REGÍSTRATE | SUSCRIBETE | english


Giuseppe Marsala

Giuseppe Marsala es uno de los pocos arquitectos en Andalucía que entienden la ecología como modo de vida. Para este italiano afincado en Sevilla, los problemas medioambientales se paliarán cuando entendamos que la preocupación por la naturaleza es uno de los pilares fundamentales del hombre moderno. Mientras tanto, él busca la manera de hacer mejor las cosas desde Mátere, una consultora de ecodiseño y un estudio de arquitectura.


Por:  Antonio Palacios
 Enviar a un amigo Cerrar X 

¡Corre la voz!

  *Email de tu amigo:
  *Tu nombre:
  Mensaje personal (opcional):
250 carácteres máximo.
 
No guardamos ni utilizamos estos datos para ningun otro uso aparte de mandar un enlace a este artículo a tu amigo.

Arquitecto
Nació: en 1971 (Milán)
Ubicación: Sevilla
Destaca por: integrar la naturaleza en sus obras
¿Sabías que? la instalación eléctrica de una casa puede generar campos electromagnéticos potencialmente cancerígenos

Giuseppe Marsala llegó a Sevilla como un italiano más que disfrutaba de una beca Erasmus y que ya no volvió a su ciudad de origen, Milán. Andalucía le recordaba a la Sicilia de su familia, “por el clima, la cultura y las costumbres”. De su padre también heredó la preocupación por la naturaleza, y por ello creó Mátere, una original combinación de estudio de arquitectura y consultora de ecodiseño.

Como recalca con pesimismo Marsala, él es uno de los pocos arquitectos que trabajan en Andalucía por una arquitectura sostenible y habitable, a diferencia de lo que ocurre en otras tierras más concienciadas como puede ser Alemania, “que tienen más de 30 años de experiencia”. Entre sus iniciativas, su colaboración con el Proyecto Entorno Rural Armónico Venera en sensibilización, formación y difusión del desarrollo sostenible. Charlamos con este italiano afincado en Andalucía.

SimpleViewer requires Macromedia Flash. Get Macromedia Flash.
This is a WPSimpleViewerGallery


P. Además de un estudio de arquitectura, Mátere es una consultoría de ecodiseño ¿cuáles son sus funciones?

R. Tratamos temas de gestión medioambiental, y en eso se asemejaría a una consultora medioambiental, pero además abarcamos un arco mucho más amplio pues también nos ocupamos de todo lo relacionado con el ecodiseño. El ecodiseño se puede aplicar a cualquier proceso productivo, tanto industrial como agrícola. Una explotación agropecuaria se puede implantar de forma sostenible: por ejemplo, una granja de cerdos tiene muchas posibilidades de desarrollo sostenible porque los residuos de los cerdos, aunque son muy contaminantes, pueden utilizarse como fuente de energía gracias a la biomasa. Una oficina también puede seguir un criterio sostenible, desde el empaquetado y la venta de un producto realizados con un criterio de diseño ecológico, hasta el lugar de trabajo.

P. O sea, que los encargos pueden ser muy variados.

R. Por eso no hemos formalizado que la empresa cuente con un número fijo de profesionales. Hay un núcleo de tres personas, que gestionamos y tenemos una visión general de los temas, y luego nos apoyamos en una red específica de personas. Según el caso se necesita un químico, un físico, un biólogo…

P. ¿Desde cuándo lleva funcionando Mátere?

R. Mátere lleva funcionando más de un año como estudio de arquitectura. Más tarde puse en marcha la consultoría porque quería llevar la ecología a otros campos diferentes al mío.

P. ¿Hay un aumento del interés por lo ecológico en la arquitectura?

R. Se nota que últimamente ha entrado en la conciencia social el tema de la sostenibilidad, aunque sea superficialmente. Pero a nivel profesional, aún no está implantado este nuevo campo, al menos aquí en Andalucía. Aunque hay que hacer una distinción: nosotros trabajamos la bioarquitectura, que no es exactamente lo mismo que la arquitectura sostenible.

P. ¿Qué diferencia hay?

R. Lo que se entiende por sostenibilidad es no comprometer los recursos con lo que contamos hoy en día, ni los recursos con los que se cuenta para la sociedad futura. Pero la bioarquitectura, además de eso, pretende crear un ambiente saludable en donde vivir. Porque puedes hacer una casa sostenible, en el sentido en que gaste muy poca energía, gracias a las placas solares y al aislamiento, pero puede ser poco saludable porque haya empleado muchos materiales contaminantes.

P. ¿También estudiáis si una casa es saludable?

R. Estudiamos la geopatía, que son las enfermedades que pueden surgir por culpa de los campos electromagnéticos y eléctricos generados. En una casa hay que tener en cuenta tanto los materiales empleados como los campos electromagnéticos producidos por la instalación eléctrica, que son potencialmente cancerígenos y pueden alterar el ritmo de regeneración celular durante el sueño.

P. ¿Es la bioarquitectura algo reciente?

R. Cuando hablamos de bioarquitectura, esto no es nada nuevo. Hace dos mil años, en los comienzos de la arquitectura, ya se utilizaban estos criterios eficazmente. Se trata de aprovechar bien el entorno en donde se vive y las condiciones climáticas. Desde el siglo XX, con la industrialización, la economía de mercado, la llegada de la Arquitectura Internacional y, sobre todo, con la utilización del hormigón armado, se llegó al abandono de las tradiciones en lo constructivo y olvidamos que vivimos en un entorno natural. Pero tiene que haber armonía entre el entorno natural y las nuevas tecnologías de construcción, más que nada porque nos beneficiamos nosotros mismos.

P. ¿Se puede volver a lo tradicional?

R. Claro. Por un lado, está el bien social al rescatar oficios antiguos que son muy actuales, y por otro, está el factor de que son técnicas de construcción bastante eficaces. La arquitectura bioclimática no trata de añadir nada nuevo, sino adaptarse al medio: utilizando la ventilación, la sombra de las plantas si las hay, la orientación… Hay casas que no necesitan ni calefacción ni aire acondicionado. Eso lo puedes comprobar en las casas antiguas del casco histórico, en las que entras en verano y están fresquitas, gracias a los techos altos, los muros grandes, el patio… Es algo que ya sabían los árabes.

P. ¿Crees que lo que impide que la bioarquitectura sea popular es que se percibe como algo muy costoso?

R. A lo largo de los primeros dos o tres años, el gasto añadido se devuelve en la factura de la luz o del gas. La misma construcción es la que ahorra esos gastos. Hay otros factores que inciden en que no sea popular: uno de ellos es que en las universidades apenas se llevan unos tres años estudiando estos temas, y no en todas; otro factor es la inercia del sistema socioeconómico, ya que si hasta ahora se ha construido de una forma, es difícil cambiar. El nuevo código técnico, que ha salido en el 2006-2007, te obliga a seguir unos criterios de eficiencia energética, en cuanto a aislamiento y número de placas solares. Pero no son criterios ecológicos, pues te obligan solamente a aislar, y tú puedes hacerlo con poliuretano, que es malo para el medioambiente; nadie te obliga a que lo hagas con corcho, que tiene las mismas características y no es tóxico.

P. ¿Ha sido el turismo masivo lo que ha arrasado la costa andaluza?

R. El problema no es el turismo masivo, sino la gestión que se hace de la construcción. El gran número de casas que se han hecho es desproporcionado, ya que la mayoría de ellas están vacías. Hace poco leía una estadística que decía que, de las casas que se habían construido en los últimos dos años, el 65% están deshabitadas o se han quedado sin vender. Y también está la mala política seguida por la Junta o los ayuntamientos, ya que hay buenas normas pero no se aplican. Yo tengo la experiencia anterior de Italia, en la que ocurrió todo esto pero hace algunos años, en los 60 y 70.


Bibliografía


Estos títulos relacionados con Giuseppe Marsala pueden interesarte.

Enlaces





0 comentarios.


Comenta este artículo :

A tener en cuenta: Los comentarios fuera de tono o inapropiados serán editados o borrados. Las direcciones de correo nunca serán publicadas. Ten también en cuenta que los campos marcados con * son obligatorios.







Buscar 
bar

 

pregúntanos

A dónde ir, qué ver, qué comer... PREGÚNTANOS.
ayuda

 

AGENDA
CULTURA
NEGOCIOS
EXPLORA
SOCIEDAD
SERVICIOS
Tertulia Andaluza S.L. 2020 © Todos los derechos reservados. Aviso Legal. Tertulia Andaluza Web Design