REGÍSTRATE | SUSCRIBETE | english


Leyenda: Torrigiano

Leyenda de Torrigiano, famoso escultor florentino, condenado a muerte por la belleza de su obra, y de la modelo que le inspiraba su arte. Una entrega más de la serie leyendas de Sevilla, para los fans y lumbreras del embrujo.


Por:  Antonio Palacios
 Enviar a un amigo Cerrar X 

¡Corre la voz!

  *Email de tu amigo:
  *Tu nombre:
  Mensaje personal (opcional):
250 carácteres máximo.
 
No guardamos ni utilizamos estos datos para ningun otro uso aparte de mandar un enlace a este artículo a tu amigo.

Escultor florentino famoso por su maña al golpear el mármol y a sus enemigos en la pelea. En una riña artística, le partió la nariz a Miguel Ángel tras tirarle un tintero a la cara. Se convirtió en el protector de Beatriz, una niña abandonada en las calles de Florencia, que fue su modelo favorita. Cuando se hizo mujer, fue su esposa. Ella le dio un hijo y varios años felices. Ya en Sevilla, la tragedia llegó a su casa cuando dio cobijo a otra alma perdida, un galán mucho más joven que él, que sedujo a Beatriz. Torrigiano mató al que le burló en un duelo. Cuando intentó hacer lo mismo con Beatriz, no pudo. La imagen de la madre pidiendo clemencia con su hijo en brazos venció a su ira.

El escultor dejó Sevilla, a Beatriz y a su hijo atrás, vagabundeando por Inglaterra y Francia. Durante esos años, un noble sevillano compró una estatua de Beatriz y pasó de admirar a amar aquella belleza. Durante esos años, también, muere el hijo de Torrigiano, sin saber que un día salvó la vida de su madre. Al enterarse de la muerte del pequeño, el escultor volvió para vengarse de su mujer. Esta vez es Cristo el que evita la muerte de la joven: el escultor le preguntó a la figura que debía hacer y este le respondió que la perdonara como él le había perdonado por la vida que se cobró en el duelo.

Mientras, el noble sevillano encontró por las calles a la carne y los huesos de la estatua que veneraba: a Beatriz. Gracias a sus influencias, consigue saber dónde y con quién vive la joven. Al conocer que es la mujer de Torrigiano, acusa ante la inquisición al escultor de luterano. En el juicio, el florentino cuenta la historia de Beatriz y la perdona en público. El jurado se reúne para dictar sentencia, aunque él ya sabe que está condenado. En su último día de vida, destroza la imagen que ha provocado su desgracia, la famosa estatua de Beatriz. Poco después, muere abrasado en el fuego, sentenciado a muerte.


¿Cómo llegar?



Ver Leyendas en un mapa más grande

Enlaces





0 comentarios.


Comenta este artículo :

A tener en cuenta: Los comentarios fuera de tono o inapropiados serán editados o borrados. Las direcciones de correo nunca serán publicadas. Ten también en cuenta que los campos marcados con * son obligatorios.







Buscar 
bar

 

pregúntanos

A dónde ir, qué ver, qué comer... PREGÚNTANOS.
ayuda

 

AGENDA
CULTURA
NEGOCIOS
EXPLORA
SOCIEDAD
SERVICIOS
Tertulia Andaluza S.L. 2019 © Todos los derechos reservados. Aviso Legal. Tertulia Andaluza Web Design