REGÍSTRATE | SUSCRIBETE | english


Reseña: La hoguera del capital

Vivimos rodeados por la crisis. La que experimentamos día a día, y la que nos retransmiten minuto a minuto los principales medios de comunicación. Un panorama lúgubre, en el que resulta difícil encontrar la pausa para pararnos a pensar dónde estamos, quiénes nos han traído hasta aquí, y dónde está la salida.


Por:  Roberto Castiñeira
 Enviar a un amigo Cerrar X 

¡Corre la voz!

  *Email de tu amigo:
  *Tu nombre:
  Mensaje personal (opcional):
250 carácteres máximo.
 
No guardamos ni utilizamos estos datos para ningun otro uso aparte de mandar un enlace a este artículo a tu amigo.

Cómpralo onlinePincha aquí si quieres comprar este producto
Autor: Vicente Verdú
Editorial: Temas de Hoy
Año: 2012
Nacionalidad: española
Destaca por: ser Premio V Edición Temas de Hoy “al mejor ensayo de amplio alcance conectado con las necesidades y el estilo de vida contemporáneo”

El sociólogo Vicente Verdú nos habla de ‘la gran crisis’. Un monstruo creado y alimentado por fuerzas oscuras, frente al que los poderes tradicionales se confirman impotentes, y sobre cuyo devenir tratan las páginas de La hoguera del capital.

El libro recoge la versión oficial de los orígenes de esta crisis (hipotecas subprime, productos financieros tóxicos, quiebras bancarias, problemas de financiación de los estados, etc.) y avanza un paso más al plantear que “la baja calidad ha cundido por todas partes. Y no solo en los objetos y los productos financieros. Las personas han bajado de calidad: no son malas personas necesariamente, solo son de baja o de bajísima calidad. Se comportan sin cumplir la palabra dada, mienten en todos los ámbitos, institucionales o no, mienten en los bancos, en los periódicos, en los discursos, los confesionarios y en las promesas de amor”. Un horizonte que nos sitúa ante una debacle que, además de financiera, es social y cultural.

SimpleViewer requires Macromedia Flash. Get Macromedia Flash.
This is a WPSimpleViewerGallery


Su informe de situación es desalentador: agencias de calificación que actúan de manera interesada poniendo en riesgo a países enteros, gobernantes que se muestran incapaces de tomas medidas coherentes o simplemente llevar a cabo aquellas que acordaron, familias con brechas digitales entre hijos hiperconectados y padres ajenos a los nuevos medios, jóvenes que viven bajo el dictado de los videojuegos frente a un sistema educativo que se mantiene anclado en los métodos y formas tradicionales, y –sobre todo– un sistema democrático en el que los ciudadanos se ven limitados a mero papel de votantes cada ‘X’ número de años.

Así, en opinión de Verdú, “la moda de los zombies, que en los últimos años ha ido creciendo en los cómics, en las series de televisión o el cine, es reflejo de los muertos/vivos que ocasiona la destrucción de puestos de trabajo, la pérdida de referencias y sentido, el paso de millones de personas tratadas como basura y deambulando sin rumbo fijo… Nunca existió un serial tan detallado de un período decadente. Un extraordinario espectáculo gore”.

Un abismo a la vuelta de la esquina del que es posible alejarse por la utopía. Frente a la partición de poderes, que en su día planteó Maquiavelo, la solución puede encontrarse ahora en “una constelación de poderes que podría ser posible a través de las participaciones directas y diversas en el ámbito de la red. Las redes sociales están potenciando la participación y el compromiso de las personas que empatizan en crear un entorno más eficiente y justo. Además de contar con mayores recursos para ser creativos”. Se trataría de plantear pequeñas comunidades cívicas como alternativa a los grandes conglomerados políticos o empresariales. Frente a las redes competitivas (mercados), redes creativas.

En opinión de Verdú, “la sociedad actual tiene necesidad de mediadores, pero sólo de aquellos que multiplican su valor. En lugar de elegir partidos, cuya ideología actual no significa apenas nada, se eligiera entre profesionales que se propusieran como candidatos a través de programas bien definidos en cada una de sus disciplinas, acabaríamos antes, y acabaríamos mejor”.

Un mundo en el que “nada será igual y éste es el momento de hacer efectiva la humanidad, ya sea a través de la igualdad contra la desigualdad, de la solidaridad frente a la desconfianza, de la libertad frente al miedo, y del tecnicolor frente al pensamiento monocromo… No es el fin de la Historia, sino el principio de Otra Historia. Una historia inédita que mediante la metamorfosis llevara a un porvenir más saludable y empático, mas cariñoso, complejo y vecinal”.

Una utopía ante la que “you may say I’m a dreamer, but I’m not the only one” como imaginaba John Lennon o, por la que luchar. Aunque insistan en mostrarnos que la opción neoliberal de los recortes en derechos y prestaciones son la única opción, Hay alternativas.


Bibliografía


Estos títulos relacionados con Reseña: La hoguera del capital pueden interesarte.



2 comentarios

Pon tu propia imagen con Gravatar
El 13 Abril 2012 a las 16:43, capitán trueno dijo...

¡Creatividad contra la Crisis!
¡Solidaridad contra la Desigualdad!
¡Desprecio a los corruptos!
¡Compromiso, confianza, optismo contra los agoreros!
¡Saltemos las olas!


Pon tu propia imagen con Gravatar
El 30 Abril 2012 a las 9:32, Jacinto dijo...

Parece que si, que van surgiendo alternativas. En Italia ahora está la “antipolítica”. Demagogia para algunos, alternativas para otros…
http://internacional.elpais.com/internacional/2012/04/29/actualidad/1335723747_754180.html



Comenta este artículo :

A tener en cuenta: Los comentarios fuera de tono o inapropiados serán editados o borrados. Las direcciones de correo nunca serán publicadas. Ten también en cuenta que los campos marcados con * son obligatorios.







Buscar 
bar

 

pregúntanos

A dónde ir, qué ver, qué comer... PREGÚNTANOS.
ayuda

 

AGENDA
CULTURA
NEGOCIOS
EXPLORA
SOCIEDAD
SERVICIOS
Tertulia Andaluza S.L. 2019 © Todos los derechos reservados. Aviso Legal. Tertulia Andaluza Web Design