REGÍSTRATE | SUSCRIBETE | english


Javier de Luis Ferreras

“En todas las sociedades siempre tiene que haber algún zumbado que plantea cosas para mejorar. Ese tipo de gente siempre ha estado sola, pero al final sale beneficiado el conjunto. Probablemente ése sea el reto”, confiesa Javier de Luis Ferreras. Ecologista, concejal y activista, se autodefine como el “loco de la colina”. Bendita locura…


Por:  Cecilia Bogaard
 Enviar a un amigo Cerrar X 

¡Corre la voz!

  *Email de tu amigo:
  *Tu nombre:
  Mensaje personal (opcional):
250 carácteres máximo.
 
No guardamos ni utilizamos estos datos para ningun otro uso aparte de mandar un enlace a este artículo a tu amigo.

Ecologista
Nació: en 1969 (León)
Ubicación: Marbella
Destaca por: ser una persona accesible y comprometida
¿Sabías que? con Ecologistas en Acción puso más de 300 denuncias entre 1996 y 2005 contra obras ilegales

El nombre de Javier de Luis Ferreras no deja indiferentes a los marbellíes. Activista del ecologismo en la era de Gil, ex miembro de la polémica comisión gestora del ayuntamiento de Marbella, concejal independiente de urbanismo, limpieza y medioambiente con el PSOE, lleva impulsando la justicia medioambiental desde los 90. Una voz que merece ser escuchada más allá de Marbella.

P. ¿Cuándo te introdujiste en el mundo del ecologismo y el urbanismo?

R. En el año 1990 decidimos crear un colectivo ecologista en Marbella para por lo menos lanzar un mensaje distinto. La idea que teníamos del municipio, del consumo, la produccion de residuos, nos daba la idea de que esta ciudad era insostenible. Nos parecía insostenible entonces, y cada vez es más insostenible. Aún así parece que se sostiene, es una cosa muy extraña. Se llamaba Asociación de Defensa de la Naturaleza (AEDENAT), una delegación de una asociación de nivel estatal.

SimpleViewer requires Macromedia Flash. Get Macromedia Flash.
This is a WPSimpleViewerGallery


P. ¿Que hacías antes de todo esto?

R. Trabajaba en la hostelería, era cocinero, lo que tú llamas chef (ríe).

P. ¿Cómo definirías en una frase tu profesión actual?

R. No lo sé. Los políticos no tenemos profesión. Estoy al servicio de los ciudadanos, básicamente.

P. Antes criticabas al monstruo de la política desde afuera. El estar ahora en la oposición, ¿ha afectado a tu perspectiva de las cosas?

R. La política sigue siendo algo nefasto, sobre todo si está en manos de políticos. Es algo terrible porque juega con las personas. Por eso las personas deberían participar para evitar que otros que no tienen idea, ni saben muchas veces la mitad que ellos, ni tienen la conciencia, ni la libertad, ni la sensibilidad que ellos, decidan por ellos cosas tan serias como la educación de sus hijos, la sanidad, la distribución del espacio, la protección del medio, etc… ¿No? La política la tienen que hacer los ciudadanos. No pueden desentenderse de la política, dejarla en manos de una casta y que sea esta la que al final les joda la vida.

P. ¿Cuál sería tu primera decisión si mañana fueras ministro de Medio Ambiente?

R. Hasta ahora tenemos todo un aparato productivo y una estructura pensada y organizada para generar contaminación. Falta darle la vuelta. Cambiar.

P. ¿La era Gil del ladrillo salvaje fue una pesadilla sin retorno o el verde aún puede ganar la partida?

R. Las cosas que están mal hechas están mal hechas siempre. Lo único que podemos hacer ahora en el ayuntamiento o desde los ciudadanos, es intentar corregir el daño y curar la herida. Pero la herida va estar ahí. El problema no es tanto curar la herida, que nos va costar mucho, sino analizar e intentar evitar los motivos por los que se creó. Los de Marbella fueron la especulación urbanística, el dinero fácil, la construcción, la actitud que el ciudadano tuvo ante eso, que desgraciadamente, no se ha curado.

P. En aquel entonces ponías una denuncia por semana…

R. Para nada. La primera denuncia urbanística la pusimos en el año 1995. Gil tomó el poder en el 1991. El problema es que no era un concejal corrupto que un día toca la miel y luego se chupa los dedos. Gil crea una organización mafiosa y criminal. Tomó el poder con esa organización para cometer fechorías dentro de la administración y se mantiene en el poder durante cuatro legislaturas con mayoría absoluta. O sea, lo hace con la complicidad de los ciudadadnos. Poníamos las denuncias en nuestro tiempo libre de una forma artesanal y chapucera. Si veíamos que se estaba construyendo en un sitio que el Plan General reservaba para otro uso, poníamos la denuncia. Pero Marbella son 114 km cuadrados y no podíamos controlar todo el territorio. No teníamos acceso a la documentación para conocer cada vez que el ayuntamiento daba una licencia. Como los ciegos, lo hacíamos a través del tacto.

P. ¿Y cuántos delitos hubieron?

R. Cuando sale Malaya descubrimos que había 1.009 licencias de obras ilegales que daban lugar a 30.000 viviendas irregulares, de las que se han construido 18.000 que no se ajustaban a ningún Plan General. De los 1.009, sólo denunciamos 300 desde el 1996 al 2005: una cantidad ridícula. La mayor virtud que tuvimos los ecologistas no fue que pusiéramos muchas denuncias. Fue que las pusimos en un ambiente en el que estábamos más solos que la una. Éramos cuatro locos. Ten en cuenta que las 300 denuncias se han archivado en primera instancia de forma sistemática. Aun así, pensábamos que teníamos que denunciar, y el fiscal, que nos daba la razón en la mayoría de los casos, recurría y continuaba el proceso. No éramos parte del proceso. Sólo éramos los que provocábamos y empujábamos a la justicia.

P. ¿Qué sintió cuando le llamaron de la comisión gestora para colaborar desde el antiguo fortín de Roca?

R. Era romper con una etapa. Cuando entra el juez habíamos estado casi quince años sin que nadie nos hiciera caso. No sólo eso, pero había gente empeñada en defender lo contrario. Era como pegar voces en mitad del monte desnudo. Luego vino el caso Malaya y nos dio la razón. Después el ayuntamiento que estábamos denunciando te llama para intentar corregirlas. ¡Guau! Fue casi un orgasmo. Era la culminación de todo lo que habíamos estado denunciando durante quince años, que se dice fácil.

P. ¿Se quedó tu labor inconclusa?

R. Totalmente (respira profundamente). Sólo estuve diez meses. Cuando llega la gestora, lo primero que discuto con el vocal es que tenemos que atender a lo urgente más que al deseo que teníamos de revisar lo ilegal, pillar a los corruptos y recuperar lo perdido. Lo urgente era atender las necesidades básicas y marcamos dos caminos: la educación y la sanidad. Buscábamos darle confianza a los ciudadanos, o sea, que “la legalidad hay que cumplirla”. Y después buscar suelo para equipamiento escolar y sanitario. Ambientalmente hablando, lo único que podíamos hacer era pedirle a la Junta una mayor dotación de zonas verdes en el Plan General y conseguimos que se quedara en veinte metros de zona verde por ciudadano, un parámetro que no tiene nadie. La labor de la gestora fue decepcionante sí, porque no duró casi nada y sólo llegamos a atender lo urgente.

P. Se ha transformado la labor de defensa del medio ambiente en una pelea contra el urbanismo desaforado, ¿se ha perdido el espíritu de promover otras actividades sólo para enfrentarse a tanta grúa?

R. Los ecologistas siguen yéndose a ver los nidos, convencemos los colegios para salir a plantar árboles, se van con institutos para limpiar costas con programas europeos, se sigue criticando la política de las banderas azules. La especulación urbanística ha dejado en segundo plano a asuntos más propios, pero que no se han olvidado.

P. ¿Has encontrado algún rincón tan hecho polvo como la Costa del Sol occidental?

R. Si. Y tú también. Hay muchos que están muy mal y no todo el urbanismo salvaje en la costa es igual. En Marbella tenemos 130.000 habitantes y tenemos un urbanismo muy agresivo, pero es más bondadoso que en Fuengirola o la costa de Mijas. Marbella ocupa 50% del territorio como suelo urbano y conserva la otra mitad como terreno sobre el que no se puede construir. Para ejemplos agresivos, sólo tienes que irte a Madrid donde vamos ya por la M50 y llegará la M60, 70, 80, 100. Son ciudades insostenibles.

P. ¿Hay alguna persona que admires por su labor medioambiental?

R. Una loca verde alemana que se llama Petra Kelly. Cuando le nombran miembro del Bundestag empieza a regalarle flores a todos los miembros, incluso a la derecha alemana más rancia. El titular fue “los verdes ponen verde el parlamento”. Fue un gesto muy valiente de una mujer que era débil físicamente.

P. ¿Destácame algo positivo que tenga la política medioambiental del PP en Marbella.

R. No tiene política medioambiental. La política medioambiental no es una suma de cuatro cositas que ocurren ahora. Es algo mucho mejor elaborado. Mas allá de una serie de parches, es una actitud y no la tienen. La alcaldesa se empeña en construir un macro-puerto para que venga aqui un Queen Mary IV. Siguen empeñados en que la única forma de corregir el problema del escarnar de las playas es construir espigones. O sea que seguimos intentando evitar los daños causando agresiones mayores.

P. ¿Estás de acuerdo con el Alcalde de Jun cuando dice que la gente tiene que aprender a quejarse en las vías adecuadas y dejar esa tradición de hacerlo en los bares, donde nada se puede solucionar?

R. En este país llevamos solucionando cosas en los bares desde el año del ‘catapum’. Y nos ha ido fatal (ríe). Romper con eso es muy complicado. Yo ya me conformaría con que los vecinos de Marbella aprendan a protestar: cuando el ayuntamiento cobra dos euros para hacer un simple folio de empadronamiento que antes era gratis y que se podría mandar por correo electrónico sin coste. Que los vecinos protesten por ese gesto. Seguimos manteniendo un servicio que contamina y sin innovar como sí hace el Alcalde de Jun. Gestos como ese te puedo decir miles.

P. Miénteme y dime que en Andalucía aún queda algún pueblo o paisaje virgen…

R. ¡Ojalá! Pero no lo creo sinceramente. Tiene algunas zonas, si no vírgenes, poco castigadas. Algunas zonas del Guadalquivir, algunos cauces altos, Sierra Morena… Pero cada día son mas escasas.

P. No me has podido mentir.

R. ¿Quién te puede mentir sobre eso?

P. ¿Llegará el momento en el que estés completamente satisfecho?

R. No y sería mal momento ése. El hombre tiene que estar peleando siempre. Cuando no pelea es que está muerto ¿no?

P. ¿Qué piensa tu familia de lo que haces?

R. Que estoy loco (rie).

P. ¿Todos?

R. Absolutamente todos. No es fácil entender estas cosas. Su vinculación con el medio ambiente es casi nula. El medio ambiente, como para el resto de los ciudadanos, es más un sitio para deshechos, para tirar basura, para aprovechar recursos. La gente no tiene la concepción de que el medio ambiente es su casa.

P. ¿Crees en los partidos o crees en la gente?

R. En las personas. Individuales. Cuando nos juntamos nos estropeamos.

P. ¿En qué situación crees que está España en el ámbito del ecologismo?

R. Muy mal. Mientras en otros países europeos los movimientos políticos verdes crecen, toman poder y son conscientes de la necesidad de unirse a otros movimientos sociales, en España somos incapaces de formar gobiernos con otros partidos minoritarios. Van creciendo en Francia, Inglaterra, en los países escandinavos, incluso en países empergentes de la antigua Unión Soviética, lugares que parecen impensables… Sin embargo, en España, por ese carácter tan mediterráneo e individualista, nos cuesta crear tejido. No tenemos la paciencia para darnos cuenta de que la toma del poder político no es presentarse un día con una margarita como solución mágica. El movimiento ha sido fraccionado en España. Seguimos peleando cada uno por nuestro cachito. No hemos conseguido darnos cuenta de que esto es una pelea común. Hay miles de partidos verdes. Sólo hace falta mirar el registro. Los verdes alemanes se presentan como verdes y con otros grupos alternativos, son conscientes de su razón y también de su debilidad. Y efectivamente, acaban haciéndose fuertes. Pero sólo con la idea y la margarita no lo conseguiremos.

P. ¿Qué se siente al luchar por algo que la mayoría piensa que es una causa perdida?

R. Supongo que eso es lo que lo hace atractivo ¿no? En todas las sociedades siempre tiene que haber algún zumbado que plantea cosas para mejorar. Ese tipo de gente siempre ha estado sola, pero al final sale beneficiado el conjunto. Probablemente ése sea el reto.





7 comentarios

Pon tu propia imagen con Gravatar
El 1 Diciembre 2010 a las 10:22, Alejandro dijo...

La pregunta de si queda algun paisaje virgen en Andalucia denota un grado de desconocimiento de Andalucia del entrevistador/a alarmante, a parte de una falta de aprecio por esta comunidad poco propio de una web que teoricamente es andaluza. Señor entrevistador/a, ¿es que usted no sabe donde esta uno de las reservas naturales mas importantes de Europa?, pues esta en Doñana, Cadiz, Andalucia.

Supongo que el/la entrevistador/a ha hecho esa absurda pregunta porque tampoco sabra que el desarrollo urbano en nuestra Comunidad no supera el 10% de todo el territorio y que Andalucia es una de las Comunidades en España que mas parques naturales tiene.

Por favor, aprendan un poco de geografia de Andalucia si de verdad pretenden ensalzarla en esta web, que no todo es la agenda cultural.


Pon tu propia imagen con Gravatar
El 1 Diciembre 2010 a las 13:05, Jose Carlos dijo...

Entiendo que la pregunta y la consideración de pueblo o paisaje virgen no se refiere a los espacios protegidos con que cuenta la comunidad, casi el 20% del territorio, sino a lo poco que cuidamos lo que no está protegido. A través de esta web, por ejemplo, yo he conocido de la iniciativa para salvar la playa del Palmar, en Cádiz, en la que se quiere desarrollar un macroproyecto turístico. Entiendo que la pregunta se refiere también a El Algarrobico en Almería, a los proyectos por construir viviendas en Aracena debajo del Castillo y sobre la Gruta de las Maravillas, la sobreexplotación de los acuíferos de Doñana…y, lamentablemente, un largo etcétera.
Hay una Ley Catalana, de 2005, de protección, gestión y ordenación del paisaje, que recoge bastante de la Ley francesa del 2001 y de la de Holanda, la Toscana italiana también tiene la suya…Hay un Convenio Europeo del Paisaje que se redactó en 2000, se promulgó en 2004 y España no ratificó hasta 2008. En Andalucía se ha anunciado mil veces una Ley que no se promulga, mientras se sigue degradando nuestros paisajes.
Según un informe de la Universidad de Sevilla, los paisajes españoles corren un grave riesgo, tanto por el crecimiento urbanístico como por la propia fragilidad de los ecosistemas mediterráneos.
Pertinente la pregunta y buena la respuesta: lo poco que queda está muy castigado.
Nos toca a todos luchar para conservarlos…


Pon tu propia imagen con Gravatar
El 1 Diciembre 2010 a las 13:10, Cecilia Bogaard dijo...

Hola Alejandro:

Por supuesto, hay reservas naturales importantes en Andalucía, incluyendo el Parque Nacional de Doñana al que he tenido la suerte de visitar con Héctor Garrido cuando él realiza su censo de aves. Y es hermoso, sí. Pero virgen, no lo es. Por suerte, se protegió en 1964 por primera vez y en 1969 se creó el Parque Nacional y se va ampliando para minimizar el castigo que sufre. El desarrollo urbano no es la única forma de castigar un paisaje, desafortunadamente. En su amplia mayoría los paisajes están ya muy modelados por el hombre. La Sierra de los Alcornocales de Cádiz esta más intacta, pero no absolutamente. Incluso en la garganta más oculta hay especies invasoras, restos de contaminantes etc. Hay zonas muy bien conservadas sí, pero totalmente no. Aprecio les tengo a montones de espacios naturales, pero también muchas ganas de protegerlos. Por eso tengo muy en cuenta las opiniones de las personas que se empeñan en trabajar en este campo. Gracias por tus comentarios. Este tema merece debate.


Pon tu propia imagen con Gravatar
El 1 Diciembre 2010 a las 22:27, javier de luis dijo...

aatt de Alejandro:

Hombre Alejandro, efectivamente Doñana es una de reservas naturales más importantes de Europa, pero convendrá usted, conmigo y con la entrevistadora, que a lo largo de la historia ha sido muy intervenido por la acción humana en distinta forma, y por desgracia difícilmente podemos hablar de un “espacio virgen”.

También es verdad que el desarrollo urbanístico en Andalucía es menor que otras comunidades, pero no es menor cierto que este desarrollo se ha concentrado en zonas muy sensibles, principalmente en el litoral costero. Y que proporcionalmente, en una comunidad autónoma tan grande, nos ha hecho mucho daño.

javier de luis


Pon tu propia imagen con Gravatar
El 2 Diciembre 2010 a las 0:28, Alejandro dijo...

Estimados Cecilia y Javier:

Lo primero, agradezco vuestros comentarios y me alegro de haber creado algo de polemica y comentarios, que siempre es enriquecedor.

Reconozco que mi comentario vino por mi gran cariño a mi Comunidad, cariño que se perfectamente que comparte mi buen amigo Javier que es un andaluz de corazon y a quien seguramente le debo recibir el boletin de esta revista.

Respecto a que Doñana no es virgen, evidentemente que no, al igual que estrictamente tampoco lo es ningun parque natural en Europa. Habria que irse a Africa o America del sur para encontrar parajes virgenes. Pero en esos paises no tienen la suerte que nosotros, que somos un pais desarrollado y por eso seguramente en esos paises pueden encontrarse parajes virgenes todavia.

La pregunta me parecio inapropiada por la obviedad y sobre todo porque como dice Javier, nuestra Comunidad es de las mas respetuosas con el medio ambiente, mientras que en Comunidades del Norte de España como Cantabria, Asturias o Galicia se estan cometiendo las mayores barbaridades urbanisticas, donde autenticos parajes naturales han quedado debastados por viviendas que cada vez mas el Tribunal Supremo acuerda demoler. (http://www.extraconfidencial.com/articulos.asp?idarticulo=4797) “El algarrobico” es un juego de niños comparado con las barbaridades cometidas en estas Comunidades sin embargo no veo muchos ecologistas ni muchos medios de comunicacion hablando de ello.

Comparto que siempre es poco lo que se puede hacer por preservar nuestros espacios naturales, caso de Javier de Luis en Marbella en los tiempos duros como Terroba en la zona de Ronda. Sin embargo, creo que habria que ser menos negativo respecto a los maravillosos parajes naturales que tenemos en Andalucia, que aun son muchos afortunadamente.


Pon tu propia imagen con Gravatar
El 2 Diciembre 2010 a las 9:44, Jose Carlos dijo...

El Correo de Andalucía de hoy, y seguramente otros periódicos: “La Junta tiene ya localizadas 100.000 viviendas ilegales. Son fruto del censo en 78 municipios donde proliferan los desmanes del ladrillo.”
Dice que “Las zonas calientes del ladrillo ilegal siguen siendo las costas de Málaga, Cádiz y Almería y núcleos en la sierra, como en la Axarquía malagueña, donde hay más de 10.000 construcciones irregulares.”
Si pensamos que Andalucía tiene unos 700 municipios asusta calcular cuantas viviendas ilegales puede haber. Unas 300.000 según el Defensor del Pueblo.
Por eso, y en eso creo que coincidimos todos los que estamos en este “debate” es que además de preservar, incrementar y disfrutar los maravillosos parajes naturales hay que luchar también para que no se siga con un urbanismo salvaje y no sostenible.
http://www.elcorreoweb.es/andalucia/110092/junta/localizadas/viviendas/ilegales


Pon tu propia imagen con Gravatar
El 21 Febrero 2011 a las 0:36, Ripoll dijo...

Respecto al primer comentario, solicitar al entrevistador que aprenda geografia estaria muy bien cuando el solicitante lo demuestra, y decir que Doñana esta en Cádiz, cuando la mayor parte de Doñana se localiza en Huelva, una parte menor en Sevilla y tan solo una peuqeña parte en Sanlucar (Cádiz). Si ademas tan solo hablamos de el Parque Nacional, no podemos hablar de Cádiz.

Creo que hubiera sido mas acertado Doñana, Huelva, Andalucía o Doñana, Huelva-Sevilla-Cádiz, Andalucía o viendo el nivel de geografia que esta persona tiene podria haber dicho Doñana, Cádiz, Aragón.



Comenta este artículo :

A tener en cuenta: Los comentarios fuera de tono o inapropiados serán editados o borrados. Las direcciones de correo nunca serán publicadas. Ten también en cuenta que los campos marcados con * son obligatorios.







Buscar 
bar

 

pregúntanos

A dónde ir, qué ver, qué comer... PREGÚNTANOS.
ayuda

 

AGENDA
CULTURA
NEGOCIOS
EXPLORA
SOCIEDAD
SERVICIOS
Tertulia Andaluza S.L. 2014 © Todos los derechos reservados. Aviso Legal. Tertulia Andaluza Web Design