Tertulia Andaluza Versión para imprimir print Imprimir

Ádel Kháder

Todoterreno del audiovisual, este malagueño multifacético comienza a labrarse un sello propio en el panorama nacional de cortometrajes y de la publicidad. Desde su empresa, Infodel Media, trabaja y apuesta por la creatividad cinematográfica de España.

Por: Lakshmi I. Aguirre

Director y productor
Nació: en 1979 (Tenerife)
Ubicación: Málaga
Destaca por: dominar un amplio abanico del mundo audiovisual
¿Sabías que? uno de sus proyectos futuros es tratar el conflicto palestino-israelí dada la procedencia palestina de su padre

Cuenta que se empequeñece frente a las multitudes, pero cualquiera lo diría cuando es capaz de dirigir con total seguridad a equipos de más de cincuenta personas y cámara en mano. “Hay que ser muy resolutivo” aclara Kháder, “la clave es rodearte de gente muy buena”. Afirma que la palabra ‘artista’ le infunde mucho respeto y que por eso, sus pasos se dirigieron hacia las telecomunicaciones antes que a la creación audiovisual, en la que en pocos años ha conseguido moverse como pez en el agua.

Artista o no, nació en Tenerife, vivió en Marbella hasta los dieciocho años y Málaga [1] ha sido su centro de operaciones desde entonces al frente de Infodel Media, una empresa para la que ya tenía nombre desde los quince años. Entre sus estrategias de combate, el cine y la publicidad sus mejores armas. “En la publicidad es donde más cómodo me siento porque me permite trabajar todas las facetas en las que me he profesionalizado y donde tengo más libertad creativa”, explica Kháder. Ha desarrollado varios anuncios publicitarios galardonados a nivel español -Aero-boxing- y ha sido el director de producción -bajo el sello Borvoleta Films- de algunas campañas de los últimos años lanzadas por la Junta de Andalucía como Todos tenemos una historia que leer para la campaña de fomento a la lectura.

Sin embargo, en la cinematografía no se queda atrás. Su continuo trabajo como director y productor tiene como resultado cortometrajes como Línea 57 (2006), La Bohème (2007), Inseparables (2008) o Reconciliación (2008), un trabajo en 35 mm y en clave de humor, “el género más difícil de abordar”, que se estrenará en 2009 y para el que ha contado con las interpretaciones de Agustín Jiménez y Cesáreo Estébanez. En su haber se encuentran además varios documentales, un género en el que “se puede trabajar desde el total desconocimiento e ir descubriendo un mundo apasionante”. El dinero de Hollywood (2004) o Vida de una compañía de baile flamenco (2005) son sólo una muestra de la frenética actividad de Ádel Kháder y de su amor por la labor de producción por la que dice estar fascinado: “cuando soñaba con esto de pequeño no sabía que detrás de 90 ó 120 minutos de diversión, había ese enorme despliegue que ahora me toca controlar” aclara el director.

Con lo único con lo que no se ha atrevido este malagueño de adopción ha sido el guión. “Le doy una grandísima importancia al guión en una película. Por eso lo respeto tanto. Escribo mis cositas a escondidas, pero me autocensuro. Es muy fácil dirigir una buena historia y muy difícil arreglar como director una mala historia”. ¿Y el largometraje? “Hay que hacerlo si la vida te lleva a hacerlo. No es la joya de la corona. El camino de los cortometrajes no te llevan necesariamente a él. Tiene su propio momento”.

No es fácil, pero es posible. “En España no hay cine como industria”, comenta, “hay cinco o diez grandes productores-directores que hacen más o menos casi todo el proceso de la película. Los demás tenemos que acudir a la subvenciones para poder lanzarnos a la aventura”. Apuesta por el cine español no como un género, “un cine social marcado por el director-autor”, sino como un cine que despliega todo un abanico de posibilidades. “A mí me gusta el thriller español: Amenabar, Fresnadillo… Existe una gran creatividad. Lo que falta es una industria que la apoye”, concluye Kháder.

Ha tanteado Madrid y Barcelona, pero le gusta la calidad de vida de Málaga [2]. “Quién sabe si va a despuntar dentro de unos años como lo hizo Madrid en los ochenta” plantea. Además, Andalucía es una de las comunidades que más ayuda aporta al audiovisual. “Da una al 50% que presenta una solicitud. Hay que atreverse y dejar atrás eso de ’siempre se la dan a los mismos’”. Y ése es el consejo que dirige a los talentos que intentan abrirse camino en la actualidad. Mientras, trabaja en Infodel Media, en la que también lleva labores de diseño, fotografía y montaje, y como director de producción del último largometraje de Rafatal, Los minutos del silencio. Si realmente los resultados son fruto del esfuerzo, Ádel Kháder es un nombre que no dejará de sonar.


Enlaces dentro del artículo


[1] Málaga: http://www.tertuliaandaluza.com/category/explora/malaga-explora/

[2] Málaga: http://www.tertuliaandaluza.com/explora/malaga/

URL: http://www.tertuliaandaluza.com/sociedad/gente/adel-khader/

http://www.tertuliaandaluza.com/sociedad/gente/adel-khader/ - tertuliaandaluza.com © Tertulia Andaluza S.L. 2009