ofrecen los productos, los ayuntamientos los compran, y con los beneficios mantienen un teatro abierto.

Un equipo de seis personas organiza las actividades del proyecto. A veces, esta cifra se dispara hasta superar la docena, entre docentes de la escuela y colaboradores puntuales para el resto de eventos, como sucede con el Teatro-Circo de Puente Genil, la Muestra de Teatro de Aficionados, o con la cabecera inaugural del festival Cosmopoética. “En este tipo de actividades, se recurre mucho al factor humano”. Algo que se ha comprobado también con la escuela teatral. Cuando diseñaron los programas, en verano de 2010, no imaginaron una lista de espera, pero de seis cursos iniciales, pasaron a ofrecer nueve. “Sin tener colaboración con la Administración, no podemos abarcar más. Pero estamos viendo la posibilidad de aumentar en el próximo curso…”.

Tres grupos de infantil, dos juveniles (uno en inglés), otro de adultos. “La media de edad ronda los 28 años”. En general, es su primera experiencia teatral. Lo fundamental, según Molina, es transmitirles amor por el teatro. Las clases se centran en la interpretación, pero no exclusivamente, también voz, iluminación y sonido. Con los más pequeños han apostado por los monográficos, que si títeres, que si marionetas, que si payasos… “Una variedad para que tengan presente que hay muchas maneras de llegar al público”.

La atención a los niños es intencional. No es un trabalenguas. Afirma que cuando empezaron a programar, en 2005, la oferta teatral infantil en Córdoba era escasa. “A lo mejor, una vez al mes”. En la actualidad, “¿sin contar a Avanti? … Está igual”. Así que ellos programan, dentro y fuera del teatro, para los pequeños. “Entre adultos, no hay público de teatro. Se recurre a actividades mediáticas, algo fácil; lo único que se necesita es dinero para contratar un nombre, pero cuando eso no se tiene y hay que programar actividades no conocidas, es más complicado”. Y aquí viene el paréntesis. “El público infantil y juvenil es más fiel, no hace distinción entre una obra y otra”. Y esos espectadores, que hace cinco años eran críos, ahora se unen a las actividades de Avanti. “Eso nos parece asentar la base”.

Unas 160 producciones anuales de teatro, música y danza. “Hay que aprovechar el espacio al máximo. Hay muchos días en lo que hay hasta tres representaciones”. Algunas son propias, pero la gran mayoría son producciones ajenas. “Intentamos dar una oportunidad a artistas de Córdoba, andaluces… Creemos que hacemos mucha cantera para artistas que quieren convertir esto en su actividad”. Cantera a través de la producción propia, con la escuela de teatro; cantera con la producción ajena, con la Muestra de Teatro de Aficionados, que acaba de pasar su quinta edición. “Ese es el comienzo de todo, incluso el mío, luego ves posibilidades y quieres hacer de esto tu profesión”.

Lo dice un clown que proviene del teatro clásico. Con la compañía Los Wilson, otra de las iniciativas de Proyecto Avanti, llevan años convirtiendo lunas menguantes en medias lunas: haciendo sonreír a niños. Tres días por semana, en el hospital Reina Sofía de Córdoba, se plantan en el preoperatorio, o van a consultas externas de oncología infantil. Son los médicos de la risa. Pequeños e irrepetibles números de cinco a diez minutos, pura psicología: “Lo que acabas de representar en una habitación no te sirve en la otra…Yo no sé curar ninguna enfermedad, pero cuando haces memoria de lo que estás haciendo en vida, esto es muy agradecido. Yo creo que es lo máximo”.

Molina está convencido de que todos podemos ser idealistas y así plantea el proyecto Avanti: “Hay una queja perpetua porque esperamos que nos solucionen los problemas y es algo que observo en cualquier sitio. De un tiempo para acá, siempre digo: bueno, a qué esperas, tu qué haces para mejorarlo”.


¿Cómo llegar?


Teatro Avanti
C/ María Auxiliadora, s/n
Córdoba, Córdoba


Ver Tertulia Andaluza en un mapa más grande

Enlaces






1 comentario

Pon tu propia imagen con Gravatar
El 26 Mayo 2011 a las 1:01, Strange Maríe dijo...

No lo conocía… Tendre que viajar a Córdoba más amenudo. Me gustaría conocer ese panda de payasos. ¡Enhorabuena por el trabajo!



Comenta este artículo :

A tener en cuenta: Los comentarios fuera de tono o inapropiados serán editados o borrados. Las direcciones de correo nunca serán publicadas. Ten también en cuenta que los campos marcados con * son obligatorios.







Buscar 
bar

 

pregúntanos

A dónde ir, qué ver, qué comer... PREGÚNTANOS.
ayuda

 

AGENDA
CULTURA
NEGOCIOS
EXPLORA
SOCIEDAD
SERVICIOS
Tertulia Andaluza S.L. 2014 © Todos los derechos reservados. Aviso Legal. Tertulia Andaluza Web Design