REGÍSTRATE | SUSCRIBETE | english


Lope Martínez Alario

La vorágine de la ciudad le atrae aunque prefiera la tranquilidad de Alcaucín para transformar un lienzo en arte. En él, su lucha por conseguir decirlo todo con la sencillez de los grandes pintores. La búsqueda de la ‘pincelada zen’ en nuestras Tertulias en el CAC.


Por:  Laura Gris
 Enviar a un amigo Cerrar X 

¡Corre la voz!

  *Email de tu amigo:
  *Tu nombre:
  Mensaje personal (opcional):
250 carácteres máximo.
 
No guardamos ni utilizamos estos datos para ningun otro uso aparte de mandar un enlace a este artículo a tu amigo.

Pintor malagueño
Nació: en 1957 (Humilladero, Málaga)
Ubicación: Alcaucín (Málaga)
Destaca por: no buscar el arte por el arte, sino de hacer de la pintura una vida
¿Sabías que? ha realizado más de 120 exposiciones y ha sido seleccionado en más de 15 concursos

“Mi padre era médico rural así que siempre me acercaba a los hojalateros que contaban cosas de los pueblos. De ahí viene mi gusto por los cachibaches, los óxidos, las maderas viejas” y de ahí sus comienzos con la escultura cuando aún no tenía consciencia de que lo que hacía era dadá. Artista autodidacta, a pesar de haber realizado cursos con maestros como Óscar Manesi -Premio Nacional de Grabado en 1998-, su acción creadora se ha nutrido de los paisajes que lo rodeaban, de sus lecturas, de su experiencia vital.

Se define como un pintor reflexivo, “aunque a veces me dejo llevar por lo que me dice el alma”. Lo que empezó siendo escultura dadá, ha evolucionado en la pintura hasta el expresionismo abstracto tras pasar por el surrealismo y dar bandazos hacia la abstracción lírica. Martínez Alario juega con la oscuridad, con la nada, para hacer surgir de ella la luz e ir construyendo su imaginario propio. “No tengo miedo al color”, explica el pintor, “pero prefiero empezar por el blanco y negro e ir añadiendo luz”. Obras como Pasarela o Resplandor son ejemplos y metáforas de su gusto por la creación.

Se considera hijo del grupo el Jinete Azul -Paul Klee, Vasili Kandisnki- y quiere llegar a lo que Tapiés definió como ‘pincelada zen’: “una simple pincelada puede tener una gracia enorme y estar en ella todo el arte”, comenta Martínez Alario, “lucho por la simplicidad, quiero dejar de dibujar tanto, de pintar tanto y ser totalmente expresionista”. Una lucha que lleva a cabo día y noche en su estudió de Alcaucín, entre desvelos nocturnos para anotar una idea o trazar un boceto: “mi mente es como una fuente y mi gran problema es coger toda el agua con muchos vasitos, para que no se desperdicie”.

SimpleViewer requires Macromedia Flash. Get Macromedia Flash.
This is a WPSimpleViewerGallery


De ese manantial desbordante han brotado ya más de 120 exposiciones, entre colectivas e individuales, varios premios, menciones de honor y adquisiciones de cuadros. A pesar de que gran parte de ellas se han realizado en la provincia de Málaga, este pintor con aire a Hemingway no lo considera una falta de miras: “No es que no tenga ambiciones, es que sólo pinto por placer. Nunca me han cautivado los premios ni llegar el primero. Vivir una vida acorde con la naturaleza y a gusto conmigo mismo: eso es lo que siempre ha estado en mi punto de mira”.

Quizá originada por su vida en lo rural, su preocupación por el medio ambiente está presente en gran parte de sus cuadros. En su obra Actual ventana al conocimiento un agujero negro espera a quien se asome: “es una interrogación acerca de hacia dónde nos dirigimos, por qué nuestro conocimiento avanza pero sólo sirve para destruir el planeta”. La crítica y el sarcasmo en su pintura se dilata hasta su opinión de cierto sector del arte contemporáneo: “muchas obras se realizan para llamar la atención, por puro espectáculo. Yo soy muy abierto, trago con el 99% de las cosas, pero soy de los que considera que para dar cuatro brochazos primero hay que saber hacer un paisaje, una cara, una mano”.

El que fuera Beca Picasso en 1990 y el que ha colaborado en varias restauraciones arquitectónicas en su pueblo de la Axarquía malagueña, es un pintor de brocha sensible y sincera, que consciente de que hay muy pocos que pueden vivir del arte, sigue trabajando por encontrar la pincelada con la que lo diga todo. “El arte es emocionante, pero con él se sufre mucho”.

Enlaces






4 comentarios

Pon tu propia imagen con Gravatar
El 4 Abril 2009 a las 19:12, maria cazorla dijo...

me encanta las reflexiones del pintor lope martinez alario… m encataria conocer mas detenidamente algunas de sus obras y seguir sus exposiciones etc n saludo


Pon tu propia imagen con Gravatar
El 18 Agosto 2009 a las 1:30, paco dijo...

siempre he pensado que tienenes un lugar destacado en el olimpo del arte. ocupalo!


Pon tu propia imagen con Gravatar
El 6 Enero 2011 a las 18:50, Hidalgo dijo...

Lope es un gran artista . su iteligencia plástica es contemporánea.


Pon tu propia imagen con Gravatar
El 6 Enero 2011 a las 19:58, Hidalgo dijo...

En el comentario anterior quiero decir inteligencia.



Comenta este artículo :

A tener en cuenta: Los comentarios fuera de tono o inapropiados serán editados o borrados. Las direcciones de correo nunca serán publicadas. Ten también en cuenta que los campos marcados con * son obligatorios.







Buscar 
bar

 

pregúntanos

A dónde ir, qué ver, qué comer... PREGÚNTANOS.
ayuda

 

AGENDA
CULTURA
NEGOCIOS
EXPLORA
SOCIEDAD
SERVICIOS
Tertulia Andaluza S.L. 2019 © Todos los derechos reservados. Aviso Legal. Tertulia Andaluza Web Design