REGÍSTRATE | SUSCRIBETE | english


Rafael Robles Rafatal

Único e inclasificable. Así es Rafael Robles ‘Rafatal’. Su pelo morado y sus anillos a juego con la melena describen su extravancia pero también delatan que debajo de tanto punk se esconde un talento irreverente. El productor, guionista y director malagueño se deja llevar por el género policiaco y presenta Los minutos del silencio en el Festival de Cine Europeo de Sevilla 2010.


Por:  Cristina Dorador
 Enviar a un amigo Cerrar X 

¡Corre la voz!

  *Email de tu amigo:
  *Tu nombre:
  Mensaje personal (opcional):
250 carácteres máximo.
 
No guardamos ni utilizamos estos datos para ningun otro uso aparte de mandar un enlace a este artículo a tu amigo.

Director de cine
Nació: en 1977 (Málaga)
Ubicación: Málaga
Destaca por: hacer de su primer largometraje una tv movie con la que recorre el mundo buscando premios
¿Sabías que? como si de un Hitchcock con el pelo de colores se tratara, Rafatal aparece en sus películas cuando menos te los esperas

Acaba de presentar su primer largometraje en el Festival de Cine Europeo de Sevilla. Rafael Robles ‘Rafatal’ se cambia de género para ofrecer un producto televisivo cien por cien consumible, policiaco y amoldable a cualquier sociedad. De hecho, su productora, Fatal Tormento, ya ha vendido los derechos de emisión a Dinamarca, acaban de ganar un premio en el Zoom Igualada de Barcelona y próximamente asistirá al festival de cine de El Cairo para probar suerte en el mercado oriental. El malagueño está encantado con su equipo, con el producto de su trabajo y con el éxito que este primer hijo en largo cosecha allá donde se presenta.

En una de las salas del Casino de la Exposición de Sevilla, sede y alfombra roja del festival, un torbellino negro y púrpura revoluciona la estancia con su llegada. En el núcleo de un enredo de carteles y dvds promocionales, el malagueño se presenta, contesta al teléfono y perfuma la estancia con su olor a champú desde sus 5 ó 6 centímetros de plataforma. Como al son de una canción de Fangoria, el Rafatal parece moverse al ritmo de su idolatrada Alaska. Todo movimiento, todo vitalidad.

SimpleViewer requires Macromedia Flash. Get Macromedia Flash.
This is a WPSimpleViewerGallery


P. ¿Con qué se va a encontrar el espectador cuando se disponga a ver esto que llamas tv movie?

R. Los minutos del silencio es un drama policiaco sobre mentiras y verdades. El espectador va a encontrarse con siete realidades diferentes de un mismo hecho. La muerte de un hombre en extrañas circustancias es el nexo de unión de todos los personajes que interactúan según sus conveniencias y necesidades. El miedo personal se cebará con todos ellos, y muy especialmente con Joaquín, un periodista enviado al pueblo donde se desarrolla la historia para investigar la extraña muerte. En definitiva, el guión nos enseña que no hay una verdad absoluta, sino que cada persona tiene su propia verdad.

P. ¿Qué se le pasa por la cabeza al director de su primer largometraje cuando su proyecto está terminado?

R. Para mí y para mi equipo éste ha sido un gran cambio. Desde mis inicios he hecho de todo (videos institucionales, videoclips, cortometrajes,…) pero en esta ocasión, no sólo probábamos con un formato nuevo, sino que también hemos cambiado de registro. Casi todo lo que he hecho a lo largo de mi carrera ha sido comedia. Se trata de un género maravilloso y que me ha aportado muchas alegrías pero, en esta ocasión, decidí girar el rumbo y dirigirme hacia contenidos más dramáticos. Al final el cambio nos ha gustado tanto que los próximos proyectos también versarán en torno al thriller y el drama.

P. Sevilla está siendo la sede del cine europeo en estos momentos pero, si miramos un poco hacia dentro, ¿cómo ves el cine en Andalucía?

R. En momentos tan complicados como éste debemos mirar lo que se ha hecho y sus posibilidades de negocio dentro de lo audiovisual para saber qué tenemos que hacer ahora. Aún así, debemos tener una cosa muy clara: las grandes ideas de la gente creativa se van a seguir sacando adelante. La producción audiovisual no se va a parar. La creatividad y la capacidad de guionistas, realizadores, directores y, por supuesto, productores, los compromete con el audiovisual andaluz.

Tenemos que aprovechar el hecho de que hemos estado de moda estos años en muchos lugares y que, de alguna manera, eso nos ha permitido abrir una ventana al mundo. Debe haber un compromiso por parte de los productores de hacer películas con una vocación internacional, algo que todo el mundo entienda y comprenda, pero contado desde el prisma y desde el tono que te da la región en la que vives.

P. Pero para hacer películas hace falta dinero. ¿Como se sobrelleva el recorte de subvenciones?

R. Está claro que el freno y el receso económico en el que nos encontramos no va a permitir que la gente deje de crear historias. Quizás los procesos para leventar una idea sean más difíciles y más largos, pero no creo que vaya a acabar con la producción. La cultura es un bien público. El ciudadano tiene derecho a ella al igual que a la sanidad o a la educación. Por tanto, es un derecho que no se puede mermar y confío en que las instituciones sean conscientes de esa responsabilidad.

P. Eduardo Velasco, Antonio Dechent, Alberto Ferreiro, Fele Martínez,… En tu película vemos muchas caras conocidas del cine pero también de la televisión. Ya me has hablado del cine. Dime ahora qué crees que va a ser de este medio tan criticado y amado a partes iguales.

R. La televisión es el futuro porque en su mano está gran parte de la producción tanto para cine como para televisión. Es fundamental. Las tv movies son un producto televisivo creado por actores y productores que han trabajado para cine. Está claro que existe un lenguaje común, que es el audiovisual, pero también existe un lenguaje específico para sala y otro para la tele. No es lo mismo sentarte delante de una pantalla de 30 metros cuadrados que relajarte ante un aparato de 30 o 40 pulgadas. En casa uno no apaga el móvil, no deja de abrir la puerta, no se envuelve en la oscuridad de una sala. Eso ya crea un condicionante a la hora de hacer películas.

Además, la televisión es indispensable porque permite la ampliación de los mercados. Vendiendo y comprando derechos de emisión este medio exporta el producto a medio mundo. Es el mejor método que existe para que tus peículas puedan ser vistas por todos.

P. Nos encontramos en un festival de cine procedente de toda Europa. Es difícil destacar aquí con decenas de películas en cartel pero, ¿qué hace diferente al cine español frente al resto de cine europeo?

R. El cine español tiene una marca de identidad muy característica pero también es cierto que Europa está construyendo una identidad comunitaria que nos incluye a todos. Cada vez es más frecuente que las parrillas de televisión se rellenen con producción cinematográfica europea, algo que hasta hace poco era territorio exclusivo del telefilm norteamericano. La tv movie europea está en alza. La existencia también de ayudas, procedentes de la Comunidad Europea, hace que las películas televisivas se piensen ya para su explotación en toda Europa.

Lo que tenemos ahora aquí, en Sevilla, demuestra que el cine y la producción hecha para televisión hoy más que nunca es un producto que se puede consumir transnacionalmente. Eso no quita que nuestro cine tenga una identidad muy fuerte, mostrando la vida de personas que viven en un entorno geográfico concreto pero con una historia tan universal que se puede contar a miles de kilómetros de distancia.

P. ¿Y para cuándo el cine europeo podrá competir con el norteamericano? ¿Conseguirá alguna vez lo nuestro robarle el protagonismo?

R. Ahora mismo la verdad es que sólo somos una anécdota, y ya no sólo a nivel cinematográfico, sino a todos lo niveles. Hay gente que no sabe dónde está España. Pero poco a poco las miradas se están volviendo hacia aquí, gusta lo que estamos haciendo. Almodóvar, Aranda, Médem o Amenábar han ido marcando las pautas en la internacionalización de las películas.

Por otro lado, es cierto que cada vez existen más festivales que destacan el cine de otros lugares. Todo el mundo sabe ya qué es el cine asiático, el cine sudamericano o el cine de Bollywood. EE.UU sigue copando las carteleras de todas las salas, pero algo está cambiando. El público empieza a mirar otro cine, otra forma de crear y producir cultura.

P. ¿Qué será de Rafatal en el futuro?

Tenemos dos proyectos pendientes de confirmación. Por lo pronto puede revelarte que vamos a continuar con este género que tanto nos ha gustado. Estamos a punto de cerrar un guión para televisión, un thriller con mucho suspense, acción e incluso terror. Será una película que tratará un tema muy actual e interesante, por lo que esperamos que podamos llevarlo a cabo y compartirlo muy pronto con todos.

Vídeo


Enlaces





0 comentarios.


Comenta este artículo :

A tener en cuenta: Los comentarios fuera de tono o inapropiados serán editados o borrados. Las direcciones de correo nunca serán publicadas. Ten también en cuenta que los campos marcados con * son obligatorios.







Buscar 
bar

 

pregúntanos

A dónde ir, qué ver, qué comer... PREGÚNTANOS.
ayuda

 

AGENDA
CULTURA
NEGOCIOS
EXPLORA
SOCIEDAD
SERVICIOS
Tertulia Andaluza S.L. 2019 © Todos los derechos reservados. Aviso Legal. Tertulia Andaluza Web Design