Tertulia Andaluza Versión para imprimir print Imprimir

Ricardo Texidó

“Soy un melómano profesional”. Así se define este rey de la música malagueña, que cuenta en su haber con la fundación de bandas tan míticas como Danza Invisible. Ahora inicia carrera en solitario con Duality, mientras sigue capitaneando el barco de Antena Music, su discográfica.

Por: Lakshmi I. Aguirre

Músico y productor
Nació: en 1963 (Córdoba)
Ubicación: Málaga
Destaca por: su interminable carrera musical
¿Sabías que? tocará el 04/11 en el Echegaray

Cualquier libro sobre la música malagueña que se precie, debe mencionar a este mulfacético artista en sus primeras páginas. Y eso que es de sangre cordobesa. Fundador de la new wave de la capital malacitana, miembro activo de la ‘movida’ de los ochenta, piedra angular de bandas tan importantes como de la mítica Danza Invisible, Ricardo Texidó escribe, compone, toca y produce su propia música y la de otros talentos bajo el sello de su discográfica Antena Music.

“Ahora es mi mejor momento, cuando he desaprendido lo justo y he reciclado lo que me interesa mostrar”, declara, a la espera de la llegada de su disco en solitario, Duality. Hablamos con el diablo al que muchos artistas venden su alma.

P. ¿Qué ha cambiado en la música de Ricardo Texidó desde los ochenta?

R. Espero haber aprendido nuevas formas, estilos y sonidos. Malo sería si no hubiera cambiado, aunque hay solistas y grupos que repiten una fórmula siempre y así mantienen a sus fieles. Me he enriquecido de muchos grupos y solistas que me influyen porque los encuentro especiales o interesantes.

P. ¿Cómo comenzaste en la música?

R. Empecé haciendo canciones gracias a un pequeño libro de acordes con una mujer vestida de gitana y guitarra en mano. En mi casa y en casa de mi abuela se respiraba cultura y música. Mis tías, al contrario de lo que se piensa por la época de la que hablo (años 60), trabajaban, y además en la Voz de Andalucía de Córdoba, así que yo he escuchado los singles de esa época flotando en el ambiente.

P. Pop, rock, blues, new wave… ¿Por dónde empezó Texidó?

R. En casa se escuchaba música británica, americana, francesa, italiana y española. Mi padre fue la influencia de música clásica y del jazz del bueno, como Armstrong, Duke Ellington, Count Basie, etc. Así que mis raíces son variopintas. Después yo añadí grupos y solistas contemporáneos como The Beatles, The Kinks, The Hollies, Simon y Garfunkel, Elvis Presley, Crosby, Stills, Nash & Young para pasar después a Led Zeppelin, Deep Purple, Genesis, Pink Floyd o Queen. A finales de los 70 fui abducido por el punk y la new wave en todas sus vertientes: pop, tecno-pop, siniestro, new romantic y me empapé de todas ellas. Desde los 80 hasta ahora me ha marcado mucha gente nueva. Es necesario estar al día y yo lo intento. Radiohead, Placebo, The Arcade Fire, Belle & Sebastian, Coldplay, Air, Royksöpp, Jay Jay Johansson… Puedo seguir un buen rato. ¡Soy un melómano profesional!

P. Dicen que eres el fundador de la new wave malagueña.

R. Javier Ojeda en su extenso y gran libro sobre la música en Málaga (Una historia del pop malagueño (1960-2009)) me erige como iniciador y catalizador de las primeras corrientes musicales innovadoras, así como que bebiendo de fuentes extranjeras ‘inventé’ y promoví esas músicas y estéticas tan raras que tanto chocaban a la gente en esa época. Después muchos se subieron al carro.

P. Uno de los grandes grupos de tu currículum son Danza Invisible.

R. Fundé la banda en Torremolinos junto a Chris Navas y Manolo Rubio. Pero hice un esfuerzo por quitarme de cantar y tocar la batería a la vez, y empujé y convencí literalmente tanto a Javier Ojeda para que se hiciera cantante de Danza (él no había cantado antes con ningún grupo) y a mis compis para que lo admitieran en el grupo, ya que ellos querían que yo siguiera cantando y Javier no les molaba demasiado… Javier era amigo y fan, como él mismo se declara, de mis grupos en Málaga (como Sociedad Anónima o Cámara, junto a Conde). Venía a mis conciertos y bailaba como un poseso hasta desfallecer.

P. ¿Cómo pasaste de formar parte de un grupo a producir a otros músicos?

R. Después de mi separación de Danza, fundé Clannatura. Tuvo buena aceptación pero el grupo duró poco. Decidí irme al campo a comprender y aprender de la naturaleza y de la vida fuera de la vorágine capitalina. Después volví a Torremolinos para grabar y producir a diferentes artistas y cantautores internacionales en mi pequeño estudio.

P. ¿Qué te llevó a tocar blues con la Lito Blues Band?

R. En 2005, Lito, el gran guitarrista de blues, me propuso tocar con él. Le dije que no tenía mucha idea de tocar blues a la batería, pero me dijo que con los ensayos lo iríamos solventando. Me encanta tocar con él. Es puro gusto y energía. Un maestro sin duda. Si fuera de Wisconsin sería mundialmente conocido y le haríamos reverencias.

P. En Duality prometes música electrónica y pop, y sumergirte en el papel de crooner. ¿El disco ha llegado a ser un trabajo de alquimista?

R. Siempre hay algo de alquimia al mezclar sonidos acústicos y electrónicos, me encanta investigar y procesar sonidos… No tengo reparo en desvirtuar el sonido normal de un instrumento si me parece que el resultado es el que me gusta para esa canción en particular. Es un disco muy heterodoxo y heterogéneo, pero con el nexo de unión de mi voz, aunque también ahí puede despistar ya que alguna la canto más dulce y casi en falsete, y otras con mi voz más rotunda y cruneriana. Quizá otro dato de distinción en Duality es que he basado la composición en pocos acordes y en un cierto minimalismo. Además, muchos de los arreglos y melodías de voz son improvisaciones grabadas a la primera o segunda toma. Considero que es una obra casi impresionista dentro de que cada canción tiene la decoración que creo que merece, sin intentar homogeneizar estilos, arreglos o sonido. Esto lo hace más atractivo que si ya sabes cómo va a sonar o el estilo de las siguientes canciones. También es más arriesgado pero, ¿quién dijo miedo?

P. Nunca te ha faltado la buena compañía en los escenarios. Ahora tampoco con Conde o Aurora Quitero. ¿Será que tú eres la buena compañía para los demás?

R. No es fácil trabajar conmigo ya que soy muy estricto y anglo-germánico en mi forma de trabajar. Me gusta ser serio en la puntualidad y en el trabajo, hacer algunas bromas para distendir pero en la fiesta en el bar o en la calle, no en el trabajo. Soy un profesional y me debo a ello. Cuando me involucro en un proyecto pongo toda mi pasión y energía. Y cada concierto quiero que sea el mejor, por respeto al público y a mis compañeros.

P. ¿Ser parte de la historia musical de Málaga ejerce una fuerte presión ante las expectativas del público?

R. No. Mi presión es que salgan los arreglos, la interpretación y el sonido como yo lo imagino y siento. El público es libre de esperar esto o lo otro. Duality gustará o no, pero no pasará desapercibido al que lo oiga… Aunque en este vertiginoso mundo de la ‘multiinformación’ a la velocidad de la luz, todo es terriblemente efímero.

P. ¿Qué definía a aquella nueva ola malagueña?

R. La valentía de comunicar sin ser un virtuoso o un académico de la música. El epatar, llamar la atención, atreverse a ser raro o hacerse el raro para llamar la atención. El cambiar un panorama musical triste y obsoleto. Fue una revolución que en paralelo al cambio político y social, se convierte en irrepetible y absolutamente nostálgico para muchos. Yo no lo soy, aunque guardo muchos recuerdos locos, gratificantes, buenos y divertidos en general.

P. ¿Queda algo más que su espuma en la actualidad?

R. ¡Claro que sí! No sólo el sonido y la estética de la movida española, sino la new wave y músicas alternativas de todo el mundo están de moda en la actualidad internacional aunque reformadas, revestidas o retocadas. Miles de grupos actiuales como Franz Ferdinand, Arcade Fire, The Killers han bebido de las fuentes de los 80. Y como yo digo, éste es un efecto concatenado, ya que si observamos la mayoría de los grupos ‘de los 80′ nos damos cuenta de que ¡empezaron en los 70! Roxy Music, Talking Heads, The Police… e infinidad de ellos. Después está Bowie, que siempre está, y ¡normalmente marcando tendencia en otros más jóvenes que él!

P. Tienes en tus manos todo el proceso musical. ¿En qué etapa Ricardo Texidó es más él mismo?

R. Creo en el presente como única realidad tangible, así que ahora es mi mejor momento, cuando he desaprendido lo justo y he reciclado lo que me interesa mostrar.

P. Los discos ante el directo. La crisis y las descargas están obligando a los músicos a salir a la calle. ¿Hay una buena oferta de salas y circuitos en Andalucía que den respuesta a esa necesidad?

R. Hay de todo. Hay muchas nuevas salas. Málaga sufre tal eclosión que hay días en que ocurren tres o cuatro conciertos a la vez. Falta un poco más de organización entre los programadores (ayuntamiento, diputación o privado) y necesitamos mayor implicación del público autóctono para con sus nuevos artistas … A veces el pueblo es mucho más conservador y tradicional que sus ideas políticas. Nos queda mejorar en nuestra democracia y en nuestra modernidad cultural para no vivir del pasado, siempre respetando y cuidando al flamenco y a las tradiciones ancestrales. Que se sea andaluz y de Córdoba como yo, ¡no significa que tenga que cantar flamenco o que sea torero! Respetando al máximo tan nobles artes.

P. ¿Qué busca en la actualidad una discográfica?

R. El primer ideal de Antena Music, a la que yo represento, es comunicar, transmitir y fomentar las nuevas propuestas musicales que vemos interesantes y enriquecedoras por su personalidad. Mantenernos como empresa cultural ya es un logro. El disco es un objeto de culto y casi sólo se usa como tarjeta de visita del grupo y de la compañía. Es el peor momento económico de la industria musical, y como en otras cosas, especialmente en España y en Andalucía. Así que buscamos trabajar mucho por nuestros grupos o solistas. Tenemos un caldo de cultivo variado y de gran calidad en Málaga. Nosotros tenemos en nuestras filas a Santos de Goma [1], Thalia B & Electrochic Club, Stone Pillow, Maydiremay, La Cena, Model Monroe, Severine y Boreal Soul System.

P. ¿Cuáles son los proyecto de Antena Music para 2011?

R. Estamos promocionando el disco Canciones de niebla de Santos de Goma [1] y en breve al de Stone Pillow, que son la caña del indie pop. Junto con Duality, en eso vamos a trabajar a tope en 2011, ¡si el público quiere y la crisis nos da tregua!

P. ¿Qué esperas de esta nueva aventura musical?

R. Seguir haciendo lo que me gusta y lo único que se hacer dignamente. Escribir, componer, tocar y cantar, producción de sonido, conciertos, discos y seguir investigando en la música de ayer y de hoy y en todas las posibilidades tecnológicas que nos ofrece la ciencia moderna.


Enlaces dentro del artículo


[1] Santos de Goma: http://www.tertuliaandaluza.com/cultura/santos-de-goma/

URL: http://www.tertuliaandaluza.com/sociedad/gente/ricardo-texido/

http://www.tertuliaandaluza.com/sociedad/gente/ricardo-texido/ - tertuliaandaluza.com © Tertulia Andaluza S.L. 2009