REGÍSTRATE | SUSCRIBETE | english


Elena Medel

Tiene el don de la palabra. Realmente nació con él. Lo regó con un poco de Lorca, Plath y Góngora, y con 10 años se convirtió en poeta. Esta cordobesa ha estudiado donde estudió Federico y comparte con el genio el talento y la pasión por los versos.

 
Gracias a

Por:  Lakshmi I. Aguirre
 Enviar a un amigo Cerrar X 

¡Corre la voz!

  *Email de tu amigo:
  *Tu nombre:
  Mensaje personal (opcional):
250 carácteres máximo.
 
No guardamos ni utilizamos estos datos para ningun otro uso aparte de mandar un enlace a este artículo a tu amigo.

Escritora
Nació: en 1985 (Córdoba)
Ubicación: Madrid
Destaca por: su talento precoz
¿Sabías que? además de poesía, también escribe reseñas y artículos de opinión

Publicó Mi primer bikini en 2002, con 17 años. Desde entonces ha sacado al mercado otros dos poemarios-Vacaciones (2004) y Tara (2006)-, ha coordinado una antología de relatos eróticos -Todo un placer (2005)-, ha escrito el epílogo de Blues Castellano de Antonio Gamoneda, es una de las administradoras de la página del colectivo cultural La Bella Varsovia y trabaja como articulista en El Diario de Córdoba, El Correo de Andalucía y el suplemento Aula del diario El Mundo. Y aún tiene todo el futuro por delante.

P. Un pupitre, una clase alborotada y una joven de 15 años inmersa en un cuaderno. Es como me imagino a Elena Medel mientras escribía Mi primer bikini. ¿Cuánto de verdad hay en esa imagen?

R. El alboroto es fiel a la realidad, pero lo cierto es que escribía al regresar a casa. Puedo esbozar con ruido, en lugares atípicos, pero el desarrollo y la corrección necesitan, al menos en mi caso, silencio y tranquilidad.

SimpleViewer requires Macromedia Flash. Get Macromedia Flash.
This is a WPSimpleViewerGallery


P. ¿Cuál fue tu libro de iniciación a la lectura de poesía?

R. La antología de la generación del 27 en Cátedra: en ella descubrí a Lorca, y de ahí salté a Poeta en Nueva York. Aunque no comprendía nada, incluso hoy se me escapan muchas de sus claves, me fascinaron las imágenes, el decir ‘alucinado’…

P. ¿Los primeros versos que escribiste?

R. Una imitación lorquiana, seguro. Habitarán algún folio de papel reciclado. El poema que sí puedo fechar es el más antiguo de Mi primer bikini, Irène Némirovsky, que es de enero de 1998: acaba de cumplir diez años.

P. En Mi primer bikini, imágenes propias de la infancia y de la adolescencia reflejaban una realidad que no era propiamente infantil. ¿Qué sucedía a tu alrededor para que pudieras tener un pensamiento tan lúcido acerca de lo que te rodeaba?

R. Lo que en cualquier hogar español de finales de los 90: una hija adolescente empeñada en la rebeldía sin motivo, unos padres armados de paciencia… Con el tiempo he sido consciente de que me interesa más el cómo que el qué, pero creo que esa inquietud ya me latía entonces.

P. Son muchos, pero hay un verso que me emociona terriblemente: “Qué agradable es beberse la cuenca de los ojos, / armarse la boca de septiembre a mediodía”. 16 años. Después de esto puede que me retire.

R. Claro que no… Yo, al menos, lo sigo intentando.

P. ¿Crees que te has dejado algo en el camino hacia el mundo adulto?

R. Por fortuna, mi adolescencia rebosó normalidad. Asistía a clase, aprobaba mis asignaturas, gastaba los fines de semana paseando el barrio con mis amigas. Escribía y leía, sí, pero mi pasión por los libros no me transformó en una apestada social. Comparto experiencias y sensaciones con cualquiera de mis coetáneos.

P. Decía Caballero Bonald: “Yo escribo poesía para justificarme a mí mismo. Si no escribiera poesía me sentiría incómodo conmigo mismo, como en desacuerdo. La escribo para conocerme mejor y para conocer mejor también a los demás. Para explicarme mejor la vida, el mundo y para defenderme de cosas con las que no estoy de acuerdo”. ¿Para qué escribe Elena Medel?

R. La escritura es, para mí, combinación exacta entre necesidad de expresión y necesidad de imitación: una consecuencia de la lectura y de la vida.

P. La Residencia de Estudiantes es sinónimo de talento, de ruptura, es Buñuel, Lorca. Traspasar sus puertas como alumna por primera vez tiene que conectarte con algo que no se encuentra en otro lugar, algo extrasensorial.

R. Temo no exhibir una gota de mitomanía: cuando solicité la beca me fascinaba la posibilidad de compartir edificio con un Lorca remoto, pero también por la oportunidad de consagrar algunos años a la literatura, de apostar por lo que más me gustaba. La presencia de la Edad de Plata es constante en la Residencia, faltaría más, gracias a actividades y exposiciones: pero ha sabido reinventarse, continuar desde la conciencia de su pasado, y erigir un presente, y un futuro, que respeta y a la vez apuesta.

P. ¿Qué significa para ti la Residencia?

R. Tiempo: para leer, para escribir, para trabajar en un proyecto que necesita muchas horas de atención. Y también aprendizaje: a diario mis compañeros me enseñan algo nuevo, relacionado con sus materias -muy diversas a la mía propia, y entre sí: hoy en la Residencia viven cineastas, físicos, músicos, historiadores-, y tanto la programación cultural como las personalidades que se hospedan aquí me permiten conocer a sabios sin abandonar, como quien dice, el portal de casa.

P. ¿Cuánta disciplina se necesita para terminar un poemario?

R. En mi caso, armé Mi primer bikini y Vacaciones de manera intuitiva, y Tara ya desde la conciencia de escritura de un libro. Durante los primeros años tanteo diferentes impulsos, y el azar me lleva a centrarme en uno de ellos. El resto se arma con fogonazos, tesón, autocrítica, falta de miedo a tachar y desechar… Escribo muy lento, y me temo que no bajo de los cinco años para cada obra. Aunque me equivoque y peque de prejuiciosa, desconfío de quienes facturan un título anual.

P. Podríamos denominarte ‘escritora multidisciplinar’. Poeta, articulista, reseñista literaria… ¿En cuál de ellas podemos encontrar a la verdadera Elena?

R. Imagino que una pizca en cada texto: no me creo la falta de honestidad en literatura… La poesía recoge quizá una vertiente más personal, el articulismo más social, la narrativa lo combina. A las colaboraciones en prensa agradezco que me obliguen a escribir un determinado número de caracteres cada semana, por obligación; a la poesía, que me aporte la capacidad para sorprenderme metáfora a metáfora; a la narrativa, que me grape a la silla hasta que la trama se ate con fuerza. En cuanto a la crítica literaria, me temo que no la ejerzo, sino que me limito a reseñar libros que me gustan: se tratan de ámbitos diferentes.

P. ¿De qué autores echas mano cuándo necesitas ayuda con la palabra?

R. Elegir a unos pocos es injusto, porque en cada momento prefiero unos nombres diferentes… Siempre Lorca, por supuesto, y siempre Góngora, y Louis Aragon, Sylvia Plath, Alejandra Pizarnik… Inamovibles Ginzburg, Austen, Cortázar; nerviosa por la próxima entrega de Ian McEwan y Haruki Murakami. Y en los últimos meses he descubierto a tres narradoras enormes, de complejidad fascinante: Annie Ernaux, Fleur Jaeggy y A.M. Homes.

P. ¿En qué estás inmersa en este nuevo año?

R. Trabajo en una novela desde hace dos años y medio, cuando llegué a la Residencia. Espero finalizar un borrador en 2009, y supongo que en el siguiente año me dedicaré a corregirla.

P. ¿Cuándo te percatas de que debes poner punto y final a un libro?

R. En poesía, cuando noto el discurso temático más que exprimido. En narrativa aún debo descubrirlo…

P. Luis Antonio de Villena dijo en 2006 al respecto de la publicación de Tara: “inmadura y segura de la maduración, Elena Medel avanza”. ¿Has dejado de ser l’enfant terrible de Mi primer bikini?

R. Jamás lo fui, de hecho. Siempre he sido una persona normal con una vida muy normal. Una persona que escribe, sí, pero que entre párrafo y párrafo se cose un botón, telefonea a su madre…


Bibliografía


Estos títulos relacionados con Elena Medel pueden interesarte.

Enlaces






6 comentarios

Pon tu propia imagen con Gravatar
El 30 Enero 2009 a las 13:58, :: Noticias Literarias de Am dijo...

[...] viajes… en sólo cinco clicks. Tertulia Andaluza  |  top 5   Elena MedelTiene el don de la palabra. Realmente nació con él. Lo regó con un poco de [...]


Pon tu propia imagen con Gravatar
El 17 Noviembre 2014 a las 16:04, Alejandro dijo...

nori@arrogantly.hence” rel=”nofollow”>.…

áëàãîäàðåí!!…


Pon tu propia imagen con Gravatar
El 24 Noviembre 2014 a las 4:57, Roberto dijo...

frothingham@oversoftness.cordial” rel=”nofollow”>.…

ñïñ!!…


Pon tu propia imagen con Gravatar
El 27 Noviembre 2014 a las 6:22, Mitchell dijo...

satirist@courthouse.interstage” rel=”nofollow”>.…

thanks….


Pon tu propia imagen con Gravatar
El 12 Diciembre 2014 a las 16:04, Rex dijo...

tommy@etter.sufficiency” rel=”nofollow”>.…

good info!!…


Pon tu propia imagen con Gravatar
El 18 Diciembre 2014 a las 17:31, herman dijo...

mazowsze@map.bulge” rel=”nofollow”>.…

tnx for info!…



Comenta este artículo :

A tener en cuenta: Los comentarios fuera de tono o inapropiados serán editados o borrados. Las direcciones de correo nunca serán publicadas. Ten también en cuenta que los campos marcados con * son obligatorios.







Buscar 
bar

 

pregúntanos

A dónde ir, qué ver, qué comer... PREGÚNTANOS.
ayuda

 

AGENDA
CULTURA
NEGOCIOS
EXPLORA
SOCIEDAD
SERVICIOS
Tertulia Andaluza S.L. 2014 © Todos los derechos reservados. Aviso Legal. Tertulia Andaluza Web Design