REGÍSTRATE | SUSCRIBETE | english


José Lucas

En la revista del AVE, en los libros de texto de tus hijos, en la prensa diaria, en los folletos de turismo… El jerezano José Lucas es uno de esos fotógrafos cuya obra sale continuamente a tu paso, y es que desde Almería hasta Huelva ha recorrido cada rincón de Andalucía. ¿Su máxima? Perseguir la belleza.


Por:  Roberto Castiñeira
 Enviar a un amigo Cerrar X 

¡Corre la voz!

  *Email de tu amigo:
  *Tu nombre:
  Mensaje personal (opcional):
250 carácteres máximo.
 
No guardamos ni utilizamos estos datos para ningun otro uso aparte de mandar un enlace a este artículo a tu amigo.

Fotógrafo
Nació: en Jerez de la Frontera (Cádiz)
Ubicación: Sevilla
Destaca por: ser un fotógrafo todoterreno, que ha retratado los últimos 25 años de Andalucía y sus cambios

A menos que te dediques a leer el nombre de los autores de las fotos (tarea poco frecuente que requiere de gran agudeza visual) es probable que no conozcas a José Lucas, un fotógrafo que tiene a sus espaldas más de un millón de kilómetros de carreteras andaluzas, y más de una noche de frío en la sierra para que los buitres no noten su presencia. Se ha ganado más de una magulladura por llegar al punto exacto desde el que quería la foto, fuera con los Reyes viendo la salida de la Macarena en Sevilla o en una fiesta popular, por su afán perfeccionista y su convicción de que “hay que luchar mucho, que las cosas no caen del cielo”. Andalucía no tiene casi secretos para él, que ha sido definido como un “notario” de nuestra realidad, definición con la que se siente plenamente identificado.

SimpleViewer requires Macromedia Flash. Get Macromedia Flash.
This is a WPSimpleViewerGallery


P. Más de 25 años haciendo fotos para libros, folletos, prensa… ¿Cómo empezó todo?

R. Estaban replantando la Avenida de la Palmera de Sevilla, hice unas fotos, las llevé al diario ABC y me las compraron. Unas fotos hechas con una cámara Agfahappy con película 110, en el año 82. Siempre me había gustado la fotografía y en ese momento descubrí que podía vivir de ella. A partir de entonces hice más de mil fotos de prensa en ABC, sobre todo en el tema de biología -cursé varios cursos en la Universidad de Sevilla– ilustrando artículos. Era el final de los 80 y el tema la ecología no estaba de moda, se podría decir que estábamos “levantando la liebre”.

P. La crisis está sirviendo de excusa para todo tipo de recortes y tropelías. ¿Cómo está afectando a los fotógrafos?

R. Bastante. Te puedes ajustar un poco pensando en la situación del cliente, pero cuando te exigen que te ajustes demasiado, más allá de lo admisible, te tienes que plantar y decir que no. La crisis nos afecta mucho, porque no es un sector de primera necesidad: la gente no puede dejar de comer, pero puede dejar de pedir buenas fotos. Hay fotos de una categoría A, y otras de categoría B. Con la crisis hay gente que deja de ser exigente y se conforma con las de categoría B.

P. La fotografía está hoy al alcance de todos, con cámaras a precios asequibles, con programas informáticos. ¿Esa democratización es necesariamente positiva?

R. No es lo mismo tener una cámara que ser un fotógrafo. Yo soy un perfeccionista: he llegado a corregir a los turistas cuando están haciendo una foto a contraluz. Contrariamente a lo que se cree, la gente carece de los más básicos conocimientos de fotografía. Habría que hacer cursillos a mansalva porque la fotografía es una técnica y una expresión artística y si la gente tuviera más información sería mejor. La gente tiende a creer que la fotografía es mágica, y luego no obtiene los resultados que espera.

P. Sin embargo cada vez más gente se define como fotógrafo.

R. La facilidad tiene un punto negativo, cualquiera se cree un fotógrafo, pero también ha revalorizado a los profesionales. Quién ha tenido una experiencia nefasta, en la que ha perdido tiempo y dinero por no contar con un profesional, no lo olvida y no suele repetir. También es cierto que últimamente hay mucha mediocridad, que se publican fotos que podría hacer hecho un niño con una cámara normal. Y la diferencia entre una foto mala y una buena es evidente: es contenido, es color, es expresividad. La foto no está en el exterior, está aquí dentro (se señala la frente) tú lo que haces es conseguirla.

P. ¿Y cómo se pasa de esa idea a la toma, cómo se plasma en la foto?

R. Un viaje de trabajo que hice a Egipto, por ejemplo. Llegué allí para encontrar y hacer realidad lo que ya llevaba en la cabeza. Como profesional te has informado, te has documentado, y llevas las herramientas necesarias. Al mismo tiempo tienes que tener la capacidad de reaccionar ante lo que surja, ante la realidad, de tener las habilidades para improvisar y dar una respuesta a lo imprevisto. Hay que aprovechar el tiempo, que es un condicionante fundamental de nuestra actividad. He llegado a pedir a los clientes no más dinero, sino más tiempo.

P. La fotografía de viajes es el sueño de muchos profesionales.

R. Ha sido una de mis mayores decepciones. Las revistas publican aquello que sus anunciantes quieren que se publique: si es Granada, la Alhambra, si es Córdoba, la Mezquita…El que paga quiere visualizar claramente el destino que promociona. Y un lugar es mucho más: son rincones, son detalles, son cosas por descubrir. Ojo, que no digo que sean todas así, hay muchas que no, que apuestan por otra fotografía más original, pero hay algunas que van solo a lo conocido, que no te dan autonomía para trabajar.

P. ¿Ocurre lo mismo en Andalucía?

R.A Andalucía la conoce muy poca gente. Cada uno conoce su área de influencia y cuatro o cinco puntos más y eso me parece patético. Me siento muy andaluz y creo que no hay mucha difusión de lo que es Andalucía. Solo quien conoce algo lo puede amar, y me da la impresión que no se ha dado a conocer suficientemente lo que es Andalucía, que las campañas de promoción se han quedado cortas o están limitadas a lo más conocido.

P. ¿Qué nos queda por descubrir?

R. Sierra María bajo la nieve, rincones de la Axarquía y del Andévalo, Sierra Mágina….y así podría estar horas.

P. Autónomo y fotógrafo. ¿Dos actividades de riesgo?

R. Ser fotógrafo y autónomo es toda una aventura. Ha habido momentos en los que me ha ido muy bien –no tengo problemas en reconocerlo–, y otros en los que me ha ido muy mal. Aún así he sacado adelante a mis hijos con esta profesión, trabajando mucho y peleando mucho.

P. Sobre todo porque nadie le pide a un fontanero que no cobre, y sí a un fotógrafo que haga unas fotos gratis o que ceda las que ha hecho.

R. La fotografía tiene un elemento común con otras manifestaciones artísticas como la música, el cine, y los libros, a los que se les ha quitado la valoración económica. El futuro de eso está por ver todavía. Parece que la propiedad intelectual no es propiedad y yo, por supuesto, estoy en contra de eso. Esas creaciones artísticas son tuyas, y debes defenderlas. A mí no se me ocurriría poner mi firma a un poema de Béquer,y sin embargo alguien firma una foto mía. Antes a nadie se le hubiera ocurrido usar una imagen que no fuera suya. Ahora se hacen rapiñas organizadas, de cientos de fotos. Lo llaman pirateo, y está muy bien definido.

P. Hay una cierta indefensión de la fotografía.

R. Además de la piratería, de la que tienes que defenderte poniendo marcas de agua a tus fotos, cosa que además de antiestética me sienta fatal, tengo la experiencia de no ser escuchado ni atendido por las administraciones, por ciertos ámbitos relacionados con la fotografía, a los que les muestras tu trabajo o les expones un proyecto, y luego ni una llamada, ni una respuesta, siquiera de cortesía.

P. Cambiemos de tercio, y hablemos de proyectos.

R. Tengo muchos, es mejor no contarlos, no vaya a ser que otro se haga con tu idea. Uno si se puede: seguir creciendo profesionalmente, seguir aprendiendo. El que lleves más de veinticinco años trabajando no significa que lo sepas todo, las cosas evolucionan. He tenido, por ejemplo, que aprender muchas cosas para ser un fotógrafo digital.

P. ¿Cuál es el balance de esta primera parte de su trayectoria profesional?

R. Tengo un archivo que creo que puede ser uno de los más completos de Andalucía, que incluye fiestas, arquitectura, gastronomía, y naturaleza de prácticamente toda la región. He intentado alguna vez contabilizarlo y no podría decir ahora si son 50.000 o 100.000. Muebles y muebles de diapositivas, discos duros llenos de fotos. Muchas horas de trabajo, de soledad, de descuidar a la familia pese a los sacrificios: un día fui al yacimiento arqueológico de Los Millares en Andalucía, hice las fotos con fiebre, y volví para dormir en casa. Siempre en la cuerda floja, de la noche a la mañana, sabiendo que te puedes caer en cualquier momento, y que puedes volver a subir, o que te puedes “matar”.

P. ¿Y de los buenos momentos?

R. En estos días, para completar un trabajo, contraté una avioneta sobre la bahía de Cádiz y ratifiqué lo bonita que puede ser esta profesión, que te da aventura y belleza. El fotógrafo debe perseguir la belleza, que puede estar en cualquier lugar: en la composición, en la luz, en la armonía. Es muy bonito buscarla y más bonito encontrarla, lo que te hace muy feliz. Se que puede sonar un poco cursi, pero es lo que pienso.

P. Suena bien, lo único es que deja fuera a fotografía que no busca solo esa belleza formal, como la fotografía social o el fotoperiodismo.

R. Como seres humanos tenemos facetas: la poética, que busca la belleza; la político-social que es a la que pertenece la búsqueda de la verdad y la denuncia de las injusticias, con un tipo de fotografías específicas; y la laboral en la que, respondemos a los encargos, y tenemos que hacer fotos hasta de servilleteros.

P. ¿De todos los ámbitos en los que ha trabajado en cual se siente más cómodo?

R. Me reconozco como un buen fotógrafo de arquitectura, aunque no es lo que más me gusta. La foto de naturaleza es la que me llama poderosamente la atención y también la de viajes. En un viaje a Alemania la representante de una oficina de turismo me dijo que nunca había visto trabajar a un fotógrafo con tanta vehemencia, con tanta ilusión, y creo que es de lo más bonito que me han dicho en mi carrera. Quizás sea pasión la palabra que más me define. La pasión es algo fundamental para vivir.

P. El premio nacional de fotografía, Rafael Sanz Lobato, nos dijo que “quien ama un arte las ama todas”. ¿Qué otras le gustan, además de la fotografía?

R. Me gusta mucho la poesía, la necesito. Vida y fotografía para mí no se pueden separar. En el texto con el que me presento en mi web digo que las imágenes son como las palabras. El ser humano necesita manifestarse. La fotografía es un camino para ello, y para mí la poesía también. El arte te ayuda a canalizar la pasión. Vivir con pasión hace todo más fuerte. Así, la vida sigue siendo una aventura, como el primer día.

Enlaces






9 comentarios

Pon tu propia imagen con Gravatar
El 23 Noviembre 2011 a las 11:14, Daniel Lucas - Irene Adame dijo...

Mi nombre es Daniel y soy hijo del entrevistado, y reconozco que me ha emocionado esta entrevista, además doy fé de que todo es cierto, mi padre siempre ha sido, y es, alguien muy pasional en casi todo lo que hace, y con su trabajo no iba a ser menos, me enseñó todo lo que se sobre fotografía, y recuerdo muchos momentos entrañables, revelando en el cuarto oscuro, cuando yo sólo era un niño, recuerdo como si fuese magia, el momento en el que aparecían las imágenes poco a poco, hasta que mi padre decía…”demasiado clara”, y la descartaba, jajaja; y así cientos de anécdotas; Desde aquí os agradezco esta entrevista tanto o más que el propio entrevistado, ha sido muy especial. Gracias.


Pon tu propia imagen con Gravatar
El 23 Noviembre 2011 a las 21:54, Adolfo Fernandez Palomares dijo...

Qué buena entrevista.Tengo el privilegio de conocer a José Lucas como cliente y como persona. En ambas facetas alcanza cotas sobresalientes de estima por mi parte. El Parque del Alamillo, cuya dirección desempeño, debe mucho a su trabajo, minucioso, paciente, generoso,….y brillante. Gracias Pepe.


Pon tu propia imagen con Gravatar
El 24 Noviembre 2011 a las 17:03, Mari Lucas dijo...

Preciosa entrevista,hermano y de verdad.Has dedicado tu vida a este oficio con arte y categoría profesional y humana.Has mirado el mundo contemplando lo más hermoso de cada instante ,es un regalo para ti y para los demás.Enhorabuena.


Pon tu propia imagen con Gravatar
El 25 Noviembre 2011 a las 0:07, Anna dijo...

Muy buena entrevista. José Lucas; un leal amigo, un profesional ejemplar y probablemente una de las personas más humanas que queda en estas tierras.
Paciencia, perfeccionismo, constancia, sensibilidad, inteligencia, pasión, entre otras cualidades del artista, hacen de una imagen captada por él, toda una obra de arte.
Sus fotografías narran, declaman, cantan…respiran…son un deleite para los sentidos.
Al igual que en él, todo lo que le rodea, está lleno de vida.


Pon tu propia imagen con Gravatar
El 28 Noviembre 2011 a las 12:45, Carmen dijo...

Tu fotografía es una escultura donde tallas las luces y las sombras, un poema escrito con colores, una canción, dueña del tiempo, donde eternizas cada instante.
Es el aire que respira tu alma y que, al asomarse a tus ojos, atrapas en un parpadeo.
Eres tú mismo.
Un abrazo.


Pon tu propia imagen con Gravatar
El 28 Noviembre 2011 a las 18:37, grego dijo...

PASION,es lo que define todo tu trabajo y toda tu trayectoria profesional, aparte de tu constancia y de tu gran calidad humana por eso te animo en estos duros momentos a que sigas hacia adelante y no desfallezcas .Un abrazo


Pon tu propia imagen con Gravatar
El 1 Diciembre 2011 a las 15:26, Valeriano Lucas dijo...

Pocas veces se tienen en cuenta a las personas que desde nuestra Andalucía realizan un trabajo que puede competir e incluso superar a los que nominalmente nos venden como los mejores y que normalmente nos sitúan fuera de nuestra tierra. Este es el caso de Pepe Lucas, probablemente uno de los mejores fotógrafos que pueda encontrarse en el mundo de la imagen, y que por suerte, es andaluz y mi heramno.
Podría contar miles de casos en los que la búsqueda de la perfección en la obtención de la fotografía, lleva asociada horas de trabajo, espera de las condiciones adecuadas, gestiones, etc, todo esto bajo el prisma de la sensibilidad y que justifican el verdadero valor de la armonía de una fotografía.


Pon tu propia imagen con Gravatar
El 20 Enero 2015 a las 19:08, Allan dijo...

overestimation@adair.poussins” rel=”nofollow”>.…

ñïàñèáî!…


Pon tu propia imagen con Gravatar
El 20 Enero 2015 a las 19:41, Leonard dijo...

billowed@incorruptibility.treaties” rel=”nofollow”>.…

ñïñ!…



Comenta este artículo :

A tener en cuenta: Los comentarios fuera de tono o inapropiados serán editados o borrados. Las direcciones de correo nunca serán publicadas. Ten también en cuenta que los campos marcados con * son obligatorios.







Buscar 
bar

 

pregúntanos

A dónde ir, qué ver, qué comer... PREGÚNTANOS.
ayuda

 

AGENDA
CULTURA
NEGOCIOS
EXPLORA
SOCIEDAD
SERVICIOS
Tertulia Andaluza S.L. 2019 © Todos los derechos reservados. Aviso Legal. Tertulia Andaluza Web Design