REGÍSTRATE | SUSCRIBETE | english


Fez: Guía del Viajero

Escaparse y perderse por uno de los laberintos habitados más increíbles es ahora, además de fácil, poco costoso y más rápido que nunca. Desde Sevilla y gracias a los vuelos low cost, puedes llegar desde hace muy pocos meses a la verdadera medina de Fez, ciudad imperial, patrimonio de la Humanidad y orgullo de Marruecos, en apenas 50 minutos y por menos de 50 euros.


Por:  Leonardo Sardiña
 Enviar a un amigo Cerrar X 

¡Corre la voz!

  *Email de tu amigo:
  *Tu nombre:
  Mensaje personal (opcional):
250 carácteres máximo.
 
No guardamos ni utilizamos estos datos para ningun otro uso aparte de mandar un enlace a este artículo a tu amigo.

Esencial: ver el atardecer desde alguna teraza mientras se oye la llamada a la oración en las mezquitas
El Tiempo:

Llegar a Fez ya no es un viaje a la antigua usanza, un largo y complejo camino que se recorre legua a legua, pero ello no hace que el lugar de destino sea menos prometedor. Un sólo salto sirve perfectamente para escapar de la rutina y saltar del mundo occidental a otro diferente y más auténtico.

Fez está amurallada, y bien amurallada. Kilómetros de lienzo color albero que restallan sobre el cielo azul eléctrico, muros que atesoran Fes El Bali -el Fez antiguo-, Fes El Jdid -el Fez moderno-, Mellah -el antiguo barrio judío-, palacios, kasbas, mezquitas y, sobre todo, un enjambre humano que rezuma vida. Miles de personas callejeando, comprando y vendiendo entre la mercadería variopinta y multicolor camino de orar en la mezquita, postrados pidiendo lismona, los burros, el único medio de transporte desde hace siglos, abriéndose paso entre la multitud que pulula por las callejuelas y los mercados…

SimpleViewer requires Macromedia Flash. Get Macromedia Flash.
This is a WPSimpleViewerGallery


Perderse en la medina y aspirar el olor de los hornos de pan, del cilantro y las especias, y dejarse llevar al pasado es la primera y la más importante recomendación. Gracias a una orden municipal, desde hace poco más de un año se ha reducido notablemente el acoso a los turistas. La orden sólo autoriza a los guías oficiales a que acompañen a los viajeros. Esto permite que puedas pasear solo y, que de forma educada y clara, puedas rechazar ofrecimientos a visitar tiendas de alfombras o restaurantes. Sólo es necesario dejarse ‘raptar’ por alguno de los jóvenes que por alguna moneda te lleva hasta alguna de las terrazas que dominan las tanneries, para contemplar la imágen única de los curtidores enjuagando con esfuerzo el cuero en pocetas coloreadas. Acepta la ramita de hierbabuena que te dan al subir: el olor fétido y acre es muy intenso.

A la hora del elegir alojamiento, opta por un Ryad a las puertas de la medina. Desayuna en su azotea para sentir el primer sol del día. Vuelve para ver caer la tarde y oir la sucesión de muecines llamando a la oración, a la par que zurean las palomas entre las miles de parabólicas apuntando a Rabat. La amabilidad y cortesía del personal suele ser notable en estos establecimientos que recuperan con gusto el ambiente de las antiguas casas señoriales de estilo alauita.

La prohibición de beber alcohol en un país musulmán hace que tomar una cerveza pueda ser complicado. Y el vino -que sólo encuentras en los mejores restaurantes para turistas- es caro. Hay que resignarse a una cura de alcohol a base té con menta y hierbabuena. Para compensarlo hay que dejar que el paladar disfrute al comer couscús, tallín o pastela en los restaurantes cercanos a la puerta Bab Bou Jeloud. Son baratos y la atmósfera y el sabor local están asegurados.

Andalucía está presente en Fez, pues poco después de su fundación (808, de la era cristiana) la ciudad recibía a centenares de familias que tuvieron que dejar Córdoba y fundar el barrio andalusí, uniéndose de ese modo a la amalgama de pueblos que iban constituyendo el crisol fasí. Tras el edicto de Granada (1492) promulgado por los Reyes Católicos, la ciudad volvió a acoger a otra oleada de musulmanes procedentes del sur de España. Por eso, al perdernos hoy por la intrincada Fez, recordamos los paseos por el Albaicín granadino o por pueblos como Medina Sidonia y Vejer de la Frontera. Y sentimos un aroma que nos transporta a la Andalucía que fue hace siglos.

 

Tertulia recomienda


 Comer

La Medina ofrece puestos y restaurantes muy populares. Pero si el bolsillo no necesita hacer los recortes de un mochilero, hay alternativas económicas cerca de la puerta Bab Bou Jeloud.

Rico y económico
Restaurante Medina, 110 - 150 DH
al lado puerta azul de la medina

Para darte un capricho
Restaurante Mezzanine, 150 DH
Kasbat Chams, 17
Saliendo hacia la ciudad nueva, tras las murallas frente al jardín Jnan Sbil
+212 (0)611078336

 De copas

En la Medina hay opciones muy sugerentes para tomar algo de beber o descansar en un ambiente diferente.

Algo diferente
Café Clock, 30 - 90 DH
Derb El Magana, 7
+212 (0)535637855, cafeclock.com

En boca de todos
Fez Lounge, 100 DH
Zkak Rouah, 95
+212 (0)535633097, fezlounge.com


 Dormir

Los Ryads cercanos a la Medina son una buena alternativa a los hoteles tradicionales, normalmente más caros en su misma categoría.

Con encanto
Riad Tizwa Fes, 80 €
+212(0) 668190872, riadtizwa.com

 Transporte

Taxi
Grand Taxi, precio negociable, Aeropuerto 120 Dirhams (approx. 10 €)

Taxi
Petit Taxi, con taxímetro. Fiat Uno de color rojo, tienen todos taxímetro (si no lo ponen en funcionamiento, exígelo), pero sólo pueden acoger a un máximo de tres pasajeros. Los trayectos internos te saldrán casi siempre por unos 2 o 3 euros (entre 15 y 30 dirhams)

A pie
Por la Medina sólo se puede transitar a pie, pero los taxis te pueden dejar siempre en alguna de las puertas por las que se accede a ella.

 Escapadas

Tres días dan para más: puedes visitar el Fez colonial de la época francesa, hacer una excursión a la vecina ciudad de Meknes o a las ruinas romanas de Volubilis (si no viajas como un turista japonés, Fez merece en exclusiva la escapada de tres días con sus noches). Los Grand Taxi (normalmente Mercedes o tipo monovolumen) son los que se usan para el aeropuerto, y con los que puedes negociar el precio para excursiones de un día. En el caso de las ruinas, paga siempre el total de regreso a Fez...existe la "leyenda urbana" de turistas abandonados en las ruinas, porque el taxista encontró un cliente que pagaba mejor...).


¿Cómo llegar?


Por aire
Fes Saiss International Airport
BP A11, Fes
Código Aeropuerto FEZ
954449000, onda.ma

Ryan Air
La compañía irlandesa opera con Fez y Marruecos desde Sevilla con buenas ofertas. ryanair.com

Atención: los pasaportes han de tener una validez de al menos 6 meses desde la fecha de entrada en Marruecos.

Autobús aeropuerto
Existe un autobús entre el aeropuerto y el centro de la ciudad (unos dos euros, horarios en función de los vuelos).


Ver Tertulia Andaluza en un mapa más grande

Bibliografía


Estos títulos relacionados con Fez: Guía del Viajero pueden interesarte.

Enlaces






4 comentarios

Pon tu propia imagen con Gravatar
El 8 Febrero 2010 a las 17:33, dulcineamr dijo...

Leonardo muy interesante tu aportación. Un saludo!


Pon tu propia imagen con Gravatar
El 5 Mayo 2010 a las 23:24, Alejandro dijo...

felicidades por la pagina! y muy interesante tu aportacion sobre Fez!Animo y adelante!



Comenta este artículo :

A tener en cuenta: Los comentarios fuera de tono o inapropiados serán editados o borrados. Las direcciones de correo nunca serán publicadas. Ten también en cuenta que los campos marcados con * son obligatorios.







Buscar 
bar

 

pregúntanos

A dónde ir, qué ver, qué comer... PREGÚNTANOS.
ayuda

 

AGENDA
CULTURA
NEGOCIOS
EXPLORA
SOCIEDAD
SERVICIOS
Tertulia Andaluza S.L. 2019 © Todos los derechos reservados. Aviso Legal. Tertulia Andaluza Web Design